miércoles, marzo 07, 2007

Apropiaciones indebidas

Primero lo hicieron con la Ley de Partidos. No la propusieron ellos. Al principio la despreciaron, la calificaron de "conejo sacado de una chistera". Pero la acabaron firmando y defendiendo como a un hijo. Hasta el punto de acusar a quien sí la propuso de haberla abandonado, como si fuera un mal padre.

Luego se hicieron dueños de la verdad absoluta. No había armas de destrucción masiva y ETA no había tenido nada que ver con el 11-M, pero la verdad absoluta seguía siendo su patrimonio. Los que no estábamos de acuerdo podíamos elegir entre ser unos antipatriotas que deseaban el regreso en ataudes de los soldados españoles en Irak o unos miserables, como nos proclamó el entonces ministro del Interior.

Después fue la Constitución. No importó que su único ex presidente del Gobierno escribiera artículos en su contra durante sus años mozos. Era suya. Sólo ellos sabían interpretarla y defenderla. Y quien no estaba de acuerdo con ellos, como poco, merecía ser recusado.

Luego fueron la bandera española y el himno nacional. Sólo ellos podían ser españoles. Los demás no teníamos derecho a utilizar las enseñas, aunque ellos mismos promulgaron que su uso se limitara a actos oficiales. Pero ellos son los patriotas y nosotros, los demás, sin ninguna otra distinción ideológica, política o racial, los traidores.

Y ahora es el lazo azul. Aquel que todos nos pusimos para exigir a ETA el fin de sus secuestros, el fin de su extorsión, el fin de su violencia. Será que ahora nosotros, los demás, no estamos a favor de la libertad y en contra del terrorismo. Sólo ellos tienen derecho a utilizar ese símbolo. Y han abierto una nueva guerra en la que sus adversarios políticos se han lanzado también a utilizar el símbolo. ¿Respuesta justificada? Puede que sí, pero no deja de ser triste.

Los dirigentes del PP demuestran día tras día que tiene una visión limitada y estrecha de la sociedad y de la historia. El uso (el abuso) del lazo azul es sólo un peldaño más en la escalada de división que están promoviendo. Han pervertido un emblema de la unidad en la lucha contra el terrorismo. Me recuerdo en mis años de instituto pintando un pin que tenía con la forma de un lazo rojo para poder así demostrar mi rechazo a ETA. Nunca más lo volveré a utilizar. Por cierto, ¿de qué se ríe el señor Rajoy al mostrar su lazo azul? En su día, era un símbolo de lucha contra el terror. Por lo visto, hoy es una chirigota sin sentido.

6 comentarios:

Margot dijo...

Rajoy se ríe porque piensa que todo lo que están haciéndo les servirá para sentarse nuevamente en La Moncloa. Yo les diría que tengan cuidado, porque cuando se hizo la manifestación después del 11 M, ellos, los del PP, creyeron que era en apoyo a su Gobierno y resultó que estaban confundidos.

Me parece estupendo tu análisis, Juan

Victoria dijo...

De acuerdo totalmente con Margot. Rajoy está caldeando el ambiente en un sentido, que no se hasta que punto le va a ser favorable. Es decir cada vez se gana más a la "derechona" pero pierde adeptos entre los centristas al ver los derroteros que está tomando su política.
Yo también creo que les puede "salir el tiro por la culata" no obstante, si lo que se pretende es movilizar electorado lo va a conseguir, eso sí el electorado de izquierdas que votará como ya lo hizo en 2001, eligiendo a un gobierno de izquierdas.
O eso o nos hemos vuelto todos "sensatos y normales"....
Enhorabuena Juan.

Reverendo Pohr dijo...

Hola!

No solo coincido con tu opinión. También es agradable ver que desde la capital no se haya perdido el sentido común. Desde Barcelona las imágenes que más se repiten (supongo que por algún extraño interés) de Madrid son aquellas en las que miles de personas se manifiestan en contra de todo lo que sean ellos mismos. Parece que esa sea la "clase dominante", que sale del agujero para defender que son el tipo ideal, el modelo de españoles, y que van a dar lecciones al resto de la península. Demasiado egocentrismo y demasiada egolatría.

Percibo una brutal manipulación de la gente común para servir a los intereses particulares de un minoría, digasé algunos miembros de la clase política. No es algo novedoso ni exclusivo (de cualquier partido) pero hay gestos preocupantes pues, más allá de la defensa inmoral del estatus socioeconómico de determinados "lideres", hace que la sociedad viva, cuando no llevada por el pasotismo, con una intranquilidad constante.Ahora unos están "cabreados" y cuando dejen de estarlo, entonces lo estarán otros. Vaya estrategias más inteligentes!

Ya puede Rajoy y su equipo echar toda la carne en el asador e ir a por todas. Si no acceden al gobierno, en el próximo Congreso del PP se empleará bastante la "guillotina".

Sprocket dijo...

Pues la verdad es que a mi, ya me dan miedo. Esa “desconexión” suya con el mundo real. Esa falta de memoria, intrínseca a su discurso. Esa apropiación de lo común, haciéndolo exclusivamente suyo, Dentro de poco empezarán a repartir certificados de “Pureza de sangre”.

Pero lo peor, para mi, no es eso. Lo peor es que, aunque no queramos verlo, lo están logrando. Reconozcamos que siguen teniendo un enorme poder de convocatoria y están incorporado a los cachorros del fascismo (Yniestrillas, Peones Negros) sin a que nadie parezca molestarle.

Estoy asustándome. Nunca desde los primeros tiempos de la transición, había sentido una crispación política tan grande. Y habiendo leído algo de historia de este país, no puedo evitar acordarme del acoso al que fue sometido Manuel Azaña durante la II República.

Espero que no sea mas que un mal sueño, que el 28 Mayo, a más tardar, despierte con las cosas en su sitio, y el PP y sus dirigentes, en el lugar que se merecen, por metirosos, rastreros, manipuladores y, porqué no decirlo, por ser malas personas.

Margot dijo...

Sprocket, yo no creo que esto termine el 28 de mayo. Esta gente está sembrando para recoger. Siembran ódio, lo han hecho siempre como tu muy bien dices con respecto a Azaña y lo seguirán haciéndo porque ellos no son demócratas. Han tenido que adaptarse para poder tocar poder pero en sus genes no hay más que intolerancia y soberbia.

Siempre se han apoderado de lo que era de todos, lo he escrito muchas veces, no tienen pudor.

Lo que están intentando, a mi modo de ver, es que la gente que todavía tiene miedo, les vote. Es ahí donde esta la cuestión. Ellos buscan el voto del miedo, que todavía existe en este pais. Claro que hay miedo, porque nuestra historia de tragedia es muy reciente.

A los votantes de la derecha les falta saber de política, porque siempre lo han conseguido todo con malas artes, por eso no castigan a sus dirigentes si tienen un comportamiento como el que están teniendo ahora. Esto no es política, esto es un golpe de estado y me gustaría saber dónde están los jueces y los instrumentos del Estado para parar lo que está pasando.

Yo pediría a los votantes de izquierda que se mantengan tranquilos, que no se enfrenten. Si hay que convocar una manifestación a favor del Gobierno, ya se hará, pero con sentido comun y no enfrentándonos en las calles con ellos. Dejemósles solos, que salgan el sábado y así quitan protagonismo al acto que se celebrará el domíngo por el 11 M. Esa será su vergüenza

C.C.Buxter dijo...

Cualquier extranjero que tenga la ocurrencia de leer determinados medios de comunicación españoles (de uno y otro signo) creerá que estamos a punto de molernos a palos. Un poco de mesura...

Yo no estoy de acuerdo con el PP y nunca le he votado (y si sigue por este camino, no lo haré nunca), pero de ahí a hablar de golpes de estado y de miedo va un gran trecho. Es cierto que vivimos un momento de gran crispación, pero también se vivió en el 93, en el 96 y en el traamo final del gobierno de Aznar. ¿Ahora más grave que nunca? Es difícil de valorar. Lo que es seguro es que no estamos en otro febrero-julio del 36.

Calificar a todo el electorado del PP como una panda de ultras cavernícolas es tan simplista como creer que el de izquierdas está lleno de progres trasnochados y antisistema que odian a España. ¿Que odian a Zapatero? También los había que odiaban -y siguen odiando aún- a Aznar.

Es curioso que quienes más protagonismo dan a Ynestrillas y compañía sean quienes más los combaten; bastaría con no hablar de ellos. Es ingenuo creer que los ultras nunca han ido a las manifestaciones contra el terrorismo; lo que pasa es que antes una manifestación contra el terrorismo era algo de consenso, mientras que ahora ha pasado a ser un ámbito más donde se hace el juego político.

El PP acabará abandonando la táctica actual porque sólo le conduce al suicidio político, no hay más que esperar a que en 2008 Rajoy vuelva a perder las elecciones y salga por la puerta de atrás de la política. Porque ahora, el PP o gana por mayoría absoluta o no gobierna: o sea, que no gobierna.