martes, febrero 13, 2007

La sentencia sobre De Juana Chaos

Pocos temas son tan espinosos ahora mismo como la situación del etarra Iñaki De Juana Chaos. Y no por la polémica mediática o política que lo rodean, que es artificial, buscada e interesada. No, me refiero al fondo del caso, que al final es lo único que queda y lo único que me interesa. A lo mejor mi valoración no le gusta a todo el mundo, e incluso puede que sea políticamente incorrecta, pero la voy a dar igualmente. No me gusta esconder mi opinión, y menos en casos tan trascendentes.

La Fiscalía pidió en la primera estación del caso nada menos que 96 años de cárcel. Hubo rectificación del Ministerio Fiscal, que redujo su petición a 13 años de cárcel, una decisión muy criticada por la derecha política y mediática porque lo evaluaron como una concesión a ETA en el marco de la ya rota tregua. El juez le condenó a 12 años, y De Juana inició la famosa huelga de hambre. Y ahora el Tribunal Supremo lo ha dejado en tres años. Con el tiempo que lleva ya cumplido con la prisión preventiva, De Juana Chaos podría salir a la calle en un periodo que va desde ahora mismo hasta un año y medio, que sería, según las estimaciones más duras con el preso, cuando terminaría de cumplir la condena.

Evaluar el caso no es posible si no se conocen los precedentes. Y, qué queréis que os diga, yo no los conocía hasta que ayer lunes el diario El País publicó casos anteriores de etarras condenados por amenazas. La pena más elevada hasta el caso de De Juana Chaos había sido de seis años de prisión. Fue dictada contra la cúpula de ETA detenida en Bidart en 1992, Pakito, Txelis y Fitti. El motivo de que fueran seis años fue que la amenaza fue efectiva en el caso de cinco empresarios que cedieron a las amenazas y pagaron a la banda terrorista el llamado impuesto revolucionario.

Otro precedente a analizar es el de Iñaki Bilbao. Muchos le recordarán por aquellas imágenes en pleno tribunal cuando le dijo al juez, golepando el cristal de protección que le separa de la sala, que le iba a meter "siete tiros" y que le iba a "arrancar la piel a tiras". Por ese delito de amenazas todavía no ha sido juzgado, pero su presencia en la sala aquel día fue, precisamente, por amenazar a otro juez, en ese caso a Baltasar Garzón, cuando le tomó declaración en su despacho. Por aquellas amenazas, directas y personales, fue condenado a dos años de prisión.

A tenor de todo esto, y sin ser jurista ni experto en Derecho, la condena de doce años a De Juana Chaos me parece excesiva. Yo sí veo una amenaza cuando De Juana escribe en los famosos artículos en Gara que jueces y funcionarios de prisiones deben "sacar vuestras sucias manos de Euskadi" porque de lo contrario el futuro demostrará "que os quedásteis sin ellas". Veo amenazas porque en aquellos artículos De Juana Chaos escribe algunos nombres y apellidos, como los de la directora de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, o el del presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez. Y sobre todo, porque hay que tener muy presente que las palabras las escribe una persona que ya ha matado a 25 personas, lo que da total verosimilitud a la amenaza.

El único problema de la resolución del Supremo es que precisamente elimina eso de la sentencia. Según el Tribunal, no hay amenaza terrorista ni tampoco reincidencia. Eso no lo termino de ver claro. Si a De Juana le hemos quitado estos detallitos, ¿cómo es posible que a De Juana le caigan tres años y a Iñaki Bilbao sólo dos? Insisto, no soy jurista, y si alguno lee esto y es capaz de explicármelo, se lo agradecería enormemente. Tampoco conozco todos los detalles de ambas sentencias y a lo mejor estoy comparando un poco a la ligera, pero al final eso es lo que llega a la gente y lo que provoca reacciones tan encontradas entre los distintos sectores sociales, políticos y mediáticos.

Y ahora queda el problema de qué hacer con esa sentencia en la mano. El Gobierno tiene ahora la posibilidad de excarcelar a De Juana Chaos por el tiempo que ya lleva cumplido como prisión preventiva. Si lo hace, el PP lanzará un ataque sin precedentes (y ya es decir), que, de hecho, ya ha comenzado ante la simple posibilidad de que eso se produzca. Si no lo hace, el ataque será desde el nacionalismo vasco, tanto desde el democrático como desde el radical. Yo lo tengo claro: yo no excarcelaría a De Juana Chaos. Pero no porque sea precisamente De Juana Chaos, sino porque en el caso de que salga a la calle sin cumplir la condena daría una sensación de que la Justicia es a la carta según sean los condenados. Para despejar dudas, diré que pienso lo mismo del caso de Farruquito (que ya he comentado alguna vez). Por mí, su salida de la cárcel no se adelantaría ni un solo día.

A ver qué pasa con De Juana Chaos, pero no pongo en duda que se va a armar. Pase lo que pase. Porque, en el fondo, este caso no es más que una excusa para que unos, otros y los de más allá hagan lo imposible por sacar beneficios partidistas.

7 comentarios:

Sprocket dijo...

No puedo dejar de estar de acuerdo con ese último párrafo que has escrito. Pase lo que pase, hagan lo que hagan, a alguien siempre le parecerá mal y “acatando las decisiones judiciales” protestará “de la forma más enérgica posible”.

Por otra parte, sin ser tampoco un entendido en derecho (soy de los que piensan que 500 abogados en el fondo del mar, no deja de ser un buen comienzo) creo que la Justicia no es una ciencia exacta como las matemáticas. Que es impartida por hombres, con mejor o peor fortuna, que valoran las pruebas que se les presentan, y emiten un juicio según su criterio dentro de unos márgenes de pena que les marca la Ley. Por ello dos jueces imponen distinta pena a un mismo delito. Porque valoran la acción de forma subjetiva y diferente el uno del otro. Mientras lo que dictaminen se ajuste a derecho y a la lógica (no creo que 35 puñaladas no sean ensañamiento), habrá que aceptarlo con mayor o menor aprecio.

Y con respecto a De Juana Chaos (obsérvese que omito el calificativo de señor) Decir que aunque pueda no gustar, ya a cumplido su pena por los asesinatos. Que la ley (aún) no exige el arrepentimiento para redimir condena. Si hay que modificar las leyes, se modifican. Ya se ha hecho más veces y si hace falta se vuelve a hacer. Pero mientras sólo se le debería juzgar por el delito del que se le acusa. Y, esto ya es una opinión MUY personal, creo que 12 años era una condena excesiva, aunque seguro que hay quien opine que era muy leve. Para eso están los jueces, para juzgar y decidir.... y nosotros a acatar y discrepar.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Sprocket. Sobre todo porque has sacado a colación dos aspectos que aprovecho para comentar, y que enriquecen este debate.
El primero no lo tiene todo el mundo en cuenta. No se está juzgando aquí a De Juana por sus 25 asesinatos. Por ellos, y gracias al nefasto Código Penal con el que se le juzgó y que ya fue modificado, ya ha respondido. Fueron pocos años, muy pocos para lo que hizo, pero más no se puede hacer con la Ley en la mano. En este caso no se puede decir aquello que se oye de que "tres años para un hombre que ha matado a 25 personas". No, es por las amenazas que haya en los artículos, no por sus asesinatos.
El segundo aspecto es que coincido contigo en tu senticia: acatar y discrepar. Lo primero es obligatorio para todos, lo segundo es libre. Hay quien cree, y pienso que se equivoca, que acatar implica no discrepar. Y son cosas distintas.

C.C.Buxter dijo...

Noto en el ambiente una cierta animadversión hacia los abogados... ¡que comparto! Por eso quiero ser juez; claro que algunos ven esto peor todavía...

Ahora en serio. No he tenido mucho tiempo para informarme, pero según tengo entendido, el Tribunal Supremo ha cambiado la calificación jurídica de los hechos, es decir, no considera que los artículos de De Juana sean constitutivos de amenazas con finalidad terrorista, sino que pasa a considerarlos como constitutivos del delito de amenazas no terroristas en relación con el delito de enaltecimiento del terrorismo. El cambio creo que es debido a que el TS no cree que De Juana pueda ser considerado penalmente como terrorista (la Audiencia Nacional ya lo absolvió del delito de pertenencia a banda armada), requisito éste que es imprescindible para el delito de amenazas terroristas.

Ni que decir tiene que espero que De Juana pase entre rejas hasta el último segundo de su condena.

Por cierto: claro que cualquiera puede discutir el contenido de las sentencias. De hecho, en las propias revistas jurídicas se publican artículos sobre sentencias relevantes, ya sea a favor o en contra. Otra cosa distinta es cuando, para discutir una sentencia, lo que se hace es decir que "este juez es de tal asociación o cumple órdenes de tal partido".


PD: Sin ánimo de polemizar en exceso, hay casos en los que 35 puñaladas pueden no ser ensañamiento. Por ejemplo, cuando la víctima muere a la segunda puñalada.

Anónimo dijo...

Si un fiscal pasa de pedir 92 años, a pedir 13 y luego acaba pidiendo 3, está claro que no lo hace por quedar de imbécil, lo hace por lo que lo hace. Ay Zapatero, Zapatero, que bajo has caído, o sea que sacar a este tío a la calle como van a hacer en poco tiempo va a llevarnos a la paz, verdad. Me da miedo que haya gente en este país que pueda ser más duro con Farruquito que con un etarra, y en vuestras frases se vislumbra eso, se nota que lo haceis porque teneis fe ciega en vuestra ideologia de izquierdas, pero la verdad es que eso no es ser de izquierdas es ser ciego.

Fernando

Juan Rodríguez Millán dijo...

Gracias por tu opinión, Fernando, aquí todas las ideas son bienvenidas. Aquí está claro que no estamos de acuerdo. El que es ciego no lo es por ser de izquierdas o por ser de derechas. Y lo que digo sobre De Juana no lo digo por ser de izquierdas, creeme.
Sólo un par de recordatorios, por tu alusión a eso de izquierdas y derechas. Me hubiera gustado que todo el mundo hubiera sido tan duro con el Gobierno cuando el Fiscal General del Estado Jesús Cardenal no imputó a De Juana delitos cuando dijo que "las lágrimas de las víctimas" le daban fuerza o cuando se le trasladó, en la anterior tregua de ETA, de una prisión insular a una peninsular. Sobra decirlo, pero entonces gobernaba el PP. La Historia está ahí para ser consultada y recordada...

Elucubrante dijo...

Como muy bien comentas no se le está juzgando por los 25 asesinatos.
Si nos centramos en el delito de las amenazas, es cierto que la condena de 12 podría parecer exagerada. Yo me he molestado en leer los artículos enteros y estas amenazas son muy sutiles por tanto el hecho de que un señor que hace estas amenazas pase 3, 5 o 7 años en la carcel me trae sin cuidado.
Lo que hay que plantearse es porque hemos llegado a este punto. Me parece una aberración que un señor que mata a 25 personas, y no solo no se arrepiente sino que además se jacta de ello cumpla menos de 9 meses por cada uno de los asesinatos
Creo haber leído que le condenaron a 3000 años. ¿En que cabeza cabe que este señor pueda salir de la cárcel antes de los 90 años? Si el se acoge a argucias legales para rebajar esa pena, yo veo completamente legítimo que los fiscales busquen la forma de meterlo en la cárcel para siempre aunque sea por saltarse un stop-

Anónimo dijo...

Glean influence the beastlike with two backs casinos? dispute this advanced [url=http://www.realcazinoz.com]casino[/url] instruction and convey mad up online casino games like slots, blackjack, roulette, baccarat and more at www.realcazinoz.com .
you can also examine our untrained [url=http://freecasinogames2010.webs.com]casino[/url] orientate at http://freecasinogames2010.webs.com and benefit on terminate genially misled !
another swaggerer [url=http://www.ttittancasino.com]casino spiele[/url] devise is www.ttittancasino.com , pro german gamblers, assumptions acquiesce in unrestrained [url=http://www.realcazinoz.com]online casino[/url] bonus. so check this leading [url=http://www.omniget.co.il]online casino[/url] for free [url=http://www.casinosaction.com]casino bonus[/url] and 100's of online [url=http://www.thecasino.co.il]casino[/url] games.