lunes, septiembre 21, 2009

Campeones de septiembre

No existe análisis serio en el mundo del deporte. Por eso aparece un fenómeno curioso al que hace años bauticé como los campeones de septiembre. Me van a disculpar los amantes de otras disciplinas, porque tomar como referencia ese mes se debe a que tomo como referencia el fútbol, que es de largo el deporte que más me apasiona y llena mis horas de ocio. Llamadlo campeones de primera fase si queréis. El caso es que en fútbol la temporada comienza en agosto, pero en septiembre ya encontramos sentencias inamovibles. Ya sabemos quien va a ser el campeón, quien va a fracasar y a quien hay que criticar despiadadamente. No importa que quede el 90 por ciento de la competición, no importa que la Historia nos haya enseñado una y mil veces que esos campeones de septiembre no tienen por qué serlo en junio. No importa. Año tras año se sienta cátedra de una forma tan absurda como equivocada en un análisis movido por el enfado o la euforia, nunca por el raciocinio o el pensamiento, por la circunstancia puntual y nunca por una realidad prolongada en el tiempo.

Eso le ha sucedido a la selección española de baloncesto. Hace una semana (¡¡¡una semana!!!) proliferaron los comentarios sobre el fin de una generación, los agradecimientos a quienes tanto nos dieron en el pasado pero ya no llegarán al éxito en el futuro, los augurios de una temprana eliminación, las críticas hacia jugadores que hasta entonces, y para las mismas personas que ahora casi pedían su retirada, eran dioses sin igual ni rival en el mundo entero. No recuerdo haber visto que el presidente de la federación, el entrenador y el capitán de la selección tuvieran que dar una rueda de prensa conjunta, en mitad de un campeonato de cualquier deporte, para recalcar algo tan obvio como que el torneo no sólo no se había acabado en la primera o en la segunda fase, sino que las opciones de ganarlo estaban intactas, a pesar de un par de malos partidos. Aquí tuvieron que hacerlo. Una semana después, España es campeona de Europa de baloncesto. Con el cambio de deporte, del fútbol al baloncesto, resulta que estos sí son campeones de septiembre. Brutal, chicos, brutal. Vaya aplastamiento, qué superioridad, menuda paliza. Enhorabuena.


Como amante del deporte y como periodista, no puedo dejar de comentar la portada que hoy presenta el diario AS. No soy capaz de entenderla desde ninguna de las dos vertientes. Sin ser un apasionado del baloncesto, que no lo soy, no sé como un periódico deportivo español no es capaz de dedicar su portada al último éxito la mejor generación de la Historia de esta disciplina. Sin ser el mejor periodista del mundo, que no lo soy ni de lejos, no sé qué le puede pasar por la cabeza al director de un periódico deportivo para, ante un éxito deportivo tan grande como el de la selección española de baloncesto, dedicar la portada a una insulsa y aburrida victoria del Real Madrid de fútbol en la jornada tres de Liga. Claro que estamos hablando de un periódico que el día en que murió el capitán del Espanyol, Dani Jarque, centró su portada en que los compañeros de Raúl alucinaban con su estado de forma. Notición donde los haya. Lo que hubiera dado por estas en las reuniones en las que se decidieron los contenidos de esas dos portadas. Lo que me hubiera reído con los argumentos para defender las portadas que finalmente vieron la luz.

6 comentarios:

Petrarca dijo...

Oportunismo es el nombre del periodismo deportivo. Al As sólo le salvan Juanma Trueba, Tomás Guasch (que es un tipo gracioso) y su madridismo militante. ^^ Ahora en serio: la prensa deportiva decayó desde el momento en que empezó a imitar el tono de los comentaristas de radio.

PD: ¡Qué grandes esos tipos grandes!

Jo Grass dijo...

¡Qué partidazo!! y las semifinales También. Qué exhibición de talento!! y joven, porque a estos chicos les queda mucha guerra por delante. Yo tampoco entendí porqué los estaban fusilando tan pronto porque empezaron pinchando por falta de coordinación, lesión de Gasol y mucho tiempo sin jugar juntos . Y coincido contigo con el asunto de las portadas. Me alucinó bastante cuando pasó lo de Jarque.
¿Cuanta pasta/especias hay en juego para que exista esa presión? En fin, en cualquier caso, el fútbol mueve más millones que el básket, así que no hay que darle muchas vueltas...

Reverendo Pohr dijo...

Importa poco el mes: España es campeona de Europa de baloncesto!! Que no fuera en Junio, como en fútbol, no le quita mérito. Es un momento histórico, aún cuando los tres partidos eliminatorios casi no tuvieron historia. Se ganó con la misma grandeza con la que se logró la Eurocopa de Fútbol hace poco más de un año.

Y coincido contigo en que es una ocasión más que propopicia para que un periódico deportivo destaque un hecho histórico en lugar de mantener una actitud panfletaria decantada exclusivamente a un tipo de exclusivo de aficionados.

El Impenitente dijo...

Difícil va a ser competir este año con Cristiano Ronaldo.

Somos forofos. No lo podemos evitar. Los que no tenemos que tomar decisiones y no tenemos ninguna responsabilidad más que sobre nosotros mismos nos lo podemos permitir. Los que tienen influencia o capacidad de decisión no. Pero hay que dar carnaza y me parece que en España si hay algo que nos gusta más que un ídolo es un ídolo caído. Aquí ni de lejos podría haber un Hall of Fame.

INÉS dijo...

Dinero, dinero y dinero...lo mueve todo.
Para vender periódicos hay que elegir portadas impactantes, con mensajes demoledores...no hay más.
Esto como todo...negocio.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Petrarca, la verdad es que sería un trabajo ingente pero bonito analizar cuándo, cómo y por qué comenzó el declive de la prensa deportivo. Lo mismo alguien algún día escribe un libro sobre eso...

Jo, no sé si habrá intereses económicos (seguro que sí, pero ¿tan fuertes como para ignorar hechos históricos?), pero al día siguiente el mismo diario AS le dio la portada a la celebración en Madrid. Absurdo.

Reverendo, es que si no lo hacen con las grandes ocasiones, ¿cuándo lo van a hacer...?

Impenitente, cuánta razón. Lo que nos gusta destrozar a la gente. Y si es sin motivo, parece que lo disfrutamos más.

Inés, si yo el negocio lo entiendo, me puede entristecer más o menos, pero lo entiendo. Pero me da que ese lunes debió de ganar más lectores Marca con su portada formato sábana dedicada a la selección de baloncesto que AS con la del Real Madrid-Xerez.