martes, abril 29, 2008

El nombre de una calle

Suelo fijarme en los nombres de las calles. Me parece que es una bonita forma de mantener viva la memoria de personajes que han hecho algo digno de ser recordado, a pesar de que muchas veces no tengamos la más remota idea de quién era la persona detrás del nombre y por qué se le ha dedicado una calle. Por eso, me gusta de forma especial ver nombres de calles dedicadas a personas que he podido ver a lo largo de mi vida. Está muy bien recordar a figuras representativas del siglo XVIII, pero me llama más la atención la posibilidad de hacer un homenaje en vida a quien se lo merece para que pueda disfrutarlo. O, al menos, que pueda traer recuerdos a las personas de hoy en día, que hayan visto trabajar a ese homenajeado.


En Málaga me encontré con una calle muy peculiar en ese sentido, la Calle Charlie Rivel, a quien se considera uno de los payasos más famosos de la historia. No creo haberle visto actuar nunca, pero sí recuerdo ver en televisión la noticia de su muerte, a pesar de que tenía sólo cinco años cuando falleció. Era un tipo que dedicó su vida a hacer reír a los demás, especialmente a los más pequeños. Y una sonrisa, sobre todo si es de un niño, es algo que no tiene precio. Por eso, se merece todos los homenajes del mundo. Por eso, al ver la placa con el nombre de la calle le hice la fotografía sonriendo. Pero la sonrisa se tornó en decepción cuando giré la vista para ver esa calle que le habían dedicado.

Si Charlie Rivel lo viera, seguro que se echaría a llorar. ¿Esta es la triste calle que se le dedica a un payaso que buscaba la felicidad de los demás? Y es que esa es la vertiente negativa de los homenajes de este tipo. Muchas veces no se tiene una bonita calle que brindar al homenajeado y se sale del paso con cualquier cosa. Qué pena me dio ver esta calle y recordar a un payaso que buscaba sonrisas...

7 comentarios:

Arual dijo...

Jamás creo que nadie vaya a dedicar una calle en mi nombre pero si alguien alguna vez piensa en hacerlo vale la pena que no sea una como esa... xddd!!!

Isa dijo...

Buenísima entrada.
A mí tb me gusta mucho mirar los nombres de las calles!
Desde luego, es una pena lo de esta calle...
Un beso

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Tienes razón. Es realment deprimente.
El otro día me pasó algo similiar.
Andando por Murcia (capital) me encontré cn la calle M.Hernandez.Y era realmente horrible. En serio. De estas calles por las k evitas pasar de noche.
Y pensé en algo similar.

¿Qué es mejor no tener nada o tener algo así?


En realidad supngo k todo viene por lo mismo. Según a kien le prguntes te dirá: "tener algo, aunque sea una mierda"

Y es k el s.Humano tiene ese terrible miedo a caer en el olvido.



"Escribo para k la muerte no tenga la ultima palabra".


(lo leí por ahí)


Un saludo

El Impenitente dijo...

En Belmonte está la calle Juan Sebastián El Cano. Así. Separado.

Dar la vuelta al mundo para esto.

Leyre dijo...

Mira que había empezado a leer esto con una sonrisa en la boca y después me encuentro con el final de la calle, boquiabierta, triste.
Una pena, valen más las risas que sacó a los niños en aquella época que la dedicación de una calle catastrófica.

Besote Juan!!!!

Anónimo dijo...

...prefiero una calle asi que ninguna, asi al menos cuando la gente vea el nombre preguntará quien és, por cierto, me pregunto cuantas calles de personajes malagueños hay en cataluña....que pena

Anónimo dijo...

...prefiero una calle asi que ninguna, asi al menos cuando la gente vea el nombre preguntará quien és, por cierto, me pregunto cuantas calles de personajes malagueños hay en cataluña....que pena