jueves, enero 25, 2007

Horarios incompatibles con la vida real

Llevo bastante tiempo preguntándome si quien configura los horarios de los espectáculos deportivos, las entregas de premios o los programas de televisión tiene en cuenta los horarios en los que vive la gente en el mundo real. Ya sé que es una trivialidad, que todos vamos a dormir igual de bien estas noches y que no se soluciona el mundo con esto, pero es también una muestra más de lo mal que se planifican las cosas...
Me explico. Todo esto viene por la ceremonia de entrega de los premios Goya que se va a celebrar el próximo domingo. La gala, que el año pasado ya alcanzó niveles de tedio insoportables, tiene una duración prevista de ¡¡¡160 minutos!!! Casi tres horas, que irán desde las 21.30 hasta las 0.10. Y de un domingo, cuando el lunes el común de los mortales tiene que levantarse temprano para trabajar... TVE retransmitirá la gala con media hora de retraso para ir cortando momentos que sobran (largas caminatas hacia el escenario y cosas similares), pero la publicidad va a hacer que la emisión finalice nada menos que a la 1.15 horas de la madrugada.
Pasa un poco lo mismo con el fútbol. Fijaos en el partido que televisa los sábados La Sexta. Es a las 22.00 horas y acaba en torno a la medianoche. Si el partido, pongo por caso, es en el Bernabéu, ya no se puede volver a casa en autobús, porque los últimos salen unos minutos antes de la finalización del partido. Es decir, que ya hay que tirar de autobús nocturno o del Metro. Y si esperan que los niños estén levantados hasta esas horas en sus casas (ya de llevarlos al campo ni siquiera hablo) para aficionarse a este deporte, lo llevan claro...
Y lo mismo pasa con la televisión en general. Por ejemplo, un fenómeno de masas (eso dicen) como Operación Triunfo (aunque este año parece que los resultados de audiencia están lejos de los del año anterior). Entre hoy y mañana se decide el ganador final de la edición de este año, y cuando Jesús Vázquez lea el nombre del afortunado lo más probable es que sean más de las doce y media de la noche, como ha sucedido en las semanas precedentes. Insisto, el programa se emite los jueves y el viernes es un día laborable.
¿No sería mejor aplicar los horarios del español medio a todas estas cosas? Me acuerdo una vez que el Ministerio de Trabajo convocó una rueda de prensa a las 20.00 horas, y lo hizo al poco de dar a conocer unas medidas extraordinarias para conciliar la vida familiar y la laboral. Los periodistas que fueron le pidieron al ministro, Jesús Caldera, que se aplicara sus medidas y convocara esas ruedas de prensa un poquito antes. Pues lo mismo con todo lo anterior, ¿no...?

2 comentarios:

Margot dijo...

Pues no te digo nada si lo que pretendes es ver un programa de música clásica o uno científico.

Los programas de música clásica los transmite la 2 los sábados a las 7,30 de la mañana y los científicos, también en la 2 pero esta vez de madrugada.

Sprocket dijo...

Hace años que he ido dejando de ver televisión. Lo que quiero ver, series películas, hasta documentales, me lo bajo de internet (Sí, soy un "pirata") y lo veo sin publicidad y a la hora que me apetece. Y la verdad es, que lo disfruto más. Es una lástima que aún no pueda "bajarme" los informativos...