domingo, noviembre 15, 2009

Sarkozy y sus cosas

No soporto a Nicolas Sarkozy. Tampoco a Silvio Berlusconi, pero creo que sobre el dirigente italiano hay cierta unanimidad en tener una opinión negativa y, en cambio, sobre el político francés parece haber división de opiniones. Ya he perdido la cuenta de los escándalos, polémicas y absurdeces en que se ha metido este hombre (y ni siquiera cuento entre ellas que se haya casado con una cantante y modelo, lo que ha banalizado bastante su labor político o, al menos, la visión que de ella dan los medios de comunicación).

La última ha sido su prodigiosa relevación de que él (menos mal que no sólo él) derribó el Muro de Berlín. En Francia se lo están pasando pipa con esta afirmación, y los fotomontajes del dirigente galo en acontecimientos históricos (se le ve siendo miembro de los Beatles o recogiendo la copa del Mundial de fútbol que Francia ganó en 1998) se propagan a la velocidad del ADSL. Hay que tener un ego del tamaño del Gran Cañón del Colorado para hacer algo así. No es que Sarkozy sea único en ese terreno, claro, pero sorprende la torpeza de decir algo que tan fácilmente se puede demostrar como falso.

Todavía está fresco su intento de lanzar la carrera política de su hijo de 23 años antes incluso de que finalice su carrera universitaria (¿qué se habría dicho por estos lares si Zapatero hubiera hecho algo parecido?). Y me acuerdo de cuando se le retocaron digitalmente los michelines, como si fuera una modelo, en las fotos de unas vacaciones. O cuando se hizo público que en su visita a no recuerdo qué empresa se seleccionó a los trabajadores que iban a salir con él en las fotos en función de su altura, para que ninguno sobresaliera por encima de Sarkozy.

O de comentarios tan oportunos como cuando dudó de la inteligencia de Zapatero o califico de "gentuza" a los jóvenes que protagonizaron disturbios en 2005. ¿Y qué decir de aquella rueda de prensa que dio con aspecto de estar borracho tras una reunión del G-8? ¿O cuando se levantó de una entrevista en el programa 60 minutos de la CBS llamando "imbécil" a la periodista que le hacía las preguntas porque no le había gustado una de esas cuestiones?

Ah, lo que ha perdido España por que Sarkozy naciera en Francia...

7 comentarios:

Javier Solera dijo...

Tienes razón. ¿Sabes lo que más me repate? Que este tipo, que es un capullo, llega de repente y se convierte en la cabeza visible de la Unión Europea, con sus maneras de superhéroe (intervención en Colombia, piratas somalíes... etc)

Mientras tanto, un líder interesante y sensato como Angela Merkel, lleva años haciendo razonables recomendaciones sobre la crisis financiera y todo el mundo pasa soberanamente de hacerle caso.Europa está idiota.

Saludos.

Lola dijo...

He visto los videos y.... efectivamente ¡ese tio está tonto!.
Siempre, además se le ve con un ego subidísimo y eso me repatea.
De todas formas en la del video que está borracho me he reido un montón. Besos Lola

Reverendo Pohr dijo...

Bueno, nosotros tenemos a Aznar...

Claire dijo...

A mi me encanta jajajajaj... la verdad es que en pocos años se ha hecho super mundialmente famoso y encima entre su divorcio, la Bruni, el anillo que le regaló a la Bruni igual a uno que le regaló a su ex-mujer(de Dior, creo).. y como ya han dicho, sus maneras de superhéroe que hubo una temporada que en El Intermedio le llamaba SuperSarkozy (y aparecía Sarkozy vestido de supermán) y es que el hombre estaba en todos los "fregaos" jejeje.. Al margen de su labor política.. ¡es un showman! y lo digo desde el cariño jejejeje.. Saludos.

El Impenitente dijo...

Sarkozy sólo puede ser francés. Un ego como el suyo sólo cabe alli. La "grandeur".

Lo mejor es que aquí nos podemos reír. Si lo tuviésemos como presidente, si todos los días tuviésemos que soportar sus "boutades" supongo que sería muchísimo peor.

Casandra dijo...

Ay el Sarko, qué personaje de vodevil, jajaja!!!

Un abrazo, solete!! :)

Juan Rodríguez Millán dijo...

Javier, ya sabes que esto de la justicia en política y los logros de cada uno es una utopía... Qué le vamos a hacer...

Lola, a mí te aseguro que me dejó impresionado el vídeo de la aparente borrachera (digo aparente, porque después lo negó...).

Reverendo, afortunadamente ya no tenemos a Aznar. Al menos en primer plano.

Claire, y digo yo... ¿por qué no se dedicaría sólo a ser un showman, je, je, je...?

Impenitente, ya lo creo que sería peor. Cada día tendría que pensar una razón para no escribir sobre él...

Casandra, ciertamente, de vodevil puro...