viernes, julio 11, 2008

La palabra no era el problema

Ya se ve que en la vida real, a diferencia de los cuentos, no vale esto de las palabras mágicas... Mira que ya hace unos días que Zapatero dijo la palabra "crisis" en la entrevista de Antena 3 (¿os habéis fijado en la reacción de sus entrevistadores?; como niños pequeños: "ha dicho crisis, ha dicho crisis, na, na, na-na, na..."), y las cosas parecen que no han cambiado nada de nada... A ver si decir la dichosa palabreja no iba a ser la solución... Decir "crisis" ha tenido el mismo efecto que decir "abracadabra", "shazam" o cualquier otra palabra mágica... Y eso que ya casi me había creído que iba a funcionar, porque como lo que se le exigía a Zapatero era que dijera el término y se dejara de tonterías... Y no es que no tengan parte de razón quienes critican, no, pero es que a veces uno oye cada argumento absurdo...

Una vez más, el debate ideológico nos oculta el bosque de la realidad. Una vez más, llamar las cosas de una forma u otra centra más atención que el problema de fondo, el único problema en realidad. Ya pasó, por ejemplo, con el para unos pacto con los terroristas y para otros proceso de paz. ¿Importaba que los terroristas dejaran de matar? Por lo visto no, lo importante era cómo se refería cada uno a la cuestión. Ahora lo mismo. Y ni siquiera cuando debatimos sobre este debate, merced a las invenciones de la ministra de Igualdad, nos damos cuenta de la tontería en la que estamos cayendo. No hay forma de que aprendamos, no... Vale, el presidente del Gobierno ya ha dicho "crisis". ¿Y ahora qué? La mitad de los que le criticaban ya no saben qué decir. La palabra no era el problema y ahora tienen ahora que buscar nuevos argumentos para seguir criticando mecánica y metódicamente. Suerte, muchachos.

Ahora bien, llamadme demagogo, pero hay una frase que dijo Zapatero en esa entrevista con la que estoy plenamente de acuerdo. "En esta crisis hay mucha gente que no va a tener ninguna dificultad", dijo. Y, claro, veo colas enormes en la Gran Vía madrileña de gente a punto de gastarse 350 euros en el iPhone, veo a gente gastándose entre 1.300 y 3.500 euros en un día para ver a España ganando la Eurocopa, veo las carreteras llenas en los días señalados de la operación salida de tráfico, veo los bares llenos a todas horas... ¿Crisis? Pues seguro que sí, pero no para todos ni de la misma forma. Digo yo...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi relativismo político y mi condición de descreído/escéptico en este ámbito me empuja al chascarrillo.

¿No había una tienda de cómics con el nombre maldito?

Cada barco con su viga maestra
Remad en dirección siniestra
Ignorando si existe rumbo
Secundado por el fuerte viento
Impetuoso camino, ¿del mundo?
Silencio! efímero... mi tiempo.

^

Un saludo,

David "S".

Mar dijo...

No tiene mucho que ver con el tema que tratas en esta entrada, pero quería darte las gracias por venir a visitarnos a Entrecómics... y que haré todo lo posible por no volver a dormirme en el cine ;-D

Lo dicho: muchas gracias!

Besitos entrecomiqueros

Noelia Jiménez dijo...

Estoy de acuerdo en que la palabra no es el problema, pero si no se reconoce la situación que nombra esa palabra, mal vamos.

C.C.Buxter dijo...

En todas las situaciones de crisis económica habrá a quien no le afecte, pero eso no significa que otros lo estén pasando muy mal.

Por poner una nota de humor y de consuelo, habría que recordar lo que dijo Groucho Marx a propósito del crack del 29: "Tendrían que haber estado allí para creerlo, en Central Park eran las palomas las que daban migajas de pan a los hombres".

Juan Rodríguez Millán dijo...

David, si es que, visto lo visto, lo mejor y más sano es caer en el chascarrillo...

Mar, gracias a ti por devolerme la visita. Lo mismo encuentras más adecuado a la materia mi último post en mi blog de cine, je, je...

Noelia, totalmente de acuerdo. El problema es lo que importa, a ver si alguien se da cuenta por fin...

C.C.Buxter, sin duda. Y en esos hay que fijarse. Pero nadie parece hacerlo, ni los que mandan, ni los que oponen, ni los que informan. Genial Groucho, siempre genial...

Roi Piñeiro dijo...

Negar la palabra crisis es un juego absurdo del Gobierno que la verdad nunca he entendido, así que a ver si se van dejando ya de tonterías.

Por otro lado, en esta crisis quedan todavía muchas cosas por decir para saber quién lo va a pasar mal y quién no. Llenar el depósito estándar por 70 euros va a pasarnos factura antes o después, conduzcamos o no, hablemos por iPhone o por el zapato, así que mucho ojito y a ir pensando en ahorrar, eso a lo que ninguno de nuestros padres nos enseñó en la Sociedad del Bienestar.

Anónimo dijo...

Tiene una perspectiva muy estudiada esta foto