miércoles, enero 03, 2007

Dudando sobre la amistad


Desde hace bastante tiempo, y por bastantes sucesos que han acontecido en mi vida (que quien me conoce personalmente no se sienta reflejado, por favor, que estoy repasando unos cuantos años y, seguramente, a gente que no pasará por aquí), me vengo haciendo preguntas sobre la amistad. ¿Sabemos lo que es la amistad? ¿Lo que significa ser un amigo? ¿Nos comportamos como tales? ¿Es esa persona en concreto un amigo o en realidad es un simple conocido? ¿Dónde está la barrera que separa lo uno de lo otro? En posible que yo esté equivocado en mis pensamientos, que crea que la amistad es algo que en realidad no es. Y busco.
Acuda al diccionario de la Real Academia. Y lo que encuentro no me acaba de gustar. Según la RAE, un amigo es alguien "que tiene amistad". Obvio. Pero también señala que la palabra se puede utilizar "como tratamiento afectuoso, aunque no haya verdadera amistad". Me rebelo ante esa definición, demuestra cuan insensibilizado está el mundo actual. Si usamos la palabra amigo para designar a cualquier persona, mal van las cosas. Y acudo entonces a la palabra amistad, a ver qué encuentro. "Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato". Esa definición me gusta algo más, pero el regusto dulce se torna en amargo cuando sigo mirando definiciones de la palabra y me encuentro que también puede ser un "trato sexual habitual entre hombre y mujer no casados entre sí" (desde luego no es lo que tengo ni lo que quiero con quienes considero mis amigas) o un "pacto amistoso entre dos o más personas".
No, no encaja con lo que busco, así que prosigo con esa búsqueda. Y recurro a Google. Le pregunto directamente qué es la amistad. Encuentro casi cuatro millones de enlaces. Rebusco en una página de frases sobre la amistad y encuentro algunas cosas interesantes. "Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere", dijo el ensayista norteamericano Elbert Hubbard. Eso encaja con muchas de las personas a las que considero mis amigos. Juvenal, poeta satírico romano, afirmó en una ocasión que "nunca es largo el camino que conduce a la casa de un amigo", pero siento que algunos de quienes se han considerado mis amigos no estuvieron dispuestos a hacer ese camino. Y entonces empiezo a encontrar frases pesimistas. Dice A. de la Tour Chambly que "dos amigos no se quieren de la misma manera: hay un que besa, y otro no hace más que tender la mejilla". Y Aristóteles fue incluso más cruel al afirmar que "todos quieren tener amigos y nadie quiere serlo". ¿Será cierto? ¿Los amigos sólo existen por conveniencia o por egoismo? Me resisto a creerlo, y me acuerdo de mucha gente que ha pasado por mi vida, que está todavía en ella, que no es así. El escritor francés Jean de la Brueyere añade que "algunos creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud".
Y con todo esto, llego a conclusiones. No voy a valorar si soy o no un buen amigo de mis amigos, eso que lo hagan ellos. Creo que conozco a mucha gente que no sabe lo que es un amigo, lo que es ser un amigo. Creo que existe la tendencia de considerarse amigo de alguien por el simple hecho de ser compañero de juergas o de cualquier otra actividad, por el hecho de haber compartido un curso, un lugar de trabajo, una vivencia personal o los colores de un equipo. Y creo que un amigo es, debe ser, mucho más que eso. Un amigo no se mide por cuánto tiempo pasas con él, sino por lo que te ha dejado ese tiempo. Un amigo tiene por fuerza que saber quién eres tú. La incomunicación acaba con las amistades, nos guste o no. Y alguien que no sabe quién soy, qué soy o cómo soy no puede ser amigo mío. Alguien que exige ser un amigo por encima de otros no puede ser un amigo. Alguien que no confía en mí no puede ser un amigo. Alguien que no se acuerda nunca de mí no puede ser un amigo. Alguien que me tiene envidia en lugar de alegrarse por mí no puede ser un amigo. Creo que acabo de sacar de la lista a muchísimas de las personas que en algún momento de su vida se han considerado amigos míos...
Me acordaba ahora de una de esas personas, a la que durante algún tiempo consideré mi amiga. En su caso, ignoré la primera impresión que tuve de ella, que no fue precisamente buena y durante un tiempo relativamente largo me engañé a mí mismo pensando que era una amiga. Aquella amistad quedó zanjada hace mucho tiempo porque aquella persona la despreció, y lo peor de todo es que no sé si la otra parte se dio cuenta de lo que estaba haciendo. Después de años de no hablar conmigo me preguntó si me pasaba algo con ella. Siento que nunca entenderá lo que es un amigo...

6 comentarios:

Sprocket dijo...

Para mi, la clave esta en la frase en la que dices "No voy a valorar si soy o no un buen amigo de mis amigos, eso que lo hagan ellos".

La amistad es algo puramente personal. Hay gente a la que considero mis amigos, y los hay que me honran con su amistad. Pero nunca podrá forzarme nadie a ser su amigo, ni podré obligar a nadie a serlo mío.

Eso si, me precio de tener unos pocos grandes amigos, y siento tristeza por quien no puede decir lo mismo.

Sprocket

Yudoki dijo...

Siempre que hablan de la amistad recuerdo a una gran amiga mía a la que conozco desde que tengo cinco años y a la que llevo sin ver, que no sin hablar, cerca de 4 meses, pero se que cuando vuelva a hacerlo será como si no hubiera pasado más de un día y lo se porque verdaderamente es mi amiga.
A mi me llena de alegría pensar que realmente tengo una amiga, aunque sea solo una, espero que tu también puedas decir lo mismo.
Un Saludo

Anónimo dijo...

GRACIAS

Gracias por todos los momentos
que hemos compartido
momentos llenos de sentimientos
y pensamientos compartidos,
sueños y anhelos,
secretos, risas y lágrimas,
y sobre todo, amistad.

Cada preciado segundo quedará atesorado eternamente en mi corazón.

Gracias por dedicarme tiempo,
tiempo para demostrar tu preocupación por mí,
tiempo para escuchar mis problemas
y ayudarme a buscarles solución,
y sobre todo,
tiempo para sonreir y mostrarme tu afecto y cariño.

Gracias por ser lo que eres:
una persona maravillosa.

Pude contar contigo
cuando necesitaba en quien confiar
y pedir consejo y eso es lo más valioso del mundo.

Gracias por compartir momentos importante e inolvidables en mi vida y por formar parte de ellos.

Gracias a ti descubrí que un compañero también puede ser amigo.

Gracias de corazón.

Dorita

Anónimo dijo...

Joder que disertación, tu lo que tienes que hacer es ponerte a trabajar, dejar de darle vueltas al coco pero sobre todo invitar a tus amigos a cenar (a los buenos y a los malos y a los regulares).

Anónimo dijo...

holas lei el texto ya k tenia k hacer un ensayo justamente sobre el mismo tema ... a mi tampoco me gustaron los significados que tiene propuestos la RAE ... creo k la amistad es mucho mas k esop ...
pero si lo piensas objetivamente cada kien le da el significado propio a su manera de ver una amistad ...
en mi caso creo algo tal vez muy similar a lo expuesto anteriormente por ti ... la amistad es uno de los pilares mas fundamentales en la vida del ser humano ... creo k kien no es capaz de tenerlo no puede vivir completamente en armonia ...
Y sabes ... a ratos me da por pensar en k la amistad eterna no existe ... no he tenido muy buena suerte en lo k a amistad se refiere ... pero si e tenido varias personitas k llenan mi vida y la hacen feliz =) .... sin importar nada ...

Escribes muy lindo =)


Byeee!!

Iván solla dijo...

hola tengo un blog que se llama la bida misma y trata pues de el amor la amistad cosas asi
apsate y si quiere sponete seguidor quiero ahcerme latuyo pero no l oveoo
saludos