miércoles, diciembre 31, 2008

Así fue 2008

Se acaba 2008, un año en el que han pasado muchas cosas. Como en todos, se podrá decir. Y quizá sea verdad. Pero es que de verdad han pasado muchas cosas. ¿O acaso no es 2008 el año en el que Estados Unidos eligió por primera vez un presidente negro? Obama, el protagonista de este año sin duda alguna, llegó como salvador. Si lo es, lo tendrá que confirmar en 2009, cuando ponga fin a los nefastos ocho años de Bush en la Casa Blanca, noticia que por si sola ya era tremendamente positiva, al margen de quién ocupara su lugar. Obama sólo ha tenido un rival en las páginas y los informativos de los medios: la crisis. Esa economía de la que tan poco sabíamos y de la que ahora todos somos expertos. Hipotecas subprimes, euribor, IPC, inflación y paro ya son términos del día a día. La crisis, la noticia de 2008. Y de 2009. Pero no tanta crisis para algunos, que ya sabemos que siempre hay algunos que se las arreglan para salir de estos desaguisados.

La huelga de los transportistas nos anunció un año económico duro, el precio de la gasolina nos colocó en el peor de los escenarios y luego llegó lo que tenía que llegar. Empezaron a caer bancos por todas partes. En España no. Pero aquí sí se tambalearon las inmobiliarias. De las grandes sólo se hundió Martinsa-Fadesa, pero el agujero es grande. Como el de los pisos sin terminar que pueblan la geografía española. La construcción cae y eso genera paro. Vuelve el alquiler como forma de vida, aunque a pasos muy lentos. El sector del automóvil también cayó y sigue cayendo en picado. Planes de emergencia cuyos resultados no llegan a la gente, a pesar de los famosos 400 euros de Zapatero. Subió el precio del arroz y nos dimos cuenta de que teníamos también un problema en el sistema alimentario mundial. Y nadie de los que mandaban se dieron cuenta de que todo ésto iba a pasar. Eso debe ser malo. Y por eso quisieron hacer algo en Washingtyon esos que forman el G-20. Con Zapatero allí sentado.

Y en España Zapatero ganó otra vez las elecciones generales, y van dos. Rajoy perdió otra vez las elecciones generales, y van dos. Si nada lo remedia, y hay muchas cosas que lo pueden remediar, en 2012 los dos políticos harán su hat trick particular. Para bien o para mal, que de todo hay, el año político fue también el año de la mujer. Zapatero hizo un gobierno con más mujeres que hombres, el primero de la Historia, y si hay alabanzas para Carme Chacón no hay más que crítica para Bibiana Aído. Rajoy, tras su amago de dejarnos y antes de que Esperanza Aguirre proclamara la guerra, le dio poder a Arenas y al PP valenciano y colocó a dos mujeres en la vanguardia popular: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santarmaría. Si ya lo dejó claro Rajoy cuando sacó a la niña en el debate... Porque hubo debate antes de las elecciones, dos de hecho, y eso ya era noticia.

Será por eso que Zaplana dejó la política y Acebes se convirtió en un pluriempleado diputado raso. ¿Y Pizarro? El abandono más triste fue el de Leopoldo Calvo Sotelo, que se convirtió en el primer presidente de la democracia en morir. Quizá la mayoría pensaba que ese iba a ser Suárez, sobre todo cuando se publicó esa bonita fotografía de su encuentro con el Rey, ambos de espaldas, como dos viejos amigos aunque no sabemos si se reconocieron. Ibarretxe se quedó sin una consulta que él ya sabía que no iba a poder hacer. La Constitución, mientras tanto, cumplió nada menos que 30 años mientras el Congreso se ve más vacío que nunca por mucho que Bono, presidente de la Cámara Baja, lo señale primero y lo intente explicar después. Y el 2 de mayo cumplió 200 años. La Constitución Europea no llegó ni a vivir y su muerte se certificó en Irlanda. Garzón quiso procesar a Franco. Y certificó su muerte, claro. Pero abrió vías y debate.

La crisis lo ocultó casi todo, pero algunos asoman la cabeza porque su miseria no les deja hacer otra cosa. Con la triste llamada de atención a los medios del 31 de diciembre en forma de atentado contra la libertad de expresión e información, ETA puso fin a otro año de inexplicable, incomprensible e irracional violencia en el que asesinó a cuatro personas. ¿Para qué? Ni ellos mismos lo saben. Y por eso cayeron hasta tres cúpulas de la banda terrorista y asesina. Tres números uno. Cada rueda de prensa de Rubacalba es una fiesta. Y habrá más en 2009. De Juana Chaos salió de prisión poniendo fin al circo de sus huelgas de hambre. Está en Irlanda, pero tendrá que volver a España para ser juzgado. Como todos los que opten por la vía terrorista después de haber renunciado a la vía de la palabra.

El milagro se produjo y el AVE, sorteando socavones, retrasos y mil problemas más, llegó a Barcelona. Donde no hubo milagro posible fue en Barajas. El avión de Spainair provocó una tragedia de enomes proporciones. Murieron 154 personas en una jornada de horror. Como murió una niña pequeña, Mari Luz, revelando lo que muchos ya sabían: que la Justicia no va bien. Su padre, sin embargo, dio una lección de concordia difícil de olvidar. En Zaragoza tuvieron su Expo del Agua. Murieron 70 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Como si hubiera sido solo una. Una ya sería demasiado. La Reina provocó un escándalo con unas declaraciones publicadas en un libro que no sabemos si dijo o no, si eran exactas o inexactas. Y los porteros de discoteca saltaron a la primera página cuando la muerte de un chaval en la puerta de una de ellas nos llevó a leer cómo se saltan la ley a conveniencia. Hubo cayucos, siempre los hay, pero parece que este año fueron menos que el anterior. Y eso ya es bueno.

Kosovo nació como país, aunque todavía muchos no lo han reconocido. La invasión de Irak cumplió cinco años y los atentados que allí se producen ya no son casi ni noticia. Si lo fueron los de Bombay, un cuidado y macabro plan que sembró el terror y dejó casi 200 muertos. Los Juegos de Pekín fueron un oportunista altavoz para muchos que quisieron protestar por la situación del Tibet. De China también nació el escándalo de la leche contaminada que acabó con la vida de varios niños y arruinó las vidas de muchos más. Descubrimos el horror desatado en su propia familia por Josef Fritzl, el monstruo de Amstetten. El ciclón Nargis arrasó Myanmar y unas 140.000 vidas. Descubrimos que en Somalia, además de hambre y miseria, hay piratas. Fidel Castro no ha muerto aún, pero delegó el poder en su hermano. Y Berlusconi volvió a mandar en Italia. Ingrid Betancourt por fin fue liberada y se convirtió en un símbolo. Rusia atacó Chechenia. Israel, Gaza. Y Naciones Unidas sin dar noticias.

Fue el año de la huelga de guionistas, que apresuró el fin de las temporadas de las series y paralizó películas de Hollywood. Fue el año en el que un español, Javier Bardem, ganó un Oscar como mejor actor y en el que No es país para viejos ganó el premio a la mejor película. Pero sobre todo fue un año de lágrimas. Primero se fue Charlton Heston y después murió Paul Newman. ¿Por qué? Porque las leyendas también mueren, pero siempre nos dejarán su imagen en la pantalla grande. Fue el año de El Caballero Oscuro, que sólo se ve superada en taquilla por aquel fenómeno que fue Titanic, y del regreso de Indiana Jones. Se acabó Harry Potter, al menos en los libros. Como los Guiñoles en Canal +. Y el Chikilicuatre, infiltrado de La Sexta en TVE, se presentó en Eurovisión con una triste imagen y un resultado también triste. La TDT llegó para quedarse... o eso creo. ¡Fútbol gratis en La Sexta! ¿Cómo lo pagan ellos? Ni idea. Y Superman cumplió 70 años.

Pero si por algo destacó 2008 fue por el deporte. Los éxitos de los españoles. Nadal, número 1 del mundo, dejó una inolvidable final de Wimbledon con Federer. Y sin Nadal ganamos la Copa Davis. España nos hizo cantar aquello de "campeones" por fin en fútbol, con una Eurocopa que supo a gloria. Contador se convirtió en el primer español en ganar Giro, Tour y Vuelta. Alonso nos recordó al campeón de siempre en un final de temporada enorme. Las chicas de natación sincronizada, Gemma Mengual a la cabeza, nos hicieron soñar otra vez. La selección de baloncesto demostró que sólo con trampas se le puede ganar y Gasol jugó una final de la NBA con los Lakers. La perdió, pero todo llegará. Las 18 medallas olímpicas de los nuestros y miles de éxitos deportivos más a lo largo del año. El mejor, en el fondo, el de Seve Ballesteros, que va ganando el partido de su vida.

La Real sigue en Segunda, sí (por lo que ocurrió sobre el campo, los tristísimos dos minutos en Vitoria, pero también por la ya demostrada compra de partidos que pone sobre la mesa la triste podredumbre que hay bajo las alfombras sin que nadie quiera investigarlo o poner remedio), pero eso se solucionará en 2009. ¿Que Hamilton ganó el Mundial de Fórmula 1 más igualado y emocionante de la historia? Qué le vamos a hacer, con lo de la Real ya tenía claro que 2008 no podía ser pefecto. Por muy lejano que parezca, el Madrid ganó la Liga, y el Manchester la Champions. Rossi fue otra vez campeón de Moto GP. Pero el deporte tenía ya sus héroes en los Juegos. Michael Phelps hizo la bestialidad de ganar ocho medallas de oro, algo que nadie había logrado antes. Usain Bolt destrozó los récords de 100 y 200 dejándonos con la boca abierta. ¡Qué juegos tan hermosos!

Ya se hacen órganos en el laboratorio para ser trasplantados a seres humanos, ya se clonan embriones humanos para en el futuro poder curar enfermedades como el Alzheimer. Se intentó restringir, todavía y afortunadamente sin éxito, la descarga de archivos con los sistemas P2P. La piratería es otra cosa. Facebook se convirtió en parte de las vidas de casi todos. En Marte se descubrió agua helada. ¿Vida? Eso todavía no. Llegó el Blu-Ray, aunque la mayoría todavía no nos hemos enterado. Y, sí, llegó por fin a España el iPhone. El profesor Neira nos enseñó los valores y las consecuencias de ser valiente y de tratar de defender a una mujer maltratada. Y la miseria del ser humano, con las caras de su agresor y de la mujer a quien intentó defender. Un acelerador de partículas nos debía enseñar cómo nació el universo, pero se estropeó.

Esto fue, a grandes rasgos, 2008. Año de ilusiones, de frustraciones, de risas, de lágrimas. Cuántas cosas pasaron en 2008. Y cuántas van a pasar en 2009. Dentro de un año os las recuerdo.

8 comentarios:

Mara dijo...

vaya vaya Juan, que resumen jejeje me quedo con desearte un feliz feliz año nuevo :) Muchos besos

PAblo dijo...

Un añito menos y un añito más.

¡Feliz Año!

bebita dijo...

Feliz año nuevo, Juanito!! Qué de cosas (nos) han pasado en 2008 y cuántas van a pasar en 2009. Quédate para contárnoslas, eh? ;)
Besitos!!

C.C.Buxter dijo...

Exhaustivo resumen de un año que ha dado para mucho. Sólo he echado en falta una noticia a la que, por lo demás, no se quiso dar demasiada importancia en su momento: 2008 fue el año en el que los Albertos, que estafaron 24 millones de euros en el caso Urbanor y fueron condenados a tres años de prisión, se fueron de rositas porque el TC quiso que su delito estuviese prescrito. Parece ser que a alguien le hacía falta su compañero de caza...

Por otra parte, ¿de verdad ganó el Madrid la Liga? ;P

Casandra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Casandra dijo...

Rajoy, por Dior, JUBÍLATEEEEEE!!! JAJAJAJAJAJA!!!

Lo del AVE tiene tela, yo creo que son un poco inútiles, porque vamos... XD

En cuanto a Obama no creo en salvadores, pero en fin, démosle una oportunidad.

BESITOS!!! ^_^

muchachadeojostristes dijo...

Un buen resumen de un año cargado de.....todo
Espero que el recien estrenado 2009 sea, como mínimo, no peor que el 2008
besitos y feliz año

Noelia Jiménez dijo...

El año del "Podemos". Tenemos que creérnoslo. "Tenemos".

Un beso grande.