jueves, noviembre 19, 2009

El peligro de ser irresponsable

Siempre he pensado que la irresponsabilidad es mucho más grave que la incompetencia. Esto, hoy en día, me sitúa a contracorriente. La tendencia normal (y lógica) es culpar de lo que sucede al Gobierno. Evidente, son ellos quienes toman las decisiones y quienes tienen la capacidad de cambiar las cosas. Y con todo lo mal que se puedan estar haciendo o haber hecho algunas cosas (ya lo creo que hay ejemplos), la mayoría las achaco a la incompetencia y no a la irresponsabilidad. No es algo bueno, evidentemente. Pero no es el peor de los escenarios. Y es que, por contra, la labor de la oposición está siendo irresponsable. Reconozco que eso sí me da miedo porque es imposible de solucionar. Miedo porque está demostrado que no tiene consecuencias negativas actuar de esta forma. Miedo porque esos mismos irresponsables son quienes aspiran a gobernar el país en el futuro. Miedo porque sus tácticas me parecen desleales, deshonestas y sencillamente vergonzosas.

Forges, como siempre, da con la explicación a todo esto. El PP, que durante tanto tiempo ha acusado al Gobierno de crear cortinas de humo para que no se hablara de ciertas cosas (desde el Estatuto catalán a la crisis económica, pasando por la negociación con ETA), se ha convertido en todo un experto en la materia. Con un máster acelerado, ha conseguido la perfección (cosa que no se llevará mi aplauso porque desprecio esa forma de actuar). En este país se habla de lo que quiere el PP y con el punto de vista que quiere el PP. Quien habla de lo que ellos no quieren o lo hace en términos críticos hacia ellos es porque les persigue y busca, lisa y llanamente, su aniquilación. Me preocupa que cale esta realidad alternativa que nada tiene que ver con lo que yo veo. Porque o tengo un problema yo o lo tiene demasiada gente. Tengo ejemplos de sobra, ahí van tres.

Desde que María Dolores de Cospedal lanzó esa irresponsable (porque se hizo sin pruebas y poniendo en tela de juicio este Estado de Derecho que tanto dicen defender) acusación de que el Gobierno espiaba al PP de forma ilegal, se ha difundido la idea de que el Ejecutivo socialista estaba persiguiendo a los populares, que utilizaba a los jueces y fiscales para esa tarea. La gente se lo ha creído en buena medida. O no ha creído conveniente rebatirlo. Qué malos eran los socialistas. Que delincuentes. Que deshonestos. Sale ayer el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y revela que de las 730 causas que tiene abiertas la Justicia para investigar corrupción política 264 son contra miembros del PSOE y 200 contra el PP. Pues vaya birria de persecución al PP. Como dicen los periodistas que están arruinado esta profesión, no hay que dejar que la realidad estropee un buen titular.

Y así seguimos, como lo demuestra el segundo ejemplo. Resulta que el PP compró durante los últimos tiempos de su mandato en Moncloa un sistema de escuchas policiales que se conoce como Sitel. Como el PP sabe que no tiene fundamento alguno (de lo contrario, ya habríamos visto las pruebas) en sus acusaciones de espionaje, ahora arremete contra ese sistema, al que ha llegado a calificar de ilegal (¿por qué demonios lo compraron entonces?). Esta irresponsable postura ha encontrado rápido eco en procesos de importancia. El considerado como máximo capo de la mafia rusa en España ha pedido que se anulen las escuchas que se le practicaron con este sistema... siguiendo los argumentos del PP. Es tranquilizador que frases y políticas irresponsables se conviertan en argumento para delincuentes. O piratas (pero del Alakrana mejor no hablo porque estoy seguro de que soltaría posiciones demasiado incorrectas políticamente hablando).

Llegamos al tercer caso. ¿Recordáis todo lo que se dijo de la famosa asignatura de Educación para la ciudadanía? De "catecismo socialista" llegó a tacharla Mariano Rajoy desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, nada menos. Y resulta que quienes no tienen reparo alguno en manipular a los niños son otros. Ana Botella, que además de ser concejal en el Ayuntamiento de Madrid es la esposa de un ex presidente del Gobierno, ya nos deleitó hace años con sus explicaciones políticas y sociales aplicadas a cuentos infantiles. Ahora vuelve con la segunda parte. Y sus apostillas no tienen precio. Bueno, sí, tienen el precio de ponerte de una mala leche increíble ante el ejercicio de adoctrinamiento que suponen y ante el recuerdo de las acusaciones que se lanzaron en su momento por la implantación de una asignatura que, mejor o peor, se imparte en toda Europa.

Sigo aspirando a que este país este gobernado por gente honesta y capaz. Pero como por lo visto lo que toca es elegir entre incompetencia e irresponsabilidad, prefiero quedarme con la incompetencia. A quien no sabe se le puede enseñar. Contra quien quiere emponzoñarlo todo sólo cabe el recurso del pataleo. Y con escasísimas posibilidades de éxito. Ya sabéis, digama que algo queda. Y mejor si puedes hacerlo sin dar explicaciones, pruebas o alternativas. Eso lleva a La Moncloa. Fijo.

6 comentarios:

Petrarca dijo...

También hay que decir que es irresponsable acusar de estar con los piratas a quien critica la gestión del gobierno o acusar a la oposición de alegrarse cuanto mayor fuera el número de parados. De incapacidad y de irresponsabilidad van los dos partidos muy servidos. Y lo peor es que, como los malos futbolistas, nuestros políticos pierden los papeles cuando más grave es la situación.

Claire dijo...

La oposición, en lugar de atacar desprestigiando al gobierno simplemente diciendo que lo hace fatal debería dar más explicaciones: ¿por que lo hace fatal? ¿que habríais hecho vosotros?.. yo a veces escucho tertulias, y lo que es el quid de la cuestión se lo saltan, y se dedican a lanzarse los unos a los otros los trapos sucios. Y la gente de a pie no entendemos muchas cosas, y oir a unos y a otros insultándose "educadamente" no nos resuelve las dudas. Saludos.

Jo Grass dijo...

1
— Oye, que ellos tienen 264 casos abiertos y nosotros sólo 200!!!, así que el premio a los más malos se lo quedan
2
"¡No hay que dejar que la realidad estropee un buen titular!!! ( eres grande Juan, jajaja)
3
Lo de la Sra Botella cuentista es para que te dé un infarto. Un exjefe que tuve, misógino y descerebrado tuvo la osadía de regalarme el primer tomo. Lo acabé utilizando para encender la chimenea en la casita de campo que tienen mis padres en la huerta alicantina, y no sabes lo rápido que prendió, jajajaja

Simone B dijo...

Precisamente el otro día comentaba con un amigo lo del miedo del que nos hablas.
No es precisamente tranquilizador ver los problemas que tenemos ahora mismo, pero tampoco lo es ver lo que nos esperará después si la oposición llega al poder..la palabra miedo lo resume todo perfectamente.

Como dice Claire, la oposición desprestigia constantemente en vez de dar soluciones lo que hace que demos una imagen de división muy peligrosa.

Respecto a Anita Botellita y sus cuentos comentados por ella misma..sin palabras..
Yo os recomendaría "Los cuentos de Beedle el Bardo" comentados por Dumbledore que son mucho más divertidos e inteligentes además no creo que a Anita Botellita le gusten porque desde que Rowling declaró hace unos años que Dumbledore, el director de Hogwarts, es gay..pues ya se sabe..las peras y las manzanas..y esas cosas..

Besos!

Lola dijo...

Juan: estoy un poco desconcertada y por eso te voy a decir lo que pienso y tu me rebates, por favor, para que yo lo entienda.
En mi casa toda la vida han sido de derechas y yo por inercia, también. Siempre me han dicho que era una "rojilla" porque nunca he sido carca y ahora, llegado el momento actual, me encuentro en la encrucijada que estoy a la izquierda de la derecha y a la derecha de la izquierda. Es eso posible?
Hablando por ejemplo del aborto, soy de la opinión de que cada mujer haga lo que deba y quiera con su cuerpo pero a la vez no estoy de acuerdo que niñas puedan abortar sin decirselo a sus padres. Yo soy partidaria de la eutanasia en casos particulares, el divorcio lo encuentro imprescindible, las políticas sociales sí y el paternalismo no.
Creo que deberíamos hacer una política donde el fin de ella fuera que los ricos no sean cada vez más ricos y los pobres más pobres. Cambiar de mentalidad a la sociedad desde las escuelas.
No se que decirte más pero ahora tengo que comentarte lo que yo veo de los socialistas que nos gobiernan.
La política social que hacen es a trompicones y veo falacia en ella.Nuestro Presidente no sabe gobernar la crisis y esto nos va a llevar a salir del pozo muy tarde y que nuestra recuperación sea a través de muchos años. Los ministros que elige no están todos capacitados para su cargo. El Presidente es el que dirige todos los ministerios y cuando es necesario los deja con "el culo al aire".
Con "El Alakrana", la gestión no ha sido buena.
Yo me pregunto si ahora, cuando ETA nos haga un chantaje con vidas humanas, que tendrá que hacer el Gobierno, pues la vida es la vida sea en el índico o en el Pais Vasco y los terroristas son todos iguales, o no?
Con todo esto, prefieres que sigamos así? pues yo no Juan, yo no entiendo como quereis más de lo mísmo antes que un cambio que no sabemos lo que nos traerá pero no será peor que este a mi modo de ver.
En que estoy equivocada? Siempre estoy dispuesta a cambiar de opinión si me convence lo que dices.
Yo no se lo que voy a hacer en las próximas elecciones porque no cabe duda de que yo no estoy dentro de la mentalidad de ningún partido. Ninguno de los dos me gusta.
Un abrazo Juan. Lola

Juan Rodríguez Millán dijo...

Petrarca, sabía yo que me tocaba al final hablar del Alakrana, je, je, je... Sí y no. Así, de forma aséptica, esa frase es irresponsable. Pero no comparto el fondo. No es por la crítica a la gestión del Gobierno. Es por la forma en que se hace esa crítica. Y ahí sí entiendo a la vicepresidenta. Sólo ahí.

Claire, es exactamente lo mismo que llevo yo diciendo desde hace tiempo. Es el no a todo. Pero no ya es que no den alternativas, es que ni siquiera se molestan en explicar el porqué de su negativa.

Jo, pues que les llamen corruptos, pero que no me hablen de persecuciones, ¿no...? Ya quisiera yo poder ponerme la medalla de esa frase, je, je... Me estoy intentando imaginar la cara que pusiste al ver el librito... Debió ser inolvidable, je, je, je...

Simone, de verdad que me alegra que alguien vea algo parecido a lo que yo veo, porque ya te digo que si no es para pensar que tengo un problema serio... Je, je, je, es imposible olvidar lo de las peras y las manzanaas, je, je...

Lola, me encantaría de verdad tener una charla en persona contigo sobre estos asuntos, porque me encanta lo que dices y cómo lo dices. A ti te pasa en política lo que a mí en el fútbol. La gente del Madrid cree que soy del Barça y la del Barça que soy del Madrid... cuando no soy de ninguno de los dos.

Comparto todas las críticas concretas que relatas, salvo lo del Alakrana. Ahí veo problema de comunicación, pero no creo tener tanta información como para afirmar que se han hecho mal las cosas. Y lo digo sinceramente, y sin la necesidad de tener que defender a este gobierno o a ningún otro. Yo no pido que sigamos igual, ni mucho menos. Es más, si el PSOE quiere seguir gobernando tiene que cambiar unas cuantes cosas.

Pero hay una cosa en la que no estoy de acuerdo contigo. No se trata de contraponer lo malo que tenemos con lo que no sabemos que puede venir. Lo que está por venir si el PP gana las elecciones no es nuevo. Ya sabemos lo que van y lo que no van a hacer, porque han gobernando. Y Rajoy formó parte de ese gobierno, pasó por tres ministerios y lleva dos legislaturas en la oposición. Eso también debiera servir para evaluarle. Es lo que hago. Y me reitero en que me asusta más eso que lo que hay.

Y no tengo por qué hacerte cambiar de opinión, Lola, es más, me alegra que defiendas con entera libertad lo que piensas. Eso es lo grande del debate.