miércoles, julio 09, 2008

"Quiero que localicen a esta mujer"

En el capítulo 17 de Luz de Luna, esa mítica serie de los años 80, los detectives protagonistas, Maddie Hayes y David Addison, reciben a un hombre que les entrega un dossier y les dice: "Quiero que localicen a esta mujer". No la conoce y no tiene ninguna foto de ella. Y, ante la cara de asombro de los detectives ante semejante rareza de caso, así les explica los detalles del mismo:

"Esto puede parecer poco ortodoxo. No sé quién es esta persona, no sé quién esa mujer, jamás la he visto. Tengo 39 años. He ganado más dinero el año pasado que mi padre en toda su vida. Cambio de coche cada dos y años y medio. Tengo una casa y también un barco. Soy la clase de hombre que lee Playboy, que no sale de casa sin su tarjeta de American Express. Me afeito dos veces al día porque nunca se sabe a quién puede conocerse. Creo en Dios pero no en una religión necesariamente. Y estoy miserable y terriblemente solo.

Ahí tienen todo lo que busco en una compañera, en una pareja. No sé si existe ni estoy seguro de que exista. Pero si ustedes la encuentran, yo les pagaré 30.000 dólares. Llevo 20 años por ahí diciendo todas las mentiras que los hombres dicen a las mujeres y no la he encontrado.

¿Han salido por ahí últimamente? Yo ya no sé qué hacer. Cada noche, clubs, bares, búsqueda, citas personales por computadora. Y no la he encontrado. Estoy empezando a pensar que no existe en absoluto. Pero luego pienso que tal vez no sea su culpa, sino la mía, que tal vez no sepa cómo encontrarla. Me he planteado esto como si buscara a una persona desparecida. Entonces, ¿por qué no acudir a especialistas entrenador para encontrar a gente desconocida basándose en una mera descripción?".

Me quedan todavía unos años para llegar a los 39. Todavía no tengo casa propia y, la verdad, no creo que tenga nunca un barco. Por descontado no me afeito dos veces al día (por Dios, qué coñazo...), ni tengo coche. En realidad, no tengo ni carnet. Y tampoco leo Playboy, francamente... Como tampoco tengo 30.000 dólares, no sé por qué pero me da a mí que David Addison y Maddie Hayes no aceptarían mi caso...

11 comentarios:

El Impenitente dijo...

No se busca. Se encuentra.

Perdón por el topicazo.

C.C.Buxter dijo...

Pero, ¿la encontraron? No nos dejes con la duda...

Yo me hubiese quedado con la propia Cybill Shepherd, aunque parece ser que en la vida real era una petarda bastante consentida y caprichosa. De ahí que su carrera cinematográfica se quedase donde se quedó.

No te desanimes, Juan. En última instancia, siempre te queda unirte al "Club de los falto de cariño" de Manu Leguineche, o al "Calabazas Club", de Antoni Daimiel y Andrés Montes. Los dos fueron fundados por periodistas, así que te sentirás como en casa. ÚLtimamente nuestras sesiones son muy concurridas ;P

Silvia dijo...

Me ha gustado mucho este post y no sabes como te entiendo lo que quieres transmitir... Es una pena que el poco tiempo que estamos por aquí, algunos de nosotros, estemos solos. Yo lo que realmente echo de menos, es que alguien me conozca de verdad, de una manera que no me conozca nadie más... No sé, no me apetece darle muchas vueltas a este tema, porque me entra la depresión, y estamos a viernes y no puede ser, jeje. Además, también me mortifica preocuparme por cosas así, cuando la gente sufre en el mundo tremendamente, ayer se me rompió el corazón al pensar en esos 9 bebés que murieron en la travesía de su patera desde Marruecos hasta Almería. No sé, comparado con eso, lo mío son minucias, estaré sola, pero hay gente mucho peor que yo.

Bueno, que menudo rollo que te he soltado, a ver si me pongo a currar un poquito.

Bss!

Princesa Amigdala dijo...

El mal de esta época, JRM.

*V* dijo...

Pfff....ni idea de si se encuentra o se busca... a saber, ya me gustaría entenderlo a mi! aunque visto de un modo lógico para encontrar hay que buscar....

Yo es que aún no he superado el topicazo adolescente del carpe diem y, aunque en menor medida que en la adolescencia, lo mantengo: aprovecha lo que vayas viviendo, es mejor lamentarse por lo que no se tiene que por lo que se ha perdido así que dentro de lo malo podemos decir que estás estupendamente!

Bueno, queda demostrado que a mi esto de dar opiniones sobre cuestiones tan trascendentales se me da de pena así que me limitaré a decir que espero que la busues/encuentres/lo que sea ;*

bebita dijo...

Te puedo pedir un favor? Si al final lo aceptan me presentas a David?? Prometo portarme bien!! :)
No, en serio, jo, deja un regusto triste este post, pero yo estoy segura de una cosa: El día menos pensado aparece y todo se queda patas arriba, un desorden maravilloso, el de estar enamorado...
Besitos mil!!

MaryJane dijo...

Jajajajaja, ¡qué gracioso!...
Perdona que me ría hombre, pero es que es cierto que la falta de cariño o el desamor, es el mal de la sociedad actual.
Cada vez es más complicado dar con la persona adecuada, ¿no será que vemos mucha tele?, ¿no será que estamos sulpantando nuestra própia personalidad por la de quien se supoene que nos gustaría ser?, yo tengo demasiadas preguntas que nadie quiere responder, amigo.
AMOR es una amplia palabra, tan sencilla y tan complicada a la vez, cansada de pedirlo a gritos, como mimosa que soy, un día escapé del lindo castillo que se había construído a mi alrededor y recobré el sentido de las palabras mágicas.
Si quieres podemos hacer una especie de Meetic bloggero, igual ncuentras a la candidata perfecta...
Perdona mi ironía, es que podría estar divagando sobre esto durante días...
Besos, cariñosos!!!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Impenintente, topicazo aceptado. Porque es cierto, claro...

C.C.Buxter, no puedo desvelar el final, que si no el episodio perdería su gracia, je, je...

Silvia, ciertamente, pero... ¿para qué darle vueltas? Depresiones las justas, ¿eh...?

Princesa, eso dicen, eso dicen...

V, gracias por el deseo, je, je... ¡Y carpe diem, claro!

Bebita, eso está hecho. Ahora llamo a David y le cuento... ¿Segura...? No sé yo...

Mary Jane, claro que te acepto la ironía... ¿Hay algo mejor para estos casos, je, je...? Y si conoces alguna candidata para ese Meetic bloggero (¡me ha encantado el término!), yo me dejo presentar, je, je...

Anónimo dijo...

Juancho, soy David "Spidey".

Por enésima vez se me ha olvidado la contraseña de google/blogger, ergo me convierto en un ser siniestro más conocido como Anonymous.

Quiero que encuentren a esta mujer.

La abigarrada trama de vidas que no se cruzan.

Uno de los "males" de nuestro tiempo. Y lo entrecomillo porque soy de los que piensan que "mejor sólo que mal acompañado", incluso en el terreno amoroso.

Ciertamente la introspección, el individualismo, el inconformismo, la ambición, la competitividad, la vida sedentaria, la comodidad, el egoísmo, el estrés, el no pasar hambre, la longevidad, y otros muchos factores tienen algo que ver en que las medias naranjas campen solitarias, a sus anchas, desconociendo a su otra mitad.

La vida de un opositor, añado yo a todos los elementos mencionados. ¿Te suena?

Es posible que se tomen una caña espalda con espalda y entonces tengan forma de reloj de arena horizontal.

Es posible que jamás lleguen a conocerse.

¿O tal vez algún día?

A mí me pasa lo mismo que a tí, Juan. Soy otra media naranjita a la que tampoco aceptarían el caso los famosos detectives que propones. "No hay caso", que diría un jurista o un opositor.

Y sin embargo un paseo en red en una fría noche con la compañía de los edificios y bajo la implacable mirada de la luna puede ser la solución a todos mis problemas.

O que Valverde gane el Tour. Sí, esto me reconfortaría.

Creo que se me está subiendo el EPO a la cabeza.

Un saludo para todos,

David "solitaire poker".

Reverendo Pohr dijo...

¿no has pensado que la satisfacción podría no estar en encontrarla sinó en el camino que sigas para encontrarla?

También puede ser que la pregunta que haces no sea la adecuada. Recientemente ví "Definitivamente Quizás" (una comedia romántica, un subgenero que me suele cargar bastante), en el cuál planteaban lo siguiente: "La cuestión tal vez no sea el "Quién" sinó el "Cuando". Tal vez la futura madre de tus hijos está actualmente casada con otro.

Juan Rodríguez Millán dijo...

David, es cierto, mejor solo que mal acompañado... Me da a mí que lo de Valverde está chungo. Deja a los franceses tranquilos, que el año pasado vivieron dos ganadores españoles en el mismo año (Pereiro, por fin proclamado del de 2006, y Contador, de 2007) y eso fue duro para ellos...

Reverendo, pues lo mismo... Eso me recordaba un diálogo de Friends en el que Ross, recién divorciado de su mujer lesbiana (¡qué delirante situación!) se plantea si en esta vida sólo hay una mujer para cada uno, je, je...