martes, febrero 20, 2007

Otra manifestación, otra polémica

No estaría mal que en España, de vez en cuando, las manifestaciones que se convocan con el terrorismo como telón de fondo fueran un poco menos absurdas y polémicas y un poco más útiles y unitarias. Resulta que este sábado tenemos otra concentración convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo. El objetivo de la misma, según consta en la solicitud presentada por este colectivo es el siguiente: "Protesta por la rebaja de la condena al terrorista De Juana Chaos. A la vez queremos que la concentración sea un homenaje a todas las víctimas del terrorismo y muy en especial a los 25 asesinados por el terrorista De Juana Chaos". Legítimo, por supuesto. Pero si la AVT pide tanto respeto para su colectivo debería aplicarse el cuento.

Primera reacción. El PP se suma incondicionalmente a la concentración, porque lo ha venido haciendo de forma sistemática desde que la AVT ha decidido hacer de cada uno de sus actos una protesta contra la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero entonces alguien cae en la cuenta. Si esta concentración es contra "la rebaja de la condena al terrorista De Juana Chaos", ¿no será un ataque más o menos directo a la decisión de un tribunal, en este caso del Supremo? Cáspita, que dirían hace muchos años, pues es verdad...

Entonces nos vemos obligados a matizar, claro... Sale el presidente del PP, Mariano Rajoy, y dice que la concentración "tiene el objetivo básico de pedirle al Gobierno que De Juana cumpla la pena que le han puesto los tribunales". "Creemos que no puede tener beneficios penitenciarios una persona que no se ha arrepentido de nada, que sigue siendo un miembro de ETA y que no ha pedido perdón a las familias de las víctimas. Yo no cuestiono nunca una decisión judicial, yo creo en la democracia. Yo nunca iré a ninguna manifestación contra ninguna decisión de los tribunales", añade.

Por supuesto, el PSOE ha aprovechado la coyuntura para dejar clara su posición y enturbiar aún más el asunto. Diego López Garrido, portavoz socialista en el Congreso, ha afirmado que la iniciativa de la AVT va “contra una decisión del Tribunal Supremo” y “lesiona claramente la confianza en las instituciones”. Y tampoco ha escamitado elogios para los dirigentes del PP, que según López Garrido “o son unos irresponsables por no conocer dónde van, o no dicen la verdad, o las dos cosas”. Me veo en la obligación de darle la razón al señor López Garrido, qué queréis que os diga...

La AVT, por cierto, ha dado marcha atrás en el objetivo de su concentración. Dice esta asociación que la protesta "no tiene por objeto de ninguna manera atacar al Tribunal Supremo por la decisión adoptada recientemente que rebaja la pena a De Juana" (entonces no acabo de entender por qué se protesta contra la aplicación de la sentencia que ha dictado), y se defiende afirmando que eso "no es óbice para que las víctimas, que confían en el Poder Judicial de nuestro país, hayan recibido con dolor la decisión del Alto Tribunal". Por supuesto, la AVT pide la dimisión de López Garrido por sus palabras.

Recordando lo que dijo una vez Eduardo Madina, diputado del PSOE que sufrió la amputación de una pierna en un atentado de ETA (la AVT, por cierto, no estuvo presente en ese juicio), ser víctima no te da razón en lo que dices o en lo que piensas. Y a la AVT parece que hay que recordárselo demasiado a menudo. Siempre he tenido mucho respeto por las víctimas del terrorismo, y lo seguiré teniendo pase lo que pase, pero algunos de los más destacados nombres de este colectivo se muestran demasiado ambiciosos a veces, tienen un papel en esta historia con el que no se conforman y quieren más. Yo no encuentro otra explicación al comportamiento que están teniendo ahora y al que no tuvieron antes.

Y otro aspecto más de esta polémica. La AVT suele decir que no tiene nada que ver con el PP y que no está politizada. Circulan por Internet hoy noticias con titulares como éste: "El PP aclara que la manifestación de la AVT no es una protesta contra la decisión del Supremo ". ¿Es el PP quien tiene que aclarar los objetivos de la AVT? ¿La concentración es por objetivos marcados por la AVT o por el PP? ¿Qué debemos creer, el comunicado de la AVT o la aclaración del PP?

3 comentarios:

Elucubrante dijo...

Bien dicho Juan.
Yo creo que la palabra clave es enturbiar. Hablar mucho sin decir nada, como siempre.
Si bien es cierto que la AVT tiende a excederse en sus funciones, también pienso que cuando has perdido a un ser querido tienes el derecho a la pataleta, y más si su asesino está casi en la calle. El problema es que luego vienen los caciques de turno a politizar, polemizar y como tu muy bien dices, a enturbiarlo todo para que no se pueda sacar ninguna conclusión.

Sprocket dijo...

Para mi, desde que el señor Alcaraz se aupó a su puesto en la AVT, ésta ha ido perdiendo su sentido original y convirtiéndose en un ente manipulado por la rama dura del PP, que la emplea como arma contra su “enemigo” ZP.

Apoyar a las familias de las víctimas (función para la que fue creada) no significa, a mi modesto entender, cargar a saco contra un Gobierno surgido democráticamente de las urnas (por mucho que les pese a algunos).

El mentir, desinformar, manipular torticeramente a las familias y allegados de las víctimas no era la función original de la AVT. El convertir una asociación, que en principio debería ser plural, sin adscripción política, en correa de transmisión de los intereses de un partido, es una lacra y una vergüenza, aparte de un insulto hacia las propias víctimas.

Por todo ello, lo que dicha asociación pueda hoy hacer o decir, no tiene ningún significado para mi. De modo que paso de esos individuos.

Anónimo dijo...

Este es un país libre y que cada uno haga lo que quiera, pero lo que hace la AVT no me parece correcto, se parapetan tras las víctimas para lanzar consignas. ¿Donde estaban cuando soltaron otros presos?. Me parece que solo tratan de perjudicar al gobierno por interés y eso en nombre de las víctimas es mezquino.