lunes, noviembre 09, 2009

Escribo, luego existo

A estas alturas de la película, supongo que no asombraré a nadie si proclamo lo muchísimo que me gusta escribir. "Claro, idiota, tienes no sé cuántos blogs", estaréis pensando algunos. El caso es que escribo estos blogs, sí, pero no sólo escribo aquí. Aunque todos esos espacios tienen un enlace en la columna que tenéis a vuestra derecha, seguro que muchos no los conocéis. Por eso, me voy a tomar la libertad de introduciros a dos de los lugares en los que dejo de vez en cuando palabras juntadas por mí, por si os apatece daros una vueltecita por allí.


¿Qué es El Infrecuente? La primera definición que uno encuentra al entrar es "sobre las combinaciones no aleatorias de letras manchando papel". Suena bien, suena original, suena diferente. La segunda definición, si uno navega un poquito por entre sus páginas, es que se trata de un lugar que propone "alternativas de lectura". Yo creo que es un lugar en el que personas que adoran leer os van a contar lo que han sentido leyendo. Y no se me ocurre nada más bonito después de leer un buen libro que compartir esas sensaciones, esas emociones, esos recuerdos. Mi contribución, por ahora, se ha centrado en el mundo del cómic, pero poco a poco espero enriquecer ese precioso sueño que es El Infrecuente.

No he tenido nada que ver en la creación de esta web, pero me hace una ilusión tremenda escribir en ella. ¿Por qué? Además de por la simple ilusión que me genera siempre escribir, por la persona que me lo propuso. Porque es alguien que ama la literatura y porque valoro mucho sus opiniones en éste y en otros muchos terrenos. Y cuando alguien así cree que puedo aportar algo a una web así, más me vale estar a la altura. En este extraño mundo que es el del periodismo, en el que parece que para sobrevivir es necesario clavar puñaladas en la espalda, conspirar contra quienes te rodean y despuntar más que nadie, que alguien te proponga sumar tus letras a las suyas y a las del resto de sus compañeros es algo que me llena de alegría.

-
Suite 101 es una historia totalmente diferente. Aquí puede apuntarse cualquiera que supere la selección que hacen en la web (si alguno se anima, espero que me avise para poder leerle). Aquí la libertad temática es absoluta, se puede escribir de todo y con cualquier enfoque. Por ahora he escrito mucho de fútbol, bastante de cine y de cómic, y algo de otras cosas como sociedad y música. Espero ir ampliando temas poco a poco. Por descontado, acepto sugerencias de todo tipo, porque al fin y al cabo lo que uno quiere cuando escribe es que la gente se interese por lo que se escribe.
-
En un mes, y con 24 artículos publicados (aquí los tenéis todos; cuatro de ellos han conseguido la distinción de Los favoritos de la redacción), he conseguido más de 1.600 visitas. ¿Pocas? Valoro muchísimo cada una de ellas, siempre hace ilusión que alguien se detenga en lo que uno escribe. Y si os gusta lo que habéis leído podéis dejar vuestras impresiones en los comentarios. Pero con leerlo vale. Cualquiera de las dos formas es bienvenida.
-
-
Y llegamos a los blogs. No me va mucho esto de conmemorar efemérides propias, pero el mes pasado cumplí tres años en este maravilloso mundo de los blogs. En ese tiempo (además de encontrar a personas increíbles, algunas a las que he conocido en persona y otras a través del mail), he escrito más de 1.400 entradas en los cuatro que tengo abiertos aunque casi tendría que decir tres, porque el último lo tengo abandonadísimo. En el que más lo he hecho es en Corazón Txuri Urdin. He conseguido, en total, casi 140.000 visitas. En número vence el mismo blog, pero de media por entrada gana éste, Un Mundo Peculiar. Mi tope diario está en las 299 personas que entraron aquí una vez. Seguramente esas cifras no son nada relevantes en este mundo de Internet en el que vivimos, pues hay incontables páginas y blogs que reciben más tráfico que el mío.
-
Pero como yo no escribo para ser más que nadie, eso no me importa y valoro cada una de esas visitas, cada persona que gasta parte de su tiempo en entrar aquí y ver qué he escrito. No me importa que me visite sólo gente que esté plenamente de acuerdo conmigo y me haga la pelota, ni mucho menos. Y tampoco me quita el sueño tener el blog visualmente más espectacular. Veréis que, dado que no soy ningún genio de la informática, estos blogs son bastante simples y no cuentan con demasiados adornos. Lo que quiero es que quien pase por aquí se sienta cómodo, interesado por lo que escribo y dispuesto a aportar su valioso punto de vista. Por eso, aunque no me voy a hacer millonario ni con El Infrecuente, ni con Suite 101, ni con estos blogs, sigo escribiendo. Luego existo.

10 comentarios:

El Impenitente dijo...

Siempre he pensado que el motor del blog ha de ser escribir, disfrutar contando cosas, preparándolas. A partir de ahí cada lector es un regalo, cada comentario. Pero el placer está en escribir.

INÉS dijo...

El placer de escribir y el de que te lean...cuenta conmigo.

La Tilde Perdida dijo...

Es un lujo poder escribir y que te lean, y más aún que te comenten.

bebita dijo...

:)

Sigue existiendo, que te seguiremos leyendo, porque merece mucho la pena hacerlo...

Muchos besitos!

Claire dijo...

Yo lo que soy es lectora jejejej...aunque también me gusta escribir. El blog está siendo una experiencia bonita y estimulante. Y descubrir blogs como este, es genial. Saludos.

Anónimo dijo...

Juan, sigue escribiendo que a mi me da mucho gusto leerte

Edurne

* Raquel * dijo...

Hace mucho leí en algún sitio que el mejor regalo que podían hacerte es darte un empujón para crear, para expresarte, para sacar lo mejor de ti.
Y después de eso retomé mi blog. Y ahí estoy, diciendo tonterías... Pero tienes razón, hace mucha ilusión. Cada comentario, cada opinión, cada seguidor, cada visita.
Sigamos existiendo, pues :)

S. Dedalus dijo...

Unos cumplen aniversarios y otros volvemos a seguir haciendo lo que nos hace existir. Feliz coincidencia.

Gracias por los enlaces. Me parece realmente interesante la primera página. Me daré una vuelta general y luego te busco, que conozco bien tu faceta periodística pero no la de lector.

Lola dijo...

Me he leido casi todo lo tuyo y me he metido en los anuncios también.En los post de futbol no.
Me ha gustado lo que hablas del mundo islámico,a propósito de la película "2012". En tus blogs entraré mañana. Un beso Lola

Juan Rodríguez Millán dijo...

Impenitente, totalmente de acuerdo. Creo que escribiría igual aunque no me leyera nadie. Pero qué ilusión hace que te lean.

Inés, son dos placeres complementarios. Gracias.

Tilde, claro que sí, cada comentario es un lujo, y como tal hay que valorarlo.

Bebita, muchas gracias. Lo mismo te digo. Existe y escribe, las dos cosas.

Claire, muchas gracias, para mí también ha sido genial descubrir tu blog. Me alegro de que dieras el paso de la lectura a la escritura, es muy gratificante.

Edurne, muchas gracias, de verdad que da gusto que quien te lee te diga lo que le gusta (y lo que no).

Raquel, ¿tonterías? Ni hablar. A mí me encanta leerte y espero seguir haciéndolo durante mucho, mucho, mucho tiempo. Sigamos existiendo, sí.

S.Dedalus, pues me alegro muchísimo de la feliz coincidencia. Es un placer volver a leerte (no te lo he dicho en tu blog porque no están habilitados los comentarios, pero te lo digo aquí).

Lola, te lo agradezco muchísimo, me parece un gesto muy bonito por tu parte porque no todo el mundo, ni siquiera los amigos, se toman esa molestia. Espero que lo disfrutes, y si tienes sugerencias ya sabes que son bienvenidas.