jueves, septiembre 09, 2010

El premio y el mundo de los blogs

Esto de los premios es lo que tiene, que uno está moralmente obligado a realizar un discurso de aceptación. María, jefa de ese pequeño gran espacio llamado De todo un poco, me ha nombrado a la hora de conceder este colorista premio y por ello le doy las gracias. En realidad, lo que ella mencionó fue mi blog cinéfilo, La Sala de Cine, pero como decía que podía ser para cualquiera de mis sitios me permito la licencia de hablar de la condecoración en Un Mundo Peculiar. El caso es que poco a poco uno va encontrando gente interesante por la blogsfera, va conociéndola poco a poco con lo que escribe y va entablando relación mediante los comentarios. María es una de esas personas interesantes y además es una colega de profesión, así que tengo doble motivo de alegría por esa pequeña relación que ya tenemos entablada a través de muchas cosas, pero sobre todo de la literatura en su blog y a través del cine en el mío.

María le concede el premio a seis blogs, pero como no hay obligación ni normas concretas, voy a hacer algo diferente. Hace poco comprobé que Blogger ha incluído estadísticas de visitas en el escritorio, así que voy a tirar de ellas para, de paso, seguir agradeciendo a otros blogeros que me sirvan de enlace privilegiado para llegar hasta aquí y hasta La Sala de Cine. Al final, esto de los premios entre blogeros (al igual que los comentarios que dejamos en tantos sitios que probablemente ya ni nos acordemos) me parece importante por esto mismo, porque sirve para conocer a otras personas que deciden pasar parte de su tiempo libre delante del ordenador para contarnos sus vidas y sus historias. En mi caso, son tres los blogs que me aparecen en esas estadísticas.

No soy Patricia Conde es el lugar que más visitas me ha dado para La Sala de Cine. No es extraño, porque ella, Beatriz, habla mucho de cine en su blog. La verdad es que esta blogera tiene un mérito increíble porque actualiza todos los días. ¿Con qué? Con todo lo que os podáis imaginar. Con cine, con música, con su propia vida, con curiosidades, con personajes. Yo llegué hasta ella gracias a mi afición por el cómic y una entrada que había publicado sobre un personaje del universo de Batman, aunque podría haber sido por cualquier tema futbolístico (ya sabe que me acuerdo de ella cuando el Atlético de Madrid es el pupas, pero sobre todo cuando deja de serlo). Como me pareció un blog interesante y divertido, me quedé. Y a pesar de algún susto que nos dio su autora, sigo encantado por allí, esperando que repare su escáner o se compre uno nuevo, que algún día llegue de nuevo a tiempo para entrar en alguno de sus más que originales concursos y que siga contándonos su convivencia con la señora Fletcher.

La Ciudad Dorada es el que más visitantes ha llevado hasta aquí. Tampoco me extraña, porque no es raro que crucemos temas para entradas cuando nos interesa mucho lo que dice el otro. C. C. Buxter (ya con esa referencia cinéfila deletreada de otra forma al protagonista de El apartamento es fácil ganarse mi presencia por allí) es un hombre de leyes que algún día tendrá e impartirá justicia. Fan tan particular de las conspiraciones como del Real Madrid, me sorprendió desde el principio encontrar en su forma de escribir un enfoque similar al mío (aunque igual él no lo ve así) de las circunstancias de la vida que comentamos en nuestros blogs. Como yo, él siempre se explica con mucho detalle. Como yo, siempre intenta vender aquello que le gusta (sí, de verdad, intentaré ponerme con The Wire). Es un tipo interesante al que además ya he tenido la suerte de conocer en persona. A ver si la próxima vez que nos veamos en el mundo real es para celebrar lo que ya le toca.

Los cariacontecidos es el segundo blog en mi ranking de procedencia a Un Mundo Peculiar. Y eso tiene un mérito añadido porque a su autor lo conocí en un blog anterior que tuvo que cerrar por circunstancias de la vida. El Impenitente es otra de esas personas de las que me acuerdo cuando el Atlético de Madrid gana algo, es un tipo que cuenta las cosas con una gracia diferente, con un toque de ironía no exenta de verdad en muchas ocasiones. Es alguien con quien da gusto debatir y compartir recuerdos (por cuestión de edad, él tiene más recuerdos que yo, pero no vayáis a pensar que es un viejo, no...), que siempre que te deja un comentario es porque realmente tiene algo interesante que decir o que soltar. Y que siempre que escribe en su blog es porque algo le asombra, le gusta o le apasiona. Como lo de correr. Mira que eso no lo entenderé nunca, que siempre me quedé con aquello de que correr es de cobardes. Pero resulta que me has demostrado que no. Qué cosas aprende uno desde tierras valencianas y desde el secarral.

Sobra decir que no es necesario que os hagáis eco del premio, que cada uno es muy dueño de su blog y de sus escritos. Pero aquí queda esto por si alguien se anima a pasar por sus casas y dejar constancia de esa forma en las estadísticas de Blogger de que habéis llegado allí a través de mí.

8 comentarios:

Arual dijo...

Ni que decir que soy asidua a Los Cariacontecidos pero también me dejaré caer por los otros dos blogs nombrados, tienen pinta interesante!

María dijo...

Bueno primero te mereces el premio y lo segundo estoy muy orgullosa de compartir espacio por estos lares, además que somos colegas jeje.
Pues que te caigan muchos más y nos seguimos leyendo por aquí, eso por supuesto!

Muchos besos!

PAblo dijo...

Pues muchas felicidades, don Juan.

Impacientes Saludos.

El Impenitente dijo...

Por una vez los del Atleti somos mayoría.

Chico, me abrumas. Muchas gracias. ¿Qué quieres que te diga? La simpatía es mutua y seguiremos aquí muchos años.

Y viejo todavía no soy pero casi. Queda mejor lo de hombre de mediana edad.

Y tengo que indagar eso de las estadísticas. Aunque casi mejor no. Siempre he pensado que el motor del blog ha de ser escribir. A partir de ahí cada lector es un regalo, cada comentario es un regalo y el conocer a gente y, sobre todo y aunque parezca irreal, el hecho de hacer amigos, amigos como tú, eso es un premio, un gran premio, el mejor de los premios. Prefiero no saber cuántos me leen y de dónde vienen. Más que nada porque terminaría obsesionándome y no quiero eso.

Por lo demás, muchísimas gracias y por aquí seguiremos. Y espero que por muchos años y así puedas decir con propiedad que te lee, te aprecia y te comenta un viejo.

Claire dijo...

¡¡Felicidades por el premio!!
Qué interesante lo de las estadísticas y lo de saber a través de que blog han conocido el propio.
Un abrazo y feliz finde.

Noelia Jiménez dijo...

¡Enhorabuena, Juan! Estás haciendo un gran trabajo, como siempre.

Besos.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Arual, espero que te interesen, ya me dirás... Los Cariacontecidos es que es lugar de referencia, vaya...

María, de nuevo muchas gracias. Yo también estoy encantado de compartir tiempo blogero contigo, ya lo sabes.

Pablo, muchas gracias. No sé si me merezco el "don", je, je, je...

Impenitente, de viejo nada, ya lo sabes. No te creas que vivo muy pendiente de las estadísticas, pero de vez en cuando tiene su gracia saber de dónde viene la gente o qué post es el más leído... Y por muchos años, claro que sí.

Claire, muchas gracias. Sí que tiene interés, sí. A lo mejor la procedencia es casual o, quizá, por la simple insistencia de dejar muchos comentarios en un blog. Pero siempre es interesante saber qué se lee de lo que uno escribe y de dónde viene quien lo lee.

Noelia, muchas gracias, se agradece el piropo de una colega.

C.C.Buxter dijo...

Fíjate, no sabía ni que existían las estadísticas de Blogger, ni que mi blog fuese una cantera de visitantes para el tuyo. Pero bueno, al fin y al cabo, como dices, me empeño por vender lo que me gusta. Gracias por tus palabras :-)