jueves, mayo 08, 2008

¿Noticias relevantes...?

Llevar el periodismo en el corazón y no sufrir viendo lo que hoy es noticia es prácticamente imposible. Sabido es que tengo una opinión muy crítica del periodismo actual. Pero es que día tras día me cargo de más razones para denostarlo. ¿Ejemplos? Ni se sabe cuántos. Pero me voy a quedar en dos y en una reflexión final.

El primer ejemplo es el pasillo del Barcelona al Real Madrid. Llevo oyendo hablar en la prensa del maldito pasillo desde hace dos meses. Ayer se lo hicieron. ¿Relevancia? Pues en realidad ninguna. Hombre, a los aficionados del Madrid les habrá encantado verlo y a los del Barcelona más bien no. Pero los medios de comunicación llevan semanas cebándose en algo que no pasa de ser un gesto de deportividad de un equipo hacia otro, un reconocimiento hacia un conjunto que ha sido campeón de algo. Apenas unos segundos, una imagen dentro de una competición que dura meses.

Y aquí tenemos la paradoja informativa. Hoy se da más importancia al pasillo que al triunfo 4-1 del Madrid sobre el Barça. Ayer se daba más importancia al pasillo que al título de Liga. Hace dos meses se daba más importancia al pasillo que al alirón. Así se pierde la perspectiva, la imparcialidad y el interés en la noticia. ¿Qué es lo relevante? El periodismo pierde este partido porque se centra precisamente en lo que no es importante. Todavía me acuerdo cuando le preguntaron a Javier Irureta, entonces entrenador del Deportivo, qué tal se llevaba con Diego Tristán, uno de sus jugadores. "Salsa Rosa", respondió el técnico. Cuánta razón tenía...

Segunda noticia supuestamente relevante que copa los espacios informativos de estos días. Ahora resulta que España (se supone que Franco) compró el Festival de Eurovisión que ganó Massiel con el inconfundible La, la la para mejorar la imagen de nuestro país más allá de nuestras fronteras. Mira que en la facultad nos contaban a los aspirantes a periodista y demás estudiantes (que no hay tantos en la carrera que de verdad sean o quieran ser periodistas) que la inmediatez era un criterio definitorio de la noticia. Pues ojo al dato, estamos informando de la compra del Festival de Eurovisión... de 1968. Como si hubiera sucedido ayer o la semana pasada ¡Y han pasado 40 años nada menos!
-
Aquí hay más que aclarar. No estoy en contra de la divulgación del dato, obviamente, pero hay que saber dónde corresponde darlo. El documental que esta noche emite La Sexta, el que ha levantado todo el revuelo, es un lugar ideal. O en un libro sobre la historia del festival, por citar otro ejemplo. ¿En un informativo? No lo creo. No tiene valor de noticia, entre otras cosas porque no hay novedad, es algo que casi todos sabíamos, si no de este caso concreto, sí del funcionamiento general de concursos, festivales y demás adjudicaciones. ¿O es que el ganador del festival de 1969 no trabajó detrás del escenario para asegurarse votos? ¿O, ya que estamos, no es así como se decide la elección de una sede para unos Juegos Olímpicos? Desconozco los intereses para hacer de todo esto una noticia, pero no los entiendo, de verdad que no...
-
Y acabo con la prometida reflexión. Vivimos unos días en que los medios de comunicación lanzan durísimas y justificadas críticas contra la Junta militar que gobierna en Myanmar, antigua Birmania. Esto se debe al huracán que ha destrozado el país y la negativa a dejar entrar la ayuda internacional para que no vean el estado en que se encuentra el país. Claro que me parece necesario censurar lo que hacen dirigentes mediocres y dictadores de medio pelo, pero me duele que se haga por modas. ¿O es que el Tibet ya es libre y China es un país absolutamente democrático? ¿Quién se acuerda ya de las protestas al paso de la antorcha olímpica? ¿O quién sabe qué esta pasando ahora en Venezuela, ya que Chávez ha dejado de meterse con el Rey?
-
Modas. Aunque puedan volver en el futuro, todas pasarán. La de Myanmar pasará, como pasó la de China o la de Venezuela. No importa lo que suceda de verdad en esos países. Importa llenar una escaleta televisiva o radiofónica o las páginas asignadas de un diario. Encontraremos otra moda en unos días, todos tranquilos. El informativo siempre durará lo establecido y el periódico siempre llenará sus páginas. The show must go on, que decía Queen...

6 comentarios:

PeterPsych dijo...

Lo de la posible compra del premio de Eurovisión en 1968 no sé. Parece sospechoso que eso salga a la luz justamnente ahora, en su 48º aniversario. Lo que si sé es que "La la la" es un plagio descarado de otro tema de ese mismo año, cosa que haré pública en mi blog dentro de muy poco.

saludos.

Pilix Forever dijo...

Es el segundo post que leo esta tarde y el segundo que habla de la relevancia de la noticia del tema de Massiel, del que (empiezo a pensar que es casi milagroso) yo DESCONOCÍA. Creo que debe de ser algo muy televisivo porque yo leo la prensa todos los días y no tenía ni idea de qué iba el tema.

Creo que el Periodismo ha dejado de existir hace tiempo, desde el momento en que la nueva serie de una cadena abre el telediario de la misma ¿qué esperamos?

Es cada vez más difícil (si no imposible) distinguir entre opinión e información en el periodismo actual. Los medios se han convertido en un club más: o eres del Madrid o del Barça, del As o del Marca, del Sport o del Mundo Deportivo, del grupo Prisa o del grupo el Mundo-Recoletos. Es así, y los periodistas son como los futbolistas que son desde pequeñitos del último equipo/medio en el que militan. En eso nos hemos convertido.

En fin... hablando de fútbol, como merengue me pareció un gesto digno tanto por la actitud deportiva del Barça (empezando por su entrenador) como la actitud elegante del Madrid (supo hacerlo rápido y devolviendo el gesto, casi restándole importancia). Por una vez los jugadores utilizaron el fairplay que los medios exigen pero no cumplen.

Siento el comentario tan extenso pero son muchos temas en uno.

Un saludo,

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Buen repaso a la actualidad!!!!


jajajajajajajajaja



yo llevo el periodismos en el corazón... espero poder incrustarme en él dentro de poco.
Un besito

El 3azzi dijo...

Que razón tienes compañero. Digo lo de compañero porque a mí también me apasiona el periodismo, aunque decidí estudiar Ingeniería de Telecomunicación, no sé muy bien por qué.

Estoy totalmente contigo con lo de las modas. Es que en este siglo XXI, el siglo de la sociedad de la información, si algo no sale en la TV o en los periódicos de gran tirada nacional directamente no existe.

Voy a poner más ejemplos de los que ya has expuesto tú, Darfur, ¿alguien se acuerda de Darfur? o lo que pasa en Kenia, en Zimbaue...en Colombia con las FARC (sólo se acordaron cuando tenían a una europea secuestrada (y lo sigue estando) y el asunto estaba lleno de dramatismo), podría infinidad de casos...como el ya archi-conocido de Oriente Medio que sólo aparece en los medios de comunicación occidentales si muere un israelí.

Me parece vergonzoso todo eso y más cuando se enarbola la bandera de la democracia y de las libertades desde las potencia europeas. Yo creo que enarbolan más bien la bandera de la hipocresía y el puro interés.

Espero que con personas como tú hagan del periodismo lo que es. Infromación pura y dura y menos demagogía y lavados de cerebro.

Un saludo.

C.C.Buxter dijo...

El "asunto pasillo" ha puesto de manifiesto lo que ya no sorprende a nadie: ni siquiera se molestan en disimular. Los periodistas deportivos son, en muchas ocasiones, más forofos que periodistas, y esta ha sido una de ellas. Particularmente hipócrita me ha parecido la postura de Marca, cuya línea oficial era decir que el pasillo era un acto de deportividad exento de otras connotaciones... ¡y luego va y regala un póster gigante con la imagen! Pero no desesperemos, que es pronto: ahora nos quedan dos meses de continuos "fichajes" de cara a la próxima temporada, de los que no se harán realidad ni la mitad.

Respecto de las modas informativas, es lo más normal en un país en el que la política internacional no interesa a nadie (no hay más que revisar los debates entre Rajoy y Zapatero: no dicen nada acerca de la posición internacional de España); lo que gusta es sentirse solidario durante cinco minutos con una causa perdida, y a otra cosa mariposa. De los últimos tiempos, el caso que más vergüenza me ha causado es el de Kosovo: tras la atención internacional que atrajeron los bombardeos de la OTAN, durante años hemos vivido sumidos en la ignorancia de lo que allí sucedía, y de pronto, como si de un truco de magia se tratase... Kosovo se declara independiente. Si teniendo soldados en la zona no nos informan de nada, imagínate lo que pasa en otros sitios...

Críptica dijo...

Pobre Massiel, con lo comu que ha sido y enterarse que el tito Paco es el cuarto Rey Mago... menudo regalito después de tantos años... jejej no me creo nada.
Con respecto al fútbol, no estoy muy puesta. Pero creo que ambos equipos se comportaron como caballeros, quitándole importancia al famoso pasillo. Jo y mi Murcia qué? aiiiinnnnnsss qué penita¡¡ otra vez a segunda... en fin... que vamos a hacer. Corazón grana siempre.

En fin, lo que tú dices Juan. Rellenar y rellenar. Me gusta este repaso. Un abrazo¡