martes, diciembre 12, 2006

Fraga: "Algún exceso tuvo Pinochet"


Fraga, don Manuel, es actualmente senador. Por tanto, parte del Parlamento español, democráticamente elegido en unas elecciones desde que en 1978 se aprobó la Constitución. Antes fue presidente de la Xunta de Galicia durante bastantes años. Y antes, ministro con Franco. Dicen que derrochamos demagogia quienes atacamos a Fraga, don Manuel, por su pasado.
De acuerdo, olvidémonos del pasado y hablemos del presente. Anoche me topé con unas declaraciones de Fraga, don Manuel, sobre la muerte del dictador (nada de ex, eso no se deja de serlo nunca) Agusto Pinochet, en Noche Hache. Respondía a la reportera Marta Nebot (no tiene suerte la muchacha con los líderes populares; recordad que fue ella quien vio cómo Aznar le metía un bolígrafo en el escote para no responder sus preguntas). Primero dijo que a los muertos hay que dejarlos en paz. Y después soltó sus dos perlas. Afirmó sin rubor que era verdad que Pinochet había cometido "algún exceso". ¿Lo dirá por las ejecuciones? ¿Por el golpe de Estado? ¿Por las torturas? Fraga, don Manuel, debería aclarar a qué se refiere exactamente, a mí por lo menos me haría dormir más tranquilo. Y luego aseguró que Pinochet "dejó un país mejor de lo que lo encontró" porque "lo de Allende era catastrófico". Y como era catastrófico, claro, Pinochet no tuvo más remedio que acabar con él. Si en el fondo es que el Pinochet éste era un benefactor de la humanidad. ¿Solución a las catástrofes del mundo? Pues un golpe de Estado y una dictadura. Si es que este Fraga, don Manuel, es un genio. Deberían darle las llaves del reino de una vez.
Y ahora hablemos del futuro. Me da asco que un señor con estas ideas forme parte del Senado español y después de oír estas palabras alguien debería hacer algo para que abandonase ese puesto, que está ligado a una democracia en la que Fraga, don Manuel, parece no creer. Pero bueno, como ahora mismo el Senado no tiene utilidad, en realidad sólo le estamos pagando un retiro a este anciano en un lugar donde no puede hacer mucho más daño que el que hacen sus declaraciones. Pero ya me duele darle dinero público.
"Se me abren las carnes", dijo Marta Nebot después de poner el vídeo en el que se escucharon estas perlas. Y a mí también. Y se le deberían abrir a otros muchos.

2 comentarios:

Margot dijo...

Por supuesto que a mi también se me abrieron las carnes, pero quizás menos que a Marta porque soy mas pureta que ella y sé muy bien de qué va este señor.

El señor Fraga no ha pedido ni tan siquiera perdón por haber compartido mesa y mantel con un dictador que firmaba las sentencias de muerte mientras se tomaba un café. Que bien lo de la memoria histórica, a ver si recordamos lo que paso aquí durante la dictadura, no durante la guerra, porque en las guerras siempre se cometen atrocidades porque en sí mismas son una atrocidad. Lo peor de aquí fue el después. El mantener a una juventud que lucho por unos ideales, condenados al silencio y al miedo hasta el día de su muerte. Hay muchas personas que todavía no se atreven a hablar.

El señor Fraga tendría que pedir perdón, debería pedir perdón.

Jaasán dijo...

¿Qué más podemos decir de Fraga? Este hombre es una vergüenza para la política española. ¿Cómo no vamos a atacar a Fraga por su pasado? No podemos perdonar a una persona que apoyó una dictadura, y menos aún si sigue soltando estas "perlas" fascistas. Hay gente que nunca avanza.

Un fantástico blog, ¡enhorabuena!
Jaasán
laespanaactual.blogspot.com