miércoles, abril 11, 2007

(Des)información deportiva

Es muy curioso el fenómeno de la información deportiva en televisión. Cada cadena sólo informa de aquellos acontecimientos de los que tiene los derechos de emisión. Me sopla mi amigo Roi que ayer en los Informativos de Telecinco nos ofrecieron (me imagino que en rigurosa exclusiva...) una pieza sobre unos pasteleros que han hecho en chocolate el McLaren de Fernando Alonso. De paso, no ofrecieron información sobre el partido de Champions League que estaban jugando en ese momento Valencia y Chelsea, que Antena 3 estaba emitiendo en directo. ¿No era importante o es que lo estaba emitiendo otra cadena? Me imagino que importante sí sería, porque en las previas Telecinco sí que suele dedicar minutos a partidos que no emite, en especial dando el micrófono al populacho y sin decir nada sobre quiénes van a jugar.

Hemos llegado a un punto en que la información deportiva se convierte en una desinformación absoluta. Porque si ves el Telediario de Televisión Española ves, por ejemplo, una sobresaturación de motos. Hasta el punto de que ahora la moda es trasladar al lugar donde se celebre el correspondiente gran premio al presentador del informativo (otro derroche de esos que hay que evitar en una televisión pública y que sigue viéndose con frecuencia). Si ves el de Cuatro, como tiene al Grupo Prisa detrás y los derechos de la Liga española, la sobresaturación de fútbol (común, eso sí, a todos los canales) es absoluta. Y si ves Telecinco te enteras que existe algo llamado Superbikes, pero nunca de quién ha ganado la carrera de Moto GP.

Si el periodismo pasa por un mal momento en nuestros días, el periodismo deportivo está a punto de irse a la tumba directamente. En primer lugar, por la selección de temas. Dependen mucho, como digo, de que la cadena en cuestión tenga los derechos. Y así nos damos cuenta de que van sucediendo acontecimientos sin que nadie se entere. Luego los medios de comunicación se amparan en la demanda para ocultar su deficiente gestión. En las últimas semanas el deporte español se ha salido. Gemma Mengual, la selección de waterpolo, el Interviú Boomerang de fútbol sala, el Real Madrid de baloncesto, Jorge Lorenzo, Joan Llaneras, Fernando Alonso y otros tantos han conseguido éxitos enormes. Pero aquí es más noticia que Ronaldinho no haya acudido a un entrenamiento o que Robinho esté mosqueado con Capello porque no es titular.

Y luego está el tratamiento de las noticias, claro. El domingo pasado, Telemadrid ilustró la victoria de Fernando Alonso en el segundo gran premio de la temporada con su imagen saliendo del coche y haciendo un gesto con las manos y su llegada al podio. ¿Por qué no pusieron su adelantamiento en la primera curva a Massa, clave para conseguir esa victoria? ¿Por qué no pusieron la salida de pista del brasileño en su intento desesperado de pasar a Hamilton, clave también para que Alonso pudiera conseguir unos segundos preciosos de ventaja y evitar el adelantamiento en boxes de los Ferrari? Yo tengo la respuesta muy clara: no saben de deporte. Bueno, mejor dicho, no saben de ningún deporte que no sea el fútbol (y lo dice un futbolero, que conste, que además no para de discutir los enfoques de la información futbolística). Luego el propio Fernando Alonso dice que en España no se sabe de Fórmula 1 y los periodistas se cabrean con él.

Para solucionar el problema de los derechos, las cadenas internacionales han encontrado dos soluciones. En primer lugar, la fotografía. ¿Que no tienes los derechos de la Fórmula 1? Pagas a una agencia y le compras una foto del piloto que ha ganado el gran premio para acompañar la voz en off del presentador. En segundo lugar, las tablas. ¿Cuántas veces nos han puesto en un informativo un eagle logrado en algún torneo de golf sin que sepamos quién ha ganado ese torneo? Esa sensación se puede extrapolar, por ejemplo, al baloncesto. Jamás se dicen los resultados de los partidos o la clasificación, y si hablamos de la NBA bastante tenemos con ver tres canastas, las mejores eso sí. Yo he llegado a ver en Telecinco (en esos vergonzosos resúmenes a pie de campo, producto de no querer pagar derechos, donde no se ven imágenes claras casi nunca) que hablaban de un partido, no ponían uno de los goles que se había marcado ¡y ni siquiera decían el resultado final!

Para solucionar la ignorancia sobre deporte que padecen muchísimos periodistas deportivos (algunos de los más conocidos entre ellos), sólo hay una solución. Ver más deporte, sobre todo los acontecimientos verdaderamente grandes. Y, de paso, recomendaría a los periodistas españoles que se dejen guiar por los medios de comunicación extranjeros que sí saben de esto. Porque va a resultar que un día un nadador va a conseguir en unos mundiales tantas medallas como el mítico Mark Spitz logró en los Juegos Olímpicos de 1972 y nos vamos a enterar de milagro...

4 comentarios:

Elucubrante dijo...

Has comentado en varias ocasiones el mal momento por el que pasa el periodismo. Yo no acabo de estar completamente de acuerdo, pese a que como ya dije en otro post no soy del ramo y mi opinión no está todo lo fundamentada que debiera.
Creo que lo que pasa por un mal momento es la televisión incluyendo por supuesto los informativos (especialmente los deportes, en eso opino igual) y los periodistas que en ellos informan. Yo hace mucho que busco la información en otros medios, en mi caso que busco información especializada de baloncesto en www.acb.com por ejemplo.
En otro tipo de prensa como puede ser la escrita, no creo que el nivel sea inferior al de otras épocas.

El mundo de la televisión, al igual que el de la política, ha caído en manos de gente del mundo empresarial (dinero=poder) y eso está haciendo que deje de ser un servicio público para pasar a ser una herramienta al servicio de unos pocos y la calidad baja sin ninguna duda. Supongo que este fenómeno ocurrirá igual en otros medios propiedad de grandes grupos de la información, pero yo lo he notado menos.

Insisto en que creo el futuro de la información está en los pequeños grupos independientes.

Un saludo

Roi Piñeiro dijo...

Con talante zapaterista he de decir que estoy de acuerdo con los dos, pero no cabe duda que hoy el medio de comunicación que llega a más personas es la caja tonta, y que una imagen (más si es en movimiento) puede valer más que mil palabras.

Está claro que la información está ahí, y que gracias a Internet uno puede estar a la última en Hockey sobre hierba si es lo que le gusta, en esos pequeños grupos independientes que comenta elucubrante.

Pero no deja de ser triste la sensación de ayer de T5... llegan los deportes... y la noticia es el coche de chocolate de Fernando Alonso... es una auténtica vergüenza y una tomadura de pelo. Es como si anuncian el tiempo y nos hablan del clima de la última película estrenada... salvo que sea Una Verdad Incómoda claro está...

Nada más. Esta noche me desinformaré de nuevo... espero que no se haya derretido el chocolate.

C.C.Buxter dijo...

Es lo que hay: o futbol, o noticias de chorraditas (elefantes jugando a fútbol, un Fórmula 1 desafiando en un duelo de velocidad a un caza, Tiger Woods rompiendo uno de sus palos...).

Hasta cuando hablaron de la victoria de España en el mundial de baloncesto lo utilizaban para darle puñaladas a la selección de futbol. Pasó el tiempo, y los telediarios ni los programas de deportes dan los resultados de la ACB.

Y lo de la NBA es lo que dices: las tres mejores canastas para rellenar y se acabó. Y porque los videos los sacan directamente de NBA.com, que si no ni eso...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Elucubrante, el punto de vista desde fuera, del espectador, es tan importante como el del periodista. Si la mayoría de los espectadores no pensara como mi yo profesional, entonces no me queda más remedio que admitir que mi gusto por la información es minoritario. Sí que es cierto que el periodismo televisivo parece pasar un peor momento que el de otros medios, pero yo creo que el mal está muy generalizado.

Yo estoy con Roi en que algo pasa si la única noticia deportiva que da un informativo es que una pastelería ha hecho en chocolate el coche de Fernando Alonso. Y llevo mucho tiempo denunciando reportajes de este tipo en un Informativo. ¿Que es un programa especializado (en este caso, por ejemplo, la previa de una carrera)? Pase, aunque no me guste, pero esto demuestra que se ha perdido el concepto de lo que es noticia y de lo que no.

Y con C.C.Buxter a la hora de lamentar las imágenes que se escojan para ilustrar deportes con muchos seguidores.