lunes, diciembre 18, 2006

El debate nacional sobre Risto


Me vais a permitir que, por un día, escoja un tema realmente frívolo para tratar en este blog... No soy seguidor de Operación Triunfo, es un programa que nunca me ha gustado, como tampoco me entusiasman los cantantes (¿cantantes?, habría que preguntarse en algún caso) que han salido de la famosa Academia (así, con mayúsculas, que para eso es la Academia que conoce la gente...). Pero es que me ha llamado mucho la atención el caso del tipo de la foto, Risto Nejide, el nuevo jurado de esta temporada del programa.
Cuando uno escribe en Google el nombre de este tipo más las siglas del programa se encuentra más de medio millón de entradas. Cuando este tío da sus valoraciones a los concursantes, la audiencia de Operación Triunfo prácticamente se dobla. Llevo un par de semana escuchando esas valoraciones y es obvio que Risto es borde. Incluso maleducado en algunas ocasiones. En muchas, mejor dicho, en la mayoría. He visto a concursantes indignados, casi llorando, tras escucharle, y han preferido incluso callarse lo que seguramente hubieran sido insultos de no mediar las cámaras. La gente en el plató le abuchea semana tras semana incluso mientras le escucha y los enfrentamientos con los profesores de la Academia (insisto, con mayúscula) se suceden. Anoche le dijo a una concursante, de la que antes había dicho que "no era difícil de mirar" (pedazo de piropo...), que era "como un consolador". Y eso, según explicó, significa que es de ejecución perfecta pero con frialdad y sin sentimientos. A otro concursante le dijo que era como una tabla de planchar, que no importaba a qué altura le pusieran que siempre estaba plano. Dos ejemplos de lo que por lo visto ha sido una larga lista de elogios en los más de dos meses que lleva esta edición de OT.
¿Y qué conclusiones sacamos de todo esto? Lo primero, que Telecinco hace una nueva apuesta por lo que yo considero telebasura (aunque asumo que no todo el mundo debe pensar como yo en este aspecto). ¿En serio es espectáculo ver como una especie de docente se ensaña de esta forma con sus supuestos alumnos? ¿Realmente disfrutamos en España viendo a un tío que se lo pasa bomba con ese papel que tiene asignado y que interpreta a las mil maravillas? ¿No nos rebelamos ante comportamientos así cuando tienen lugar en una escuela, un instituto o una facultad? ¿Porque los aceptamos en televisión? ¿Qué tiene de divertido ver a un jurado de un concurso y unos profesores lanzarse dardos envenenados a través de la pantalla?
Pero el caso es que funciona. La gente no para de hablar de este tipo (yo mismo acabo de caer en la trampa) y la audiencia le sigue. Si Telecinco metiera un corte publicitario entre las opiniones de Risto, ganaría una fortuna todavía mayor. Y de eso la culpa la tenemos los españolitos. La televisión de calidad, con estos planteamientos, va a ser siempre una utopía.

9 comentarios:

imagina dijo...

Me parece oportuno el tema que tocas y me congratulo del contenido, que yo hubiera firmado, ya que aunque no he visto al energúmeno en acción, se de quién hablamos y el tipo de televisión que representa.
El problema como muy bien apuntas es que el modelo de porca/TV, funciona y si el objetivo de las televisiones comerciales es ganar audiencia/dinero, están haciendo lo que deben (¿). Quizás como en otros temas, deberían ser los entes rectores de la sociedad los que establecieran que es correcto y que no lo es.
Pero, me temo que el $poder$, motor y árbitro de que se “debe” (y se puede) hacer, quiere unos medios audiovisuales idiotizantes, en línea con las películas que masivamente nos invaden y, aunque hay quién me lo discute, nos educan.
Saludos

Anónimo dijo...

Tengo que alegar en mi defensa que el poco tiempo libre que tengo prefiero dedicarlo a otras cosas mejores que ver la TV en estos tiempos que corren. Mi parrilla televisiva se reduce a los informativos x la mñn, algunos deportes el fin de semana y el canal Viajar.
Pero claro, una tiene oidos y la primera vez que me hablaron de Risto contesté algo así como ¿Que Stoickov ha vuelto a jugar? Queriéndome quedar con el personal, el resultado fue que al final todos se rieron de mi. Tras este bochornoso capítulo decidí enterarme de quién era "el hombre de moda" y la verdad es que me fue muy fácil porque está en boca de tod@s.
Yo no se si el poder nos quiere idiotizados o hay masas que prefieren idiotizarse, lo que está claro es que si quieres ver televisión de calidad o lo haces a horas intempestivas, con lo cual al día siguiente no hay C-risto que te levante; o bien seleccionas un canal cultureta del Vía Digital siempre que puedas permitírtelo y tengas suerte de encontrar en la programación lo que estás buscando...

En fin... despropósitos varios.

Roi Piñeiro dijo...

Sin ánimo de defender ningún programa de telebasura... pero ya puestos a criticar, y sabiendo de antemano que me lloveran críticas por comparar... ¿hay algo que idiotice más una sociedad o que haga ganar más dinero a la TV que el repetitivo, cansino y opioide deporte rey?. Igual de triste me parece que se paralice el mundo con este Risto que con el otro (Hristo) o con cualquier final de cualquier mundial. La TV expone diferentes sabores de opio y es el pueblo el que elige cual fumar. Por la parte que me toca, yo me quedo con un borde bastante más inteligente, Dr. House, los martes en cuatro.

Anónimo dijo...

El tal Risto, más que ser borde, es un ineducado -que resulta peor que ser maleducado, creo-. Lo suyo raya en el mobbing y supera ampliamente el terreno de la bordería.
Ayer dormitaba mientras oía de fondo OT... y conocí al borde-grosero del momento. Un auténtico oprobio, pero un catalizador de audiencias, según tengo entendido.
La puñetera audiencia... dice hoy Silvia Intxaurrondo -partenaire de Gabilondo en el informativo de la noche de Cuatro- que la audiencia no es más que un termómetro. El problema es que, como el termómetro diga que tienes fiebre continua, ve preparando los papeles del paro...

Anónimo dijo...

Es imposible no conocer a tipos como este, aunque no vea el programa en el que salen: adquieren tal popularidad que, si no sabes quién es, te quedas fuera de juego de la mayoría de conversaciones.

Hay que comprender al pobre hombre: cuando tus padres te ponen de nombre "Risto", es para estar perpetuamente cabreado... Ahora en serio, a mí me parece que es un simple producto televisivo, quizá hasta tenga guión de lo que tiene que decir. Y se hace famoso porque eso es lo que a la gente le gusta: uno de los atractivos de OT de este año es ver qué va a decir Risto en sus nominaciones. Incluso creo que regalan sus gafas con una revista o algo así.

No descartaría que la aparición de este hombre tenga algo que ver con el auge de "House", claro que hay diferencias evidentes: House es ficción y, de hecho, en él siempre hay un trasfondo moral que oculta con su "brutal" sinceridad.

La verdad es que, en comparación con el resto de la programación de Telecinco, OT me parece un programa angelical; salvo las intervenciones de Risto, el resto son chicos cantando en un escenario. Teniendo en cuenta que el resto de cosas son dolces vitas, grandes hermanos, a tu lados y demás detritus...

Jaasán dijo...

Mi comentario sería más bien un remix de los anteriores, ya que hay varios puntos en los que estoy muy de acuerdo.
-Con el autor, estoy de acuerdo en que lo que se busca es publicidad y que hablemos de este hombre, cosa que han conseguido (éste es el post más comentado de este blog, al menos de los que he visto)
-Con c.c.buxter, estoy de acuerdo en casi todo. El ser borde al estilo House está muy de moda. Además, Telecinco ha dejado clara su apuesta por la telebasura, y es la cadena líder en audiencia gracias a ella.

En fin, más mediocridad televisiva, aunque no es de lo peor que se ve en televisión.

Jaasán
laespanaactual.blogspot.com

Litri dijo...

Bueno, hace tiempo que no pasaba por tu magnífico blog y creo q está bien q polemice un poco. Yo me declaro un auténtico seguidor de la telebasura tipo GH, OT, etc... no soy de esas personas que nunca han visto ningún programa de máxima audiencia y sólo ven los documentales de La 2. Yo por el contrario me trago toda esta basura pq me divierto como un auténtico crío y que quereis q os diga yo no aguantaría una televisión que no fuera entretenimiento puro y duro. La verdad es que ver Gran Hermano u Operación Triunfo no está reñido con ser una persona inquieta a la que además le gusten otro tipo de cosas, pero bueno, a lo que íbamos: Me declaro fan acérrimo del tal Risto, un auténtico crack a mi entender. Sí, es verdad que el tipo es un tanto borde y que dice las cosas de una forma un tanto desmesurada pero es que dice lo que piensa y dice verdades como puños. Por poner un ejemplo, ha sido el único tipo con la suficiente valentía de decir lo que todo el mundo pensaba sobre ciertas cosas: pq eligen siempre canciones tan coñazo??? porque los de vestuarios los viste (en palabras textuales) "a ellos como payasos y a ellas como putas", etc... cosas que el telespectador q sigue ese programa tb piensa. Gracias a él hay cosas que se han mejorado y gracias a la caña que les da a algunos concursantes unos pocos han comprendido q la única forma de hacer carrera en la música es q te digan a las claras q por ese camino no vendes ni un sólo disco. Q es cruel? Q esperen a salir de Ot para ver lo q dicen los críticos de su primer disco, si es q consiguen llegar a sacarlo, ahí verán lo cruel q es la vida en el mundo del espectáculo.

Victoria dijo...

Ah, la de Stoickov era yo, que no me dejaba firmar blogger, hay que ver...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Como dice Jaasán, este es uno de mis post más comentados... Y me alegra haber reunido aquí a defensores y detractores de Risto y de programas como OT. Este es el debate al que uno aspira cuando abre un blog como éste. Gracias a todos.
Victoria, todavía me estoy riendo con lo de Stoichkov... Y provocar una sonrisa es siempre de agradecer...