jueves, octubre 15, 2009

Burócratas



En los últimos meses he descubierto las interioridades del sistema sanitario de la Comunidad de Madrid, me he peleado con amables comerciales y empleados de un operador telefónico cualquiera y me he visto atrapado entre mi operador de televisión digital, mi comunidad de vecinos y el servicio técnico con el que ambos tienen un contrato firmado. A eso añado las historias relatadas por una amiga, tras sufrir dos robos en menos de un año, para solventar problemas como la sustracción del móvil, el DNI o la tarjeta sanitaria. Ante la comprobación, que no descubrimiento, de que hay gente nacida para agravar aún más los problemas y no para solucionarlos, me ha venido a la memoria esta portentosa e inolvidable escena de Las doce pruebas de Asterix.

Vaya dedicado este vídeo a todas aquellas personas que, desde una ventanilla, un mostrador o un puesto teléfonico, se dedican a hacer imposible la vida de la gente, a hacer que problemas cotidianos fácilmente solucionables parezcan la escalada del Everest, a tocar las narices del personal por el simple placer de hacerlo y a quienes ocupan un puesto de trabajo pero jamás sabrán lo que es desempeñar de verdad ese trabajo. A todos ellos, sólo puedo desearles que acaben como los burócratas a los que Asterix, el gran Asterix, sí supo cómo vencer. Yo, de momento, sigo peleando y de vez en cuando consigo alguna victoria. Pírrica, pero victoria al fin y al cabo...

10 comentarios:

Campanilla dijo...

Reconozco que hay muchisima gente incompetente detras de un mostrador, pero tambien hay muchisima gente que sabe desempeñar bien su trabajo (o eso espero jeje)

Aunque también tienes que reconocer que hay mucha gente con ganas de ir fastidiando al que esta al otro lado de un mostrador, linea telefonica etc... lo digo por propia experiencia y tu lo sabes.

Ay gente para todo.

Saludos

*V* dijo...

Graaacias!! siempre he tenido ganas de que me dediquen un video y este me encanta! xD

Bueno, hay de todo. Hay gente que está en su puesto de trabajo y se rige por la ley del mínimo esfuerzo, y hay quien por mucho que lo intente no puede acabar con los entramados burocráticos... es que hay cosas que muchas veces son imposibles de agilizar... pero eso lo vamos a encontrar en todas partes..

Así que paciencia! ;D

bebita dijo...

No sufras, que las películas (algunas) nos han enseñado que al final ganan los buenos... :)

Besos!

Arual dijo...

Adoro esa escena de Asterix y siempre me acuerdo de ella cuando estoy delante de algun que otro mostrador!!

La Tilde Perdida dijo...

Me has hecho recordar esa emblemática escena. Muy bueno.

Lola dijo...

Muy buena la dedicatoria y el video. Lola

Claire dijo...

Yo también he tenido alguna experiencia con gente que está detrás del mostrador, que por lo exiguo de las indicaciones que dan, he hecho más de un viaje en vano por faltarme algún documento.
Yo lo achaco a que hay mucha gente que trabaja pensando en la hora de irse a casa...
Saludos.

El Impenitente dijo...

A mí siempre me queda la sensación de que los funcionarios han creado un mundo burocrático irreal e inútil únicamente para dar contenido y sentido a su puesto de trabajo. Podría todo simplificarse enormemente, pero eso sólo supondría que un montón de gente tendría que irse al paro. Lo curioso es que la mayoría de los funcionarios se piensan que su trabajo es crucial y vital. Tiene su guasa.

Leyre dijo...

Aloooooja Juan! paso para darte un saludo. Veo que todo sigue como siempre o mejor. Echo de menos estos rincones pero ahora estoy en un periodo un poco raro, que no malo, y volveré en cuanto recupere un poco la armonía para escribir. En febrero como muy tarde otra donostiarra pasará un tiempo largo por la capital, a ver si hay oportunidad de tomar un café, si es que no hay taaaanto trabajo.¡Te mando un abrazo fuerte!

He ojeado "Suite 101", está genial.

¡¡Muxus!!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Campanilla, claro que sí, ambas cosas son ciertas. Hay gente competente en su trabajo y hay personas que disfrutan fastidiando a quien sí intenta hacerlo con corrección. Por eso sólo he dedicado el vídeo y la entrada a los demás...

V, no te me des por aludida, je, je, je... Insisto en que la dedicatoria sólo era para los que NO hacen su trabajo y disfrutan fastidiando a la gente que no tiene por qué perder el tiempo con idioteces...

Bebita, no sé yo, je, je, je... Buscaré finales felices para consolarme...

Arual, por eso mismo me ha venido a la memoria... Es que es sencillamente genial... ¡Ah, quién fuera Asterix para poder vencerles...!

Tilde, de niño me tragué todas las películas de Asterix y me leí los álbumes, y de largo esto es lo que mejor recuerdo.

Lola, lo malo es que al final sólo es el recurso del pataleo y la vida sigue igual. Lo importante es tener suerte y que te toque alguien competente...

Claire, puede que sí, que sea esa la causa... ¿Pero es que a esas personas no les ha pasado nunca esto como para que piensen lo que le están haciendo ellos a los demás...?

Impenitente, no sé si han sido los funcionarios, pero alguien se ha tenido que inventar todo esto. Una máquina del tiempo ya para ir a ese momento y cambiar la Historia.

Leyre, ¡qué alegría verte por aquí! Yo me sigo pasando por tu rincón por si algún día decides volver. Espero que no sea nada, ¿eh...? ¡Y ese café lo tienes garantizado! Escríbeme un mail cuando estés por aquí y lo arreglamos. Gracias por pasarte por Suite 101, de verdad...