lunes, octubre 26, 2009

La corazonada sigue viva... en Caja Madrid

¡La corazonada de Madrid 2016 sigue viva! La foto está tomada el pasado jueves en una de las oficinas de Caja Madrid del centro de la capital. La pegatina en cuestión está bien visible en su acristalada puerta principal. Y, claro, uno no sabe cómo tomárselo. ¿Será que esas pequeñas revueltas de Río de Janeiro que acaban con helicópteros derribados y unos cuantos muertos le dan todavía posibilidades a Madrid de ser sede olímpica? No parece probable, no, que si algo caracteriza al COI es su tozudez, y ya que nos tumbó la candidatura no veo yo que den marcha atrás y nos concedan ahora los Juegos. Ni aunque arda Río.

¿Será entonces que están tan ocupados en Caja Madrid por asumir los cuchillos volando que hay entre los dirigentes del PP por el control de la entidad bancaria que no tienen tiempo de quitar la pegatina? Hombre, yo entiendo que eso distrae lo suyo, que si Aguirre quiere un presidente, que si Rajoy otro, que si Gallardón dice que decida Rajoy, que si Aguirre le dice que no puede hacerlo por ley, que si Cobo dice que lo de Aguirre y los suyos es "de vómito", que si Aguirre le quiere echar del partido, que si Rajoy calla (qué raro, si eso no lo hace nunca...). Pero no creo, ¿no? Seamos serios, al pobre mandado que tiene que retirar la pegatina, poco le importan los tejemanejes del poder, porque al final no va a oler ni un euro.

¿Será entonces que ese carácter español de dejar las cosas abandonadas por mucho que hayan caducado o pasado de actualidad es el que ha llevado a no retirar todavía esta pegatina? Sí, no sé por qué, pero me da que ésta y no otra es la explicación de que la pegatina siga ahí. La misma, supongo, que me lleva a ver en el Metro de Madrid carteles de películas estrenadas cuatro o cinco meses atrás. O la misma que lleva a mi servicio técnico a tomarse su tiempo para contestar a mi aviso de que la antena no funciona. O a mi compañía telefónica a no contestar mi queja. O a cierta distribuidora a tardar ocho meses en mandarme una película ganada por el sudor de mis puntos, y a decirme ahora que la espera antes de final de año. Ay, maldita desidia...

8 comentarios:

Roja liada dijo...

Yo soy una roja liada, lo reconozco, porque tenía las ideas muy claras: esperaba como agua de mayo que Gallardón se pusiera en jarras (que ya sé que él no lo hace, manda a otros, que él es muy elegante) y se aupara, se pone chulo fetén (a través de intermediarios, claro, él que no se manche el Armani de barro) Rajoy se raja, como su propio nombre indica, y queda invalidado como líder; la Aguirre se retira a sus aposentos, llorando; y El País, ¡perdón!, el PP elige a Gallardón como mandamás.

Y yo encantada de la vida, como tantos otros rojos, pero resulta que Cobo ha dicho algo que me ha dejado muy preocupada. Dice que la Aguirre va de liberal, pero es muy intervencionista, ¿y? ¡A los rojos nos encanta el intervencionismo! ¿A Gallardón no? O sea, que es liberal...¡pues entonces ya no le apoyo, para eso me quedo con la Aguirre que, en lo único que no nos interviene es en la basura!

Y que para tíos que nos cobran hasta por respirar para gastárselo en cosas suntuarias, y asesores, y eventos olímpicos y civilizatorios...¡para eso sigo votando a Zapatero!

A mí me mola el Estado como corrector de desigualdades, y para crear infraestructuras, y esas bobadas, pero yo creía que eso lo hacían los socialistas, ¿y dice Cobo que eso lo hace la Aguirre?

¡Aaaaanda cooooooño!

Jo Grass dijo...

Yo me quedo con la idea de que aquí todo cae en el abandono porque este país emprende mil batallas pero se aburre a mitad de camino y cambia de tercio porque lo único que importa es "estar en contra". Y esa pegatina estará en su cristal hasta que pierda su color original o unos delincuentes decidan atracar la sucursal alunizando sobre la pegatina en cuestión.

¿ Sabes que encontré un Naranjito en una oscura calle del gótico barcelonés localizando el otro día? Y eso que aquí hay subvenciones para que limpies la fachada: " Barcelona, posa´t guapa",pero Naranjito sigue ahí, como la cochambre de políticos que tenemos, que a pesar de sus desfalcos, sus lindezas acusatorias y su evidente chabacanez...siguen ahí, como la pegatina olímpica, como el Naranjito barcelonés.

La Tilde Perdida dijo...

Creo que es algo muy español eso de dejarlo todo para otro día: "vuelva usted más tarde".

Claire dijo...

Los del PP se lo pasan pipa :-) :-)
Hasta ellos lo dicen: "En el PP la fiesta no se acaba nunca". Y sobre la desidia... cuando fuí a la gestoría para que me hicieran la declaración de la renta, la persona que me atendió tenía junto al ordenador un muñequito de Papá Noel...me mordí la lengua para no decir "alé, Navidad todo el año" . Saludos.

Lola dijo...

Si, somos desidia pura y así vamos y así nos va. Un besito y muy bueno tu post, me ha gustado. Lola

Simone B dijo...

Gallardón mandando al doberman, Espe bailando sevillanas y Rajoy haciendo quesos..con éste panorama no me extraña que todavóa naranjito viva en el barrio Gótico...

Y sí..lo de dejar las cosas para otro día junto a lo de mirar mientras otros trabajan es muy español.

Besos;)

Noelia Jiménez dijo...

La "esperanza" es lo último que se pierde...

Juan Rodríguez Millán dijo...

Roja liada, pues sí que es un lío esto de la política, sí...

Jo, pero al menos Naranjito sí puede presumir de haber sido mascota de un evento que efectivamente se produjo, je, je... Es horrible la desidia, no creo que haya algo que deteste más...

Tilde, español no, españolísimo... En Francia por menos organizaron una Revolución y guillotinaron reyes, pero nosotros tragamos, tragamos y tragamos...

Claire, qué pena que te mordieras la lengua, con lo divertido que hubiera sido escuchar la explicación, je, je, je...

Lola, y yo que creo que sería mucho más fácil hacer las cosas bien... Gracias.

Simone, es que donde esté Naranjito que se quiten todos esos, ¿no crees?, je, je, je...

Noelia, bein daría yo cualquier cosa por perder ciertas "esperanzas"... Pero ya lo dice el sabio refranero español: bicho malo...