jueves, enero 31, 2008

¿Qué tienen en cómun Francisco Camps y Luis Aragonés?

¿Qué pueden tener en común el presidente de la Generalitat Valenciana y el seleccionador español de fútbol? ¿Qué pueden tener en común un dirigente político y un entrenador de fútbol? ¿Qué pueden tener en común Francisco Camps y Luis Aragonés? Muy sencillo. Tienen en común una fobia absoluta a los medios de comunicación, una aversión a todo aquel que le lleva la contraria, un malestar inmenso cuando les hacen preguntas que no quieren contestar y una desfachatez absoluta a la hora de esquivar las responsabilidades que llevan aparejadas sus respectivos cargos. Sobra decir que la situación es mucho más grave en el primer caso, pero ambos son muy similares.

Ayer, Caiga quien caiga (no es el mítico Caiga quien caiga, pero de vez en cuando acierta mucho en sus contenidos) emitió un reportaje sobre Camps. Decían que lleva más de un año sin someterse a una rueda de prensa, limitando así la libertad de los medios de comunicación y privando a los ciudadanos valencianos de las necesarias y obligatorias explicaciones de su presidente. No quiere hablar de sus relaciones con Zaplana, no quería hablar del accidente del Metro y de la comisión parlamentaria que lo investigaba, no quiere hablar de los miles de chavales valencianos que estudian en barracones... Eso es un desprecio a los medios y también a los ciudadanos.

En su día aplaudí el compromiso formal de Zapatero de someterse al menos a una rueda de prensa abierta a cualquier cuestión cada seis meses. Me pareció insuficiente, pero un paso en la buena dirección. Ojalá todos los presidentes autonómicos hicieran lo mismo para avanzar en ese camino positivo. A mí me parece gravísimo que un presidente de una comunidad autónoma sólo hable a los medios de comunicación cuando le interesa políticamente y que evite sus preguntas cuando no tiene interés en responderlas. Pero los valencianos sabrán, que para eso le han dado una mayoría absoluta hace menos de un año.

Voy a por el segundo personaje. Hace un par de noches, Luis Aragonés montó el enésimo escándalo público. Fue en Onda Cero, donde se enfrentó de forma descarnada con el periodista Alfonso Azuara. El seleccionador se puso a pegar gritos a Azuara y a llamarle "mentiroso" y "cobarde" a grito pelado cuando éste le pidió que dijera los verdaderos motivos por los que no convoca a Raúl. Qué forma de perder los papeles... Hace no tanto tiempo, Luis aseguró que no iba a contestar a los profesionales de la información y que iba a suspender todas sus ruedas de prensa.

Ésta en Onda Cero es la enésima polémica de un hombre que no merece el puesto de seleccionador, tanto por su comportamiento fuera del campo como por sus resultados deportivos. Estoy cansado de que la selección española sea la mejor siempre en años impares, cuando no se juegan competiciones, sólo clasificaciones frente a Letonia, Malta, Chipre y Luxemburgo. Y estoy cansado de un entrenador que no cumple su palabra (prometió dimitir tras el Mundial si España no pasaba de cuartos, como así fue) y que aprovecha cualquier ocasión para arremeter contra el mensajero.

Y en este post, toca hablar de un tercer personaje: Miguel Ángel Rodríguez, quien fuera el primer portavoz del Gobierno Aznar y es hoy colaborador habitual de numerosas tertulias.

Anoche estuvo en 59 segundos. Apareció provocando, riéndose de la aparición de José Luis Rodríguez Zapatero en el programa Los Desayunos de TVE. Aunque nada tenía que ver con el tema del que se estaba hablando en ese instante, continuó lanzando una provocación. Pidió que si alguna vez caía en manos del doctor Montes "y sus secuaces" llamáramos a la Policía. Y después se fue acalorando hasta que, durante el turno de Isaías Lafuente, repitió en numerosas ocasiones: "¡Nazi!", en alusión a ese mismo doctor Montes.
-
Yo no daba crédito. Pensaba incluso que le estaba entendiendo mal. Pero no, estaba llamando "nazi" a Montes con un odio en la cara que era como para verlo. Cuando Ana Pastor, presentadora y subdirectora del programa, le exigió que no lanzara insultos contra personas que no estaban en el plató y, por tanto, no se pueden defender, aseguró que "nazi" no es un insulto, sino "un adjetivo descriptivo".
-
Y, claro, uno se pone a reflexionar. Ya me parece bastante perverso que Miguel Ángel Rodríguez actúe como periodista con todo el bagaje político que tiene a sus espaldas y que se permita el lujo de entrevistar a gente como Eduardo Zaplana, ex miembro del mismo Gobierno del que él formó parte, queriendo dar a veces una falsa pretensión de ecuanimidad. Pero que encima quiera dar lecciones de moralidad después de haber llamado a alguien "nazi" me parece sencillamente vergonzoso.
-
Sinceramente, creo que TVE y 59 segundos debieran replantearse la presencia de Miguel Ángel Rodríguez en el programa. No por ser de derechas, no. No por defender al PP, no, que seguro que es lo que él pensaría. Ayer estuvieron otros dos periodistas que defendían a Rajoy y compañía. Pero lo hicieron con corrección y educación, sin insultar a nadie. Miguel Ángel Rodríguez sobra en cualquier tertulia porque no muestra respeto. Y sin respeto, es imposible debatir.

3 comentarios:

Silvia dijo...

Yo también vi ayer lo de MAR cuando decía lo de "Nazi", y tampoco me lo podía creer, pensé que estaba oyendo mal, pero no, a ese punto llega el "gilipollismo" de este hombre...
Y es verdad que el programa debería hacer algo con este personaje, porque ayer ya se pasó tres pueblos.

Y lo de Aragonés, sin comentarios... yo estoy deseando que pierda la selección siempre a ver si le echan ya de una vez.

Bss.

maty dijo...

No soporto a Luis Aragonés. Y no es, como podría pensarse, porque no lleve a Raúl a la selección en contra de lo que quiere la mayoría del país (yo soy fan incondicional de Raúl). Es x eso, x lo k cuentas en tu post y x miles de cosas más... nunk lo he soportado y no se k hace en ese puesto, k le keda enorme.
Lo otro no lo vi, xro desde luego si fué así, menuda forma de debatir!! = al programa le conviene pk monta gresca, nunk se sabe...

Besiñoss

Reverendo Pohr dijo...

Como bien dices, a Camps lo deben valorar los valencianos, pues es su principal representante político en la Comunidad.

Luis Aragonés chochea un poco. Lleva muchos años en esto del fútbol y no puede evitar ser un cascarrabias cuando le apretan un poco. ¿Es el perfil adecuado para la selección? Quizá no, pero si han confiado en él hasta después de la Eurocopa, pues a tragar. También creo que hay mucho periodista que le gusta sacar esa vena gruñona: forma parte del espectáculo.

Eso sí, es muy cansino el tema de quien lleva y quien no. No entiendo tanto empecinamiento raulcentrista. Clemente prescindió en su día de Michel y Butragueño y la prensa madrileña no se emperró tanto con el tema. ¿Qué deuda existe con Raul, para que cierta gente esté dispuesta a cambiar de seleccionador para que vaya a la Eurocopa? Demasiado ruido por un solo jugador.

También considero que un invitado a un programa de TV debe comportarse o no repetir. En el caso de MAR, igual tendrían que hacerle el test de drogas... porque parecía fuera de si.