jueves, enero 15, 2009

Obama y Spider-Man, la política y el cómic

Supongo que la mayoría ya habrá visto la portada del cómic de Spider-Man en la que aparece Barack Obama. Ha salido en muchos medios de comunicación (recuerdo haberlo visto en El Mundo, El País y los informativos de La Sexta, que no está nada mal para un medio, parece mentira, tan minoritario en España como es el cómic). En su momento, como me suele pasar siempre que se aborda el cómic, me dio cierta pena el enfoque que se dio a esta información, algo simplista y sin bucear en los antecedentes. Parecían la simple lectura del comunicado de prensa de Marvel Comics, con algún añadido supuestamente gracioso del redactor ne cuestión. Información ninguna, que la información hay que buscarla y eso lleva tiempo. Qué le vamos a hacer...
-
El caso es que Barack Obama, dicen, es un gran aficionado al mundo del cómic. Y él mismo lleva camino de convertirse en todo un fenómeno en este mundo. Hace ya en algún tiempo, durante la precampaña de las elecciones americanas, el casi presidente de Estados Unidos (que hasta el día 20 no toma posesión, y ansioso estoy de que lo haga para empezar a comprobar si "Yes, we can" o si otra vez igual...) ya protagonizó su propia historieta. Para ser justos, cabe decir que John McCain también tuvo la suya, claro. Y aunque cuando se publicó la historia de Spider-Man nadie quiso ponerse a buscar, lo cierto es que ya había aparecido en las portadas de la serie de otro personaje, Savage Dragon, de la editorial Image.

Claro que, rebuscando un poquito en Internet (sólo un poquito, que muchas veces, no hace falta más y me encantaría que lectores y periodistas se dieran cuenta de ello...), he encontrado una portada de Savage Dragon que me ha hecho casi más ilusión que las de Obama. Por aquello de que un superhéroe no tenga reparo alguno en golpear al todavía presidente de Estados Unidos. Y es que ya he dicho unas cuantas veces que a mí, de momento, lo que de verdad me hace ilusión es que Bush salga de la Casa Blanca, por más que Obama pueda ser el salvador del mundo que algunos esperan (y al que habrá que dar tiempo, como es normal).

Si uno investiga un poquitín más, se dará cuenta de que el cómic siempre ha utilizado la política (¿o es al revés?). Y no hay que llegar hasta los años 40, cuando los superhéroes que actuaban en Estados Unidos se convirtieron en una herramienta más de la propaganda de la Casa Blanca para conseguir que los ciudadanos compraran bonos que sufragaran el enorme gasto que conllevó la Segunda Guerra Mundial. En esta portada de la derecha, por ejemplo, se ve a Superman trabajando ni más ni menos que para el presidente Kennedy. Uno de los muchos ejemplos que hay de esta tendencia. Y eso me ha hecho recordar (a la espera de ese anunciado cómic de Frank Miller en el que Batman se enfrentará contra Al Qaeda y Osama Bin Laden, y que el trabajo cinematográfico de Miller está retrasando mucho) mis dos ejemplos favoritos de mezcla de política y superhéroes.
-
En la saga Una muerte en la familia, el ayatolá Jomeini, autproclamado en su día líder supremo de Irán, contrata ni más ni menos que al Joker para asesinar a todos los componentes de la Asamblea General de Naciones Unidas. Sobra decir que ahí estaba Batman para impedirlo, con la inestimable ayuda de Superman. Eran tiempos, los años 80, en los que lo políticamente correcto no se había apoderado de todas las manifestaciones culturales y no había problema alguno en que el líder iraní fuera presentado como el villano de la historia. Hoy se pondría un personaje en sombra o, directamente nos inventaríamos un país que nos sirviera como metáfora. Cosas de la modernidad.

Otra vez con Batman de protagonista, en la miniserie Las diez noches de la bestia, publicada en los números 417 a 420 de Batman, el que aparece es el ex presidente americano Ronald Reagan. Un superespía ruso renegado, al que la CIA conoce como la KGBestia, llega a Gotham para ir asesinando a todos los responsables del programa de defensa norteamericano que se conoció como Star Wars. Y el último en la cadena es, precisamente, Reagan, quien, causalmente, se pasará por Gotham. Como antes, sobra decir que Batman será el encargado de la prtección presidencial, cual Clint Eastwood en En la línea de fuego. "Me gusta confiar en profesionales. Y parece que usted es el mejor", le dice Reagan a Batman.

7 comentarios:

dexter dijo...

Con respecto a tu comentario en el post anterior he de decirte que no tengo blog. Lo cual es una pena porque en tu blog de cine, en el que una vez intenté escribir, no pueden dejarse comentarios anónimos.
Y con respecto a este post pero también con referencia al anterior, ¿ te imaginas la que se montaría por aquí si se les ocurriera poner al rey en una historieta de Mortadelo?

Inés dijo...

Yo también estoy deseando que llegue el día 20 para empezar a ver los cambios, porque si de verdad hace todo lo que ha prometido, me voy a poner contentísima y hasta puede que vea las cosas con más optimismo.No quiero que me pase como a los de"Bienvenido Mr Marssal".Seguro que no ¿verdad?

Casandra dijo...

Obama?? Y no salgo yo?? Pues qué poca vergüenza!! ¬¬

Un besito y gracias por tus ánimos, bonic!! :oD

S. Dedalus dijo...

Es curioso, lo primero que había pensado comentar era que sí que estaban buenos los de los informativos si a estas alturas de la película no se habían dado cuenta de que Obama no es el primer ni el último personaje político que va a aparecer en un cómic. Ahora sólo quiero coger unos euros y bajarme a la tienda de cómics a comprar algo, después de ver tantas portadas...

Leyre dijo...

Juan, te queda un regalo por ver.

Reverendo Pohr dijo...

dios! Creo que alguno de estos personajes estaría a la altura de ser apalizado por "El Vengador Tóxico". Esperemos que Obama, de aquí un tiempo, no sea también digno de ello.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Dexter, vaya, pues una pena no poder leerte en tu propio espacio, pero espero seguir viéndote por aquí. Hace muchos años que no me acerco a sus personajes, pero según he visto en Internet a Ibáñez le gusta meter a personajes famosos de fondo (y, de hecho, el Rey aparece en un cómic de Mortadelo y Filemón), pero no como personajes, claro.

Inés, espero que no. La ilusión es importantísima, pero a veces tanta como ahora supone un serio riesgto de decepción... Ojalá que no sea así...

Casandra, algún día te haces personaje de algo, de un libro o de un cómic, ya lo verás, je, je, je...

S.Dedalus, pues me alegro mucho de no haber sido el único que lo pensaba... Compra, compra (o por lo menos lee) cómics, que es un género demasiado poco reconocido y siempre merecerá la pena conseguir nuevos lectores...

Leyre, ya está visto, muchas gracias, je,je, je...

Reverendo, mira que todavía no he tenido la suerte (¿o desgracia?) de ver al Vengador Tóxico, je, je, je... Pero como le conozco, mejor que no tenga que apalizar a Obama, no...