sábado, marzo 24, 2007

Intolerable boicot


Boicot. Hemos llegado al paso definitivo del PP en materia de libertad de prensa. Todos vimos lo que hizo con TVE en la nefasta etapa de Alfredo Urdaci (no está de más recordar que en aquellos días se condenó por primera vez al canal público a leer una rectificación pública de una información, la famosa ocasión en la que el ínclito Urdaci, hoy conocido humorista, dijo aquello de "Ce, Ce, O, O" para referirse a Comisiones Obreras). Todos recordamos la guerra que José María Aznar encabezó contra el Grupo Prisa cuando estaba en el Gobierno, con Telefónica de por medio y los derechos del fútbol televisado (no se me olvidará nunca ver a un ministro, Álvarez-Cascos, hablando del partido de los lunes en Antena 3 como "una conquista social"). Ahora los populares han dado un paso más y han anunciado un boicot al Grupo Prisa.

Boicot de hecho. Que nadie se engañe, que la actual declaración del PP lo único que hace es poner por escrito una situación que ya se parecía mucho a ese boicot. Como explica hoy en sus páginas El País, el PP ya ha rechazado numerosas peticiones de Prisa. José María Aznar se enorgulleció incluso de no atender a estos medios de comunicación, en especial a Iñaki Gabilondo cuando estaba en la SER, y no tuvo el valor de dar la cara cuando Luis del Olmo actuó con una profesionalidad intachable y le preguntó desde los micrófonos de Onda Cero por qué no le concedía una entrevista a Gabilondo. Acebes se niega a ser entrevistado por El País, Zaplana no ha contestado a una invitación vigente desde agosto del año pasado y Rajoy lleva tres semanas sin responder a una petición de entrevista. Y no olvidemos el boicot que, por ejemplo, han hecho los populares al programa de TVE 59 segundos.

Ofensas. Se siente el PP ofendido por las declaraciones de Jesús de Polanco, presidente de Prisa, en las que afirmaba que "hay quien desea volver a la Guerra Civil" y que la manifestación contra las medidas adoptadas por el Gobierno con el etarra De Juana Chaos "es el franquismo puro y duro puesto en imágenes de televisión". Exigen una rectificación inmediata y se equivocan. Si se sienten injuriados, que acudan a los tribunales, que es el camino previsto en ese Estado de Derecho con el que tanto se llenan la boca. Lo dicho por Polanco, por muy duro que suene, no deja de ser una opinión. A mí me parece excesiva alguna de las declaraciones de Polanco, pero también debe quedar claro que, por lo visto a través de este y otros blogs, tengo claro que el pensamiento de Polanco coincide con el de mucha gente.

Manipulación. Es la historia de siempre con el PP, una historia que ya me tiene bastante harto, como ciudadano y como periodista. Ellos pueden decir lo que quieran, pero si lo dicen los demás la ofensa es inaudita, histórica y sin precedentes en la democracia española. El PP convoca manifestaciones en las que se puede cantar alegremente "Zapatero terrorista", en las que se acusa al Gobierno de actuar a las órdenes de ETA, pero si alguien se atreve a dirigirles una ofensa, del calibre que sea, es que intentamos callar al Partido Popular. Ellos pueden torcer la historia a su gusto, hablar de la "entrega de Navarra", de la "excarcelación de De Juana", de la "legalización de Batasuna", todo eso como si fueran hechos consumados y probados. Pero los demás no tienen ese derecho. Algún día me pondré a recorrer hemerotecas en busca de los greatest hits de los dirigentes populares...

Libertad. Lo curioso es que todo ésto lo desata la opinión de Polanco. Insisto, la opinión. No es lo mismo la opinión que la información, por mucho que gente como Isabel San Sebastián o Federico Jiménez Losantos la mezclen continuamente para sus fines. No, son cosas distintas. Las opiniones son libres y su límite está en los derechos de los demás. Las informaciones, los hechos, tienen que ajustarse a la verdad y a los hechos. Y todos sabemos que el PP va propugnando cosas que después los hechos o incluso los tribunales desmienten. ¿O es que alguien cree que el silencio mediático de los portavoces populares con respecto al 11-M se debe a otra causa que no sea que en el juicio se está desmontando todo atisbo de la conspiración que han defendido desde marzo de 2004?

Respeto. El PP ha salido en repetidas ocasiones en defensa de algunos medios de comunicación. Repito, de algunos, sólo de algunos, porque para el PP hay profesionales de primera y profesionales de segunda, igual que hay manifestaciones de primera y de segunda. La Cope o El Mundo son, para los populares, medios muy dignos que siempre dicen la verdad. Los de Prisa son, como se decía en otra época, el Imperio con el que hay que acabar. Eso, y su gestión de los medios públicos cuando gobierna (ya sea desde Moncloa o desde las administraciones regionales, que en Madrid tenemos el placer de sufrir Telemadrid), demuestra que el PP no cree en la libertad de prensa. Cree que los medios son una forma de difundir su propaganda. Y sólo los periodistas afines son dignos de reconocimiento.

Cobardía. Mariano Rajoy no da la cara en situaciones importantes de verdad, y si entiende que lo de Prisa es tan grave tendría que haber sido él quien lo dijera. Mucho pedir a Zapatero que dé la cara, que comparezca en el Congreso por todo, que si no valen las explicaciones de un ministro o de la vicepresidenta, y luego nos encontramos ésto. Tuvo un mitin para censurar a Polanco y no lo hizo. Dejó que Gabriel Elorriaga leyera el comunicado en el que PP anuncia su boicot a Prisa. La mayor decepción de esta legislatura, desde todos los puntos de vista, es Rajoy. Quienes no entendimos a Aznar pensábamos que él podría ser capaz de otra cosa. Nos equivocamos.
-
Derechos. El PP tiene la costumbre de hacer suya la verdad absoluta. Sólo ellos tienen derecho a convocar manifestaciones. Si lo hacen los demás son pancarteros. Sólo ellos pueden utilizar símbolos de todos como el lazo azul o la bandera de España. Si lo hacen los demás, los están pervirtiendo. Sólo ellos tienen derecho a impulsar una reforma de los estatutos de autonomía o de la Constitución. Si lo hacen los demás, es que quieren cargarse España. Sólo ellos tienen derecho a enviar tropas al extranjero. Si lo hacen los demás es que nos están mintiendo sobre esas misiones. Sólo ellos tienen derecho a criticar a instancias judiciales. Si lo hacen los demás, es que no respetan las sentencias. Sólo ellos pueden hacer muchas cosas. Si las hacemos los demás es que queremos acabar con el PP. Y ahora parece que sólo ellos pueden opinar. Los demás se supone que debemos callarnos. Ni hablar. Eso no lo van a conseguir.
-
Unidad. Parece poco probable que esto suceda, pero todos los periodistas españoles deberíamos unirnos contra cualquier boicot. Y digo cualquiera, porque si el PSOE boicoteara a la Cope o a El Mundo mi opinión sería exactamente la misma (y por ejemplo discrepo de la decisión de los socialistas de rechazar invitaciones de Telemadrid). A mí no me basta con declaraciones o comunicados bienintencionados. Si el PP se dirige a "accionistas, anunciantes y clientes" de Prisa para comunicarles que no va a atender las convocatorias de este grupo de comunicación, lo que deberían hacer todos los periodistas es sumarse a Prisa. Si Prisa no puede solicitar entrevistas al PP, ningún medio debería publicarlas. Pero ya sé que es imposible, tranquilos, no me he vuelto loco.

9 comentarios:

Margot dijo...

Esta nueva salida de pata de banco del PP no es más que otro tirón para cubrir otra semanita y distraer la atención de lo verdaderamente importante, léase el 11M.

Cuando hace tres años el PP fue derrotado en las urnas, yo manifesté abiertamente lo que iba a ocurrir en este pais y la desconfianza que me producia Rajoy, a mi nunca me engañó. Quienes me conocen pueden dan fe de lo que estoy diciéndo. Entonces me llamaron exagerada y alarmista. No creo que lo sea y además voy a ir más lejos, como no salga un líder de derechas con cabeza, esto no ha hecho más que empezar.

Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que has escrito. De hecho, como eres más rápido, ahora tengo yo que tirar por otro lado para mi blog.

Ana dijo...

Estoy totalmente de acuedo con todo lo que dices, de hecho parece que me lees el pensamiento.
Pero qué podemos esperar a estas alturas del PP...Ya nada me sorprende...Me parece indignante que hayan hecho esto cuando en realidad la mayoría de las empresas de información están más de un partido que de otro (ya sabemos que la objetividad por mucho que queramos, no existe). Solo hay que ver el caso de la COPE...de esos no se quejan, no??Claaaaro, como son afines a ellos pues cómo se van a quejar...
En fin, el PP sigue en la misma tónica...

Un saludo

P.D: Me gusta mucho tu blog y cómo escribes

Øttinger dijo...

Francamente, no veo la gravedad del boicot del PP. Cada uno que haga lo que quiera o pueda. Además de estar de acuerdo con que sólo se trta de una formalización de la colaboración con El País o la SER, efectivamente, creo que para exigir rectificaciones que no se dan de manera voluntaria, están los tribunales (en caso de que te den la razón). El PP puede acudir a los tribunales, claro que resta escinificación al enfado.

Sprocket dijo...

Una vez más, la cúpula directiva del Partido Patético nos demuestra su pérdida de contacto con la realidad. No se qué clase de consejeros les proponen las directrices estratégicas a seguir, pero (a mi entender) se están ganando a pulso un puesto en las colas del INEM.

A lo largo de mi vida he podido asistir a las propuestas de diferentes “boicots”. Desde aquel “No consumir productos franceses” propuesto por dirigentes de la izquierda abertzale vestidos con polos de Lacoste y que se desplazaban en automóviles Peugeot, hasta el famoso “con Estatut, cava catalán no”. Y la verdad es que la teoría económica se empeña, a la larga, en demostrar la inutilidad de tales boicots, excepto desde un punto de vista testimonial.

Prensa y radio viven fundamentalmente de la publicidad. Y las empresas quieren que su “mensaje” llegue al mayor número de “oyentes-lectores” y, excepto en casos muy determinados, poco les importa la ideología del medio en el que se anuncian. Suele ser el medio, por coherencia, el que no admite cierta publicidad (pocos anuncios de cadenas de hamburguesas se ven en revistas de extrema izquierda). Sólo la publicidad institucional, su falta, podría causar algún “daño” a los medios afectados por el boicot, pero creo que dada su poca eficacia (la del boicot) no creo que será muy lesiva a medio plazo.

Por mi parte creo que esta tarde-noche me serviré una copita de cava (aunque prefiera el champagne) y le echaré un vistazo a “El Pais” mientras escucho algo de música en la “Cadena SER”. ¡Idiosincrasia que tiene uno!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Yo sí veo la gravedad, Ottinger, y creo que Sprocket ha dado en el clavo. El boicot del PP supone un ataque directo a la financiación del Grupo Prisa, puesto que el propio partido ha dicho que se dirige a "lectores y accionistas" del Grupo. El primer paso es que el PP retire su propia publicidad (ya lo ha hecho Esperanza Aguirre), pero ¿qué pasaría si todas las empresas vinculadas de alguna forma al PP hicieron lo mismo? ¿Qué pasaría si empresas ahora dirigdas por ex ministros (se me ocurren los nombres de Pío Cabanillas o Miguel Ángel Rodríguez), ex altos cargos o ex compañeros de pupitre (como lo fue Vilallonga de Aznar) hicieran lo mismo? Ahí ya tendríamos un compromiso serio para las cuentas de un medio de comunicación, seguro.
Y añado que la posición del PP es un ataque a la libertad de expresión, y eso también es grave. Rajoy y compañía pretende limitar el grado de crítica que se les puede hacer, pero al mismo tiempo aplauden, defienden y alientan las salidas de tono desde sus medios afines. Se quejan de que se les acuse de estar incluso buscando una guerra civil pero permiten que al rival político se le llame terrorista. Eso no es ser justo. Eso es peligroso y hay que ponerle coto.
Ana, muchas gracias por tus elogios. Yo también te sigo en tu blog, y espero que poco a poco vayas encontrando temas que te motiven para seguir escribiendo.
Margot, gracias también por tus elogios, pero que yo trate un tema no quiere decir que tu no puedas escribir de él, sólo faltaba. Si cuidas a diario tu blog seguro que la gente se pasa por aquí se acaba pasando también por el tuyo.

Pablo Lopez dijo...

En mi opinión ni el PSOE está gobernando bien, ni el PP está realizando una buena oposición. En mi opinión hay varios puntos de la política del PSOE que son más que discutibles, pero si el PP se hecha a las calles cada vez que le da la gana (incluso sin excusa, como en Navarra ¿cuando demonios dijo el PSOE que fuese a permitir la anexión de Navarra al País Vasco?

En fin, además Rajoy carece del suficiente liderazgo como para hacerse cargo del PP, todo puede pasar, pero creo que el PP perderá las elecciones y el puesto de Rajoy lo ocupará otro.

Con un poco de suerte Ciudatans en esas elecciones, aunque no consiga nada, demostrará que tiene futuro.

El caos del PP se muestra incluso en diarios como el ABC (que ya sé que algunos dicen que ya no es del PP y esas cosas) hace unos días Juan Manuel de Prada escribía un interesante artículo titulado "moral e idelaes cristianos" en el que muestra como el PP está utilizando la Iglesia y ésta se está dejando utilizar (y de Prada es católico reconocido)

Esto es todo, un saludo y un placer ver tu blog Juan.

Øttinger dijo...

jrm (perdona la abreviatura) ¿de verdad crees que Telefónica o El Corte Inglés dejarán de anunciarse en El Páis? La publicidad no sólo da de comer al medio, también lo hace a la empresa que se publicita, cuya supervivencia está por encima de las guerra políticas o mediáticas. Endesa ha dejado de salir anunciada en los medios próximos al G? o Telefonónica dejó de anunciar sus tarifas más baratas en El País con el lío de las acciones que denunciaban día tras día? y esto mismo se puede preguntar en los medios conservadores.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Ottinger, no hay problemas con uses mis siglas. De hecho, ese es mi nick en algunas páginas...
Lo que me da miedo es que crean que pueden conseguir esa reacción. De momento, ya han retirado campañas institucionales, demostrando que los alcades y presidentes autonómicos del PP piensan mucho más en su partido que en sus ciudadanos. Veremos si es sólo el comienzo de esta estrategia...

Øttinger dijo...

Si el PP retira sus campaña de propaganda de los medios PRISA como ha hecho Aguirre, muchos ciudadanos se quedarán sin conocer sus propuestas, y que yo recuerde, el que se presenta a las elecciones es el PP, así que...