jueves, marzo 15, 2007

Aprobado para tres años de gobierno socialista


Ya han pasado tres años de la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en las elecciones generales. Anoche, en 59 segundos, hicieron balance de esta etapa y pidieron a los contertulios que dieran su nota al Gobierno socialista. Desde el "muy deficiente" que le otorgó Isabel San Sebastián hasta el notable que le dio Luis Aizpeolea, todos dieron sus argumentos. ¿Mi nota? Un aprobado que no sólo se debe a la gestión del Gobierno, sino también a los problemas con los que ha tenido que lidiar.
-
Lo mejor. La retirada de nuestras tropas de Irak. La promesa era compleja de cumplir y se cumplió sin complejos. España no debía estar presente en Irak, no de esa manera, en base a mentiras y pruebas falsificadas, y salimos en cuanto pudimos. No me importa el precio que hubo que pagar en las ahora ya totalmente restablecidas relaciones con Estados Unidos. Digan lo que digan, el único problema que hay ya con Washington es que Bush no traga a Zapatero. Y es recíproco, seguro.
-
Lo peor. Pues yo diría, aunque parezca paradójico después de lo anterior, las relaciones internacionales. La verdad es que nos hemos buscado problemas en muchos sitios, dentro y fuera de la Unión Europea, en parte por la poca afición que tiene el presidente del Gobierno a dejarse ver fuera de España. Creo que Zapatero debería viajar más y crear menos conflictos con países amigos. El último ha sido con Argelia, por tratar de quedar bien con Marruecos. Aquí hay que mejorar bastante. Reconozco que Moratinos ha sido una de las decepciones de este Gobierno. Con un ministro de Asuntos Exteriores más fuerte, las cosas irían mejor. ¿Manuel Marín en la próxima legislatura si hay una nueva victoria socialista...?
-
Política social. Los puntos más fuertes del Gobierno han estado aquí. Han ampliado derechos (matrimonio homosexual), han creado normas de gran trascendencia (Ley de Dependencia, y si no, al tiempo) y han abordado asuntos bastante complejos (ley de igualdad, ley contra el tabaco, reformas para evitar la sangría en las carreteras). Bien es verdad que no se han atrevido a dar pasos en la lucha contra el alcoholismo juvenil, seguramente por las presiones de los empresarios del sector, pero aún así en este punto la nota es alta.
-
ETA. Un error muy grande, el de De Juana Chaos (voy a intentar no volver a escribir más sobre este individuo; la publicidad que le estamos dando es el mejor favor que se le puede hacer a este etarra). Un intento obligado, el de conseguir la paz. Todos los gobiernos han dado pasos en este sentido y éste no podía, no debía ser una excepción. Hubo fallos durante el proceso de diálogo, pero, como dijo Duran Lleida antes de que se iniciara ese diálogo, nadie puede culpar al Gobierno por intentarlo. Digan lo que digan, no hay pactos ocultos, no hay concesiones a ETA y Navarra sigue siendo parte de España.
-
Las reformas estatutarias. Tanta crítica que se ha oído cuando convenía a algunos, y resulta que España sigue en pie. Las reformas de los estatutos de autonomía, en lugar de verse como pasos lógicos en la evolución del Estado de las autonomías, se han utilizado como arma política. Los estatutos pueden y deben reformarse, y estos mismos textos contemplan sus mecanismos de reforma. Otra cosa es que no estemos de acuerdo con los contenidos, pero criticar las reformas es ridículo. ¿Os acordáis de que Cataluña se iba poco más o menos que separar de España con el Estatut? Ya nadie habla de Cataluña y nadie ve problemas. Curioso, cuando menos.
-
El problema a solucionar. Sin duda, la inmigración. Empieza otra vez el buen tiempo y seguro que volvemos a vivir en breve avalanchas de pateras y cayucos. Hay que acabar con eso como sea, o al menos mitigarlo. No sé si el Gobierno ha propiciado un efecto llamado como dicen, pero lo que sí está claro es que no ha sido capaz de poner freno a este complicadísimo asunto. También hay que poner el acento en cuestiones como la violencia contra las mujeres (es intolerable lo que está pasando; las medidas políticas no consiguen frenar esta sangría), los muertos en accidente de trabajo (¿por qué ningún Gobierno tiene el valor de acometer una reforma valiente que impida tantas muertes en el tajo?) o los accidentes en carretera.
-
PP. Es curioso que tengamos que analizar la actuación del PP para comprender la del Gobierno, cuando normalmente debería ser al revés, pero España es así. El PP ha conseguido que esta legislatura se quede a media. Ha boicoteado proyectos (como la reforma de la Constitución en cuatro puntos muy concretos a la que aspiraba el PSOE, y que, entre otras cosas, blindaría la situación del País Vasco y Navarra como comunidades autónomas en la Carta Magna; han dicho que no por decir no por sistema), se ha negado a formar parte de políticas de Estado, ha crispado la vida política, ha sacado a la gente a la calle (está en su derecho) por cuestiones cuando menos dudosas y ha instrumentalizado símbolos y colectivos sólo por su interés partidario. Ojalá los populares se libren de una vez por todas de Rajoy, Acebes, Zaplana... y Aznar. España lo necesita.
-
Vida parlamentaria. A pesar de toda esa crispación, que ha tenido su reflejo evidente en Congreso y Senado, es indudable que ha mejorado la labor de las instituciones parlamentarias. Poco, muy poco, pero ha mejorado. Hay que valorar los pasos, aunque sean pequeños. El control al Gobierno ha sido mayor (más respuestas por escrito, más preguntas de control incluso en el Senado, que Aznar apenas pisó, más comparecencias de ministros y del presidente que en anteriores legislaturas), se ha institucionalizado una cita como la Conferencia de Presidentes y el diálogo entre los grupos ha crecido. El Gobierno es hoy capaz de llegar a acuerdos con todos los grupos minoritarios, cosa que antes no sucedía. Falta el escollo del PP, pero ya se sabe que dos no bailan si uno no quiere.
-
Política económica. Tengo con la política económica de este Gobierno el mismo problema que con la de los anteriores ejecutivos del PP. Me cuentan que las cifras macroeconómicas van de perlas, que España es un país próspero, que se genera riqueza y empleo. Pero yo no percibo que todo eso llegue a los ciudadanos. A las grandes empresas sí, que todas, año tras año, anuncian beneficios multimillonarios, pero a la gente no. Es necesario que todo eso cambie. Conste, en todo caso, que yo no tengo ni idea de economía, pero esta percepción encaja con que casi todo el mundo considere continuista la política económica de este Gobierno.
-
Fracaso femenino. Que nadie piense que soy machista porque no lo soy, pero la paridad que Zapatero se impuso en su Gobierno (que no ha sido tal en los altos cargos, sólo en los ministros) ha sido uno de los fracasos de su política. La mayoría de las ministras no ha dado la talla (salvo por descontado a la vicepresidenta De la Vega, aunque en la legislatura parece que ha ido de más a menos) y, como reflejan las encuestas del CIS, son las menos conocidas y menos valoradas por los españoles. Caso aparte es el de la titular de Vivienda, María Antonia Trujillo, que anda desaparecida seguramente porque cada vez que ha hablado ha armado algún lío.
-
Buenos ministros. Los ha habido esta legislatura. Me gusta José Antonio Alonso, primero en Interior y luego en Defensa. Bono, pese a que es Bono, con todo lo que eso conlleva, hizo una labor muy digna. Me gustó Juan Fernando López Aguilar como titular de Justicia. Y Caldera me sorprendió. No le esperaba tan a gusto en el papel de ministro, después de haber sido el agitador del grupo de Zapatero en la oposición (un papel que ha heredado, y con fuerza, José Blanco).

8 comentarios:

Mr. Hyde dijo...

¡Un aprobado!
Sobre todo al Zapatitos ese que ha llegado a gobernar engañando a la gente de bien tratando de romper la Patria común. Que permite que se casen los maricones y monta leyes para que las mujeres olviden el lugar que les corresponde y desobedezcan a sus maridos para hacer lo que les venga en gana. Que retira a nuestros aguerridos soldados de los frentes de batalla, dejándonos a todos como cobardes y traidores a sus compromisos internacionales. Que pone dificultades para que los españoles circulen como quieran por las carreteras poniendo carnets con puntos y deja que nuestra hermosa Patria se llene de negros y sudacas que quitan el trabajo a nuestros hijos.
Un aprobado!
¿A los que conspiraron para ocultar a los verdaderos asesinos de Atocha y están llevando a nuestra patria a la ruina? ¡Al paredón había que mandarlos a todos! Menos mal que aún quedan gentes de bien como Don Pedro J. y Don Francisco Jiménez que nos cuentan la Verdad y no dejan que nos manipulen.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Cuando creé este blog, lo hice con la intención no sólo de dar mis opiniones sobre los temas más diversos, sino también con la de conocer la de los demás.
Este blog no ha sido creado para que nadie dé rienda suelta a sus sentimientos racistas, homófobos o machistas, como acaba de hacer este caballero que se autodenomina, muy adecuadamente, Mr. Hyde.
Yo siempre he mostrado respeto por todas la opiniones, especialmente por aquellas que no comparto, y lo seguiré haciendo, porque esa es la grandeza de la democracia y de la libertad. Hablar de "maricones", "negros y sudacas" o de mujeres que "desobedecen a sus maridos" no son opiniones respetuosas y demuestran que este no es el blog que estás buscando para expresarlas.
Leerte, Mr.Hyde, no va a cambiar mi forma de pensar ni mi forma de actuar. En este blog serán siempre bienvenidas todas las opiniones. Los insultos no.
Ojalá dentro de un rato o de unos días alguien cuelgue en este post una opinión contraria a la mía, respetuosa por muy crítica que sea con el Gobierno de Zapatero, para demostrarte cuál es el camino que hay que seguir en esta vida.

Reverendo Pohr dijo...

Es agradable leer una valoración política centrada, con sus aspectos positivos y sus aspectos negativos, sin caer en histerias políticas ni en demagogias baratas.

El gobierno de ZP ha contado con una buena coyuntura económica que le ha ayudado a desarrollar una política relativamente estable. En algunos asuntos ha sido valiente, demostrando que el gobierno es quién dirige la política del país teniendo en cuenta la modernización de la sociedad, y en otros no lo ha sido tanto, preocupado más por quedar bien.

Si es por valoración de gestión, lo normal sería que el PSOE volviera a ganar las elecciones (de igual manera el PP reeditó su mayoría en el 2000). No es que haya sido una excelencia, ni se pueda esperar más. Creo que lo pueden hacer bastante mejor. Pero no lo han hecho mal. Ahora bien, el debate político un año antes de elecciones está, una vez más, centrándose en humos, espectros, cuentos y leyendas.

C.C.Buxter dijo...

Juan Rodríguez, yo creo que el comentario de Mr Hyde es irónico... porque si no es totalmente incomprensible. No creo que haya nadie que, hablando en serio, en veinte líneas repita tres veces la palabra "patria" o que hable de "aguerridos soldados". Desde luego, si ha escrito en serio, es la mejor parodia que se puede hacer de sí mismo...

Por lo que se refiere al tema de tu entrada, yo también le daría un aprobado sin efusión. Especialmente decepcionante, como dices, ha sido la política exterior, pero no creo que sea porque Moratinos sea flojo; no al menos viendo su curriculum.

En el ámbito internacional, por cierto, me sorprende la poca publicidad que se le ha dado al hecho de que Zapatero haya insinuado que va a apoyar a Marruecos en el tema del Sáhara, considerando que no es necesario el referendum acordado en su momento por la ONU. Si esto lo hace un gobierno español de derechas, ¡la que se lía!

Messinha dijo...

Hola
Yo a estos años de gobierno socialista les pondría un 6, curiosa nota teniendo en cuenta que no soy votante del PSOE pero al césar lo que es del césar, no recuerdo muchas legislaturas en las que se cumplieran bastantes de las promesas electorales y menos que fueran tan fuertes, me refiero sobre todo a la retirada de fuerzas en Irak, matrimonios homosexuales, violencia de género, ley del tabaco, etc.
No lo tenía nada fácil Zapatero, y a mi juicio ha salido bastante airoso.
El estado de la economía es básico para tomar según qué medidas sobre todo en política social, y no nos engañemos, la economía es cíclica y da igual quien gobierne, cada 4 años más o menos toca cambio, y el PP tuvo años de crecimiento muy buenos, a esto añadir las millonarísimas ayudas que españa recibía de la UE, pero ese grifo se va cerrando y cuadrar los presupuestos empieza a ser un ejercicio de malabarismo digno del circo del sol, a pesar de todo creo que ha habido mejoras importantes en política social, que al fin y al cabo es la que más nos llega a los ciudadanos y que ya era hora de que se la tomaran en serio.
Coincido en que la retirada de Irak ha sido de lo mejor, también con que las relaciones internacionales no han sido las idóneas ni mucho menos, ¿Manuel Marín?, gran diplomático y alguien muy válido, pero me parece que ha tenido un desgaste público importante teniendo que hacer de profesor con los "alumnos" que tiene en el congreso, permitirnos que un político tan respetado en el exterior se pase el dia pidiendo "silencio en la sala" me parece un lujo que no debería permitir Zapatero.
ETA, como cualquier gobierno, tenía la obligación de intentar acabar con el terrorismo.
Las reformas estaturias me las salto, !hay tanto que hacer!.
Inmigración, ¡ufff!, ¿tiene solución?, que alguien me la explique porque yo cada día lo veo peor, y dar papeles a todo el mundo me parece un gravísimo error.
¿PP?, sin comentarios, aún no asumen su derrota electoral, con eso creo que quedan definidos como "demócratas" de pacotilla, por cierto, aunque se libren de los Acebes, Zaplana, Rajoy, Aznar, etc, da igual, es genético, son todos iguales, no hay más que echar la vista atrás, Fraga, Mayor Oreja, Iturgaitz, si no hace falta fijarse en los líderes del PP cualquiera de los tertulianos que sale por tv y es del PP dice burradas mayores que los propios cargos del PP, mismo perro con distinto collar.
De los ministros creo que no me gusta ninguno, eso si, Caldera aunque no me gusta, me ha sorprendido, lopez aguilar me ha decepcionado, antes que ministro de justicia hay que tener una algura y vista política en según que temas para evitar problemas y él ha carecido totalmente de esa "habilidad", estará mejor en canarias, seguro.

Øttinger dijo...

Creo que el Gobierno Zapatero evidencia algunas de sus carencia en el mencionado problema de las mujeres. Si bien es cierto que es paritario en el número de ministras no lo ha sido en el de altos cargos que él puede nombrar como Presidente. Traducido, un Gobierno más estético que efectivo. Y la estética, que es imprescindible en política, no es suficiente. Creo que existe un abuso de la encuesta y de los gestos teatrales en el Gobierno, que debería enmendar. Claro, que esas mismas encuestas seguramente le digan que va por buen camino para repetir Gobierno.

Un saludo.-

Margot dijo...

A mi del comentario de Mr. Hyde no me extraña nada, hay muchísima gente que piensa de esa forma. Es lo que llevan en los genes esta gente.

Tu resumen de estos tres años me parece muy acertado, aunque yo valoro la actuación de este gobierno con algo más de un aprobado.

Creo que ha cumplido con el programa electoral, cosa a la que no estábamos acostumbrado y que es de agradecer, y una sola de las leyes habría justifiado una legislatura. Además hay que tener en cuenta el acoso constante al que se ha visto sometido por el principal partido de la oposición, durante estos tres años.

No puedo comprender porqué somos tan duros siempre con los gobiernos de izquierda. Si en vez del PP hubiera sido el PSOE el que nos hubiera metido en la guerra de Irak (con 200 muertos nuestros) yo te aseguro que ni Aznar, ni Rajoy, ni Acebes, ni Zaplana, estarían ahora en política.



También me gustaría que

Juan Rodríguez Millán dijo...

Reverendo, gracias por considerarme centrado, es lo que intento. No por ser simpatizante de un partido o de otro hay que comportarse como forofos... Ojalá todos los periodistas lo intentaran...
C.C.Buxter, totalmente de acuerdo en lo del tema del Sáhara. Ahí hacía falta una valentía que no se ha tenido.
Messinha, qué análisis el tuyo, deberías plantearte abrir un blog, que mis visitas las tendrías aseguradas. Coincidamos o no, es un placer leerte (y escucharte cuando tengo la ocasión) porque argumentas las cosas. No sé, yo creo que si el PP se libra del actual cuarteto dirigente puede haber una oportunidad de recuperarles para la causa...
Ottinger, muy buen análisis el tuyo. Es triste que la estética sea ahora mismo lo que más votos pueda dar a un partido político...
Margot, no creo que seamos tan duros con el Gobierno socialista, y la prueba la tienes en la opinión de Messinha, que sin ser socialista le pone un 6. Hay cuestiones no abordadas, hay otros temas que no se han resuelto bien, y aunque en general yo estoy satisfecho, hay que decir esas cosas. No creo que discrepes de muchas de las pegas que he puesto.