domingo, octubre 08, 2006

¿Es la selección el "despelote" que decía Joaquín?

Vale, empezar un blog hablando de fútbol es lo más fácil del mundo. Pero vamos a hacerlo desde puntos de vista diferentes a los habituales. Hoy todos los periódicos piden la dimisión de Luis Aragonés y de Ángel María Villar, hablan de una ruina futbolística, de que hay que cambiar algo, de que la afición no está entusiasmada... Recordar lo que dijo Joaquín antes del partido en Suecia me parece fundamental. Dijo que la selección es "un despelote" y "un caos". Y tiene razón, pero hay mucho más que decir.
Luis y Villar son los responsables. Deberían irse. Si yo tuviera la oportunidad de acudir a Murcia, aprovecharía el partido que juega España esta semana ante Argentina para demostrarlo. Es hora de silbar a quien se lo merece, y hay que aprovechar un partido en el que no nos jugamos nada como ese para demostrar el malestar, el desánimo y el cansancio que tenemos todos los que nos dejamos la garganta en cada competición, a pesar de las continuas decepciones.
¿Y quién se merece esos silbidos? Seamos serios: el seleccionador no ha dado la talla, el presidente de la federación tampoco, pero ¿y los jugadores? ¿Por qué los jugadores nunca dan la cara? ¿Por qué ellos nunca aparecen como los culpables? ¿Son Torres, Albelda, Puyol, Xabi y compañía esos grandes jugadores que se nos quieren vender?
Me acuerdo ahora de unas declaraciones que oí hace muchos años. Tras la segunda eliminación consecutiva de la Real Sociedad en la primera ronda de la Copa del Rey en los años 90 ante equipos de inferior categoría (primero aquel Numancia de Segunda B, después un Osasuna todavía en Segunda, ambas eliminatorias a doble partido), Loren, entonces capitán del equipo, dijo que "igual no somos tan buenos y hay que hacer más en el campo". Y estoy de acuerdo. Ya es hora de que el futbolista se convierta en un profesional de verdad. No en un profesional para cobrar, hacer anuncios y lanzar después de las derrotas los mensajes de siempre ("hay tiempo para enmendarlo", "lo hemos dejado todo", "apoyamos al mister" y tópicos similares). Queremos futbolistas. ¿Se acuerda alguien de Juan Gómez, 'Juanito'? Era el más grande, el futbolista con más espíritu que he visto nunca. Ya no parece haber futbolistas de su clase. Si a los jugadores les duelen tanto las derrotas como a los aficionados, es hora de que lo demuestren.
En todo caso, Luis no debe seguir como seleccionador. Debió dejarlo tras el Mundial (¿Es cumplir las expectativas caer en octavos de final? ¿Podemos confiar en un hombre que no tiene palabra y que además se enorgullece de ello?), pero optó por tomar decisiones inexplicadas e inexplicables. Si sacar a Raúl de la selección es regenerar el equipo, ¿por qué no se hizo después del Mundial, como han hecho otras selecciones como Inglaterra con Beckham? Si hay que mantener un esquema de juego, ¿por qué lo cambiamos en el primer partido importante que jugamos? Si la confianza en el equipo es la misma de antes del Mundial, ¿por qué parece que se señala a algunos jugadores como culpables de la situación (Joaquín, Xabi Alonso...)? Si los nacionalizados (Senna y Pernía) eran tan importantes para el Mundial, ¿por qué han desaparecido de las listas de Luis?
Muchas preguntas sin respuestas, muchas estadísticas ya mediocres. Da la sensación de que todos prefieren mantener el puesto a toda costa y que el fútbol español les da igual. Soluciones ya. Y deben darlas las personas que mandan y que cobran por tomar decisiones.