viernes, mayo 04, 2007

Un irresponsable anda suelto

Supongo que reconocéis al tipo de la foto, ¿no...? Fue presidente del Gobierno de España durante ocho años, entre 1996 y 2004. Es actualmente presidente de honor del Partido Popular. Sucesor en la Presidencia de su partido elegido a dedo por Manuel Fraga. Es un político apreciado y despreciado a la vez por muchos. Amigo, o eso dice él, de George W. Bush. Y un irresponsable que anda suelto por el mundo.
-
No tuvo suficiente con meter a España en una guerra, la de Irak, que se inició al margen de las Naciones Unidas bajo mentiras y promesas que siempre me parecieron falsas (¿os suena lo de un mundo más seguro, libre de terrorismo...? Poned el telediario y observad el penúltimo atentado en aquel país...). No tuvo suficiente con ser el presidente del Gobierno que no quiso contar la verdad a los españoles después del mayor atentado terrorista de la historia de nuestro país. No tiene suficiente con irse de vez en cuando fuera de nuestras fronteras a poner en peligro las inversiones extranjeras en España o las españolas en el extranjero. No. Ahora da una nueva muestra de irresponsabilidad de esas que uno no puede entender de ninguna forma, ideologías al margen.
-
Por lo visto le han dado a Aznar la medalla de honor de la Academia del Vino en Castilla y León. El ex presidente del Gobierno aprovechó esta ocasión para criticar las decisiones y las campañas de la Dirección General de Tráfico, a la que yo defenderé siempre para acabar con una lacra que se cobra miles de vidas en España todos los años. "A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, debe usted evitar esto y además a usted le prohíbo beber vino", dijo. Se burló del eslogan de Tráfico, del No podemos conducir por ti. "Yo siempre pienso, ¿y quién te ha dicho a tí que quiero que conduzcas por mí?", sentenció este señor.
-
Y terminó con la mejor frase posible. Aznar dijo que, como ciudadano, sabe cuántas copas de vino que puede beber sin poner en peligro a los demás. "Déjeme que beba tranquilo, mientras no ponga en riesgo a nadie ni haga daño a los demás". ¿Os suena? ¿Eso del "yo controlo"? ¿Pero quién se ha creído este señor que es para meter esas ideas en la cabeza de la gente? ¿Qué le hace pensar que se puede situar por encima de la ley? ¿Qué le impide aplicar este razonamiento a cualquier otro ámbito de la vida? ¿O al consumo de cualquier otro tipo de sustancia, por ejemplo la heroína o la cocaína? Espero que a partir de ahora se ejerza un férreo control policial sobre Aznar para comprobar su tasa de alcohol en sangre cuando se ponga al volante, ya que ha confesado públicamente de forma sibilina que sobrepasa los límites cuando quiere.
-
Las palabras de Aznar serían graciosas si no tuvieran de fondo una cuestión dramática. El año pasado las carreteras se cobraron la vida de más de 5.000 personas, y más de la mitad de esas muertes se produjeron por un consumo excesivo de alcohol. Cómo me gustaría saber cuántos de esos soltaron el "yo controlo" que defiende Aznar antes de ponerse al volante. España es el país europeo en el que más personas mueren al volante bajo los efectos del alcohol. Y no deja de ser curioso que Muñoz Repiso, director de la DGT durante los años de Aznar en el Gobierno, fuera uno de los principales defensores de introducir en el Código Penal la sanción como delito a los conductores que hubieran bebido de más.
-
No le falta razón a la presidenta de la asociación Stop Accidentes, Ana María Campo, que ha tachado las palabras de Aznar de "apología del terror en la carretera". El actual director de Tráfico, Pere Navarro, ha dicho que no le queda más remedio que atribuir estas declaraciones bien precisamente al alcohol o bien a la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas. Yo, en estos casos, siempre me acuerdo de un presidente de un equipo modesto de fútbol (creo que fue el Barakaldo, o al menos yo siempre cuento así la anécdota) quien, después de un escándalo árbitral de proporciones épicas (partido suspendido por expulsiones, no sé cuántos penaltis en contra), dijo: "Esto sólo puede tener dos explicaciones: el alcohol o las drogas". Qué asco me da que un señor que ha tenido tal alta responsabilidad en el Estado sea un completo irresponsable...

2 comentarios:

Margot dijo...

Como siempre, Juan, tu exposición es impecable y la foto estupenda.

Mi opinión es que estaba totalmente achispado, aunque a Aznar no le hace falta beber para decir y hacer insensateces y atrocidades. Se cree un caudillito y sus palmeros se lo confirman día a día. No creo que este personaje tenga amigos de verdad, porque yo, a un amigo, no le dejaría hacer el ridículo de tamaña manera.

Viéndole, me afianzo más en mi idea de que es él el que sigue llevando las riendas del PP, y que Rajoy está contentísimo de ello, si no, cómo se explica que no le haya llamado al orden. Estamos lisos con el candidato a presidenciable.

De todas formas, estoy convencida de que la culpa, como siempre, la tiene Zapatero. Seguro que el periódico El Mundo ya ha descubierto que el presidente pasaba por allí y le echo algo al vino para fastidiar a Aznar.

JMPB dijo...

Me vuelve loco todo lo que veo en internet que señala a este señor como un auténtico Pirata del Caribe. Espeluznante borracho en sus horas libres. Ahi os mando mi dirección de blog.
http://aznarandasuelto.blogspot.com