domingo, junio 19, 2011

Telemadrid y "el fondo" de la información

El periodismo da cada día más asco. Y lo digo como periodista, que duele más. Ya no hya medio que no manipule, engañarnos con utopías de imparcialidad ya no sirve ni siquiera cuando estás empezando en este mundo. Pero sigo sintiendo que hay clases hasta en esto de la manipulación. La de Telemadrid está en boca de muchos desde hace más tiempo del que me gusta recordar. Y lo que tiene la cadena en manos de Esperanza Aguirre es que siempre ofrece nuevos motivos de queja a aquellos que todavía clamamos por un periodismo digno y veraz, en el que se puedan ofrecer diferentes puntos de vista sin necesidad de engañar a la gente. Y Telemadrid hace daño en su manera de dar información y, lo que es aún peor porque ahonda la brecha manipulativa, en las explicaciones que da sobre sus meteduras de pata. Ha tenido mucha difusión ese curioso desliz que le sirvió al programa El Círculo para desacreditar al movimiento 15-M. ¿Que cómo fue ese desliz? Pues muy sencillo. Querían decir que son violentos a pesar de que en su ideario dicen que son pacifistas. Y como no había fotos de los integrantes de este movimiento con la suficiente violencia explícita, Telemadrid decidió ilustrar su opinión (que no su información) con fotografías tomadas de los disturbios en Grecia. Por supuesto, sin advertirlo. Con un par.

"Pues vean algunas de las instantáneas que podemos ver hoy en el diario El Mundo. Están armados con palos y como ven muy pacifistas, muy pacifistas... Sin palabras, juzguen ustedes mismos", dijo la periodista María López en ese espacio de Telemadrid. El proceso, según se puede asumir desde fuera, es simple.

1. El 15-M dice que es pacifista. Que lo sea o no, es irrelevante en este punto informativo.

2. Telemadrid quiere decir que no lo es. De nuevo, que lo sea o no sigue siendo irrelevante, tanto como los motivos de Telemadrid para expresar esa opinión.

3. Habiendo violencia en algunas de las protestas de este movimiento (o análogos), no hay fotografías que den esa idea con la suficiente claridad. Entra en juego ese glorioso lema de "no dejes que la realidad arruine un buen titular".

4. ¿Solución de Telemadrid? Pues pongo las imágenes de cualquier otro acontecimiento donde si haya una violencia clara e irrefutable y "juzguen ustedes mismos" cuando ya les he dicho yo el signo de ese juicio.

Que sea un simple error parece difícil de asumir cuando Telemadrid es una cadena que hace poco nos deleitaba con esta lindeza que adjunto a continuación, una lindeza que pretendía equiparar al presidente del Gobierno, un señor que por muy despreciable que sea ahora para muchos tiene los votos de once millones de personas y el respaldo de eso que algunos llaman democracia. Entonces lo calificaron como un "recurso perfectamente legítimo" para diferencias las opiniones de unos y otros en aquella pieza.


Pero demos a la gente de Telemadrid que participó en este asunto el beneficio de la duda. Asumamos que fue un error. Aún así, la cosa no mejora mucho. En primer lugar, es un error grave. De esos por los que en condiciones normales tendrían que rodar cabezas. ¿Por qué? Muy sencillo. Lo que diga un periodista en un medio de comunicación tiene que ser algo constrastado. No puede ser que cualquier redactor (o becario) asuma la responsabilidad de que lo que se emite o se publica. No puede ser. Hay gente que sí está ganando mucho dinero con el periodismo y es gente que ocupa cargos directivos. Y en el sueldo les va la responsabilidad, esa que no puede jamás recaer de una forma tan absoluta en personas que no son ni mileuristas. Porque eso es lo que gana un redactor de cualquier medio de comunicación. ¿Ha dimitido alguien por esto? No. ¿Ha cesado la dirección de Telemadrid a alguien por esto? Tampoco. ¿Han dado alguna explicación? Sí, mira, eso sí. Y es ahí donde Telemadrid desmuestra sin ningún género de dudas lo que pretende en estos casos.


Dice la cadena pública madrileña, a través de un portavoz cuyo nombre queda en el anonimato (ni siquiera tenemos a algún dirigente de la cadena que dé la cara públicamente), que se ha producido un "error". Hasta ahí bien. La explicación es escasa, aunque algo es algo. Aunque sean migajas. Pero resulta que ese mismo portavoz dice que las críticas a Telemadrid son "gratuitas" porque "el fondo de lo que se estaba contando se mantiene". Anda, qué cosas. O sea que yo puedo acusar a alguien de lo que quiera, poner fotografías de otro asunto que no tiene nada que ver, engañar a los espectadores diciéndoles o dándoles a entender que esas imágenes corresponden a aquellos a los que quiero desprestigiar y aquí paz y después gloria. Y si les critico por ello, el manipulador soy yo. Evidente. Insisto, con un par. No es sólo el "error", es que encima están convencidos de que el "error", aún reconocido, no les quita en absoluto la razón. Interesante forma de entender el periodismo. Y luego querremos que la gente crea lo que escucha en un informativo o lee en un periódico.

Y un detalle más para acabar. Cuando esto pasa en un medio controlado por la derecha o por el PP, siempre se le quita hierro al asunto. Siempre. Forma parte de la maquinaria de propaganda. Esto no es más que una anecdotilla y ya está. Lo olvidamos pronto. Cuando sucede en un medio de izquierdas o del PSOE, el escándalo está asegurado durante días, semanas o incluso como parte del poso del saber comúnmente aceptado. Así sucedió cuando en TVE se insertó un plano de Rajoy al final de una información sobre las torturas en Abu Ghraib. Así sucedió con el mapa de Euskal Herria que apareció en 59 segundos. Así sucedió con aquel enfrentamiento entre María Dolores de Cospedal y Ana Pastor en Los Desayunos de TVE. Así sucede cada vez que El País publica alguna información que vincula a dirigentes del PP de la Comunidad de Madrid o la Valenciana a los casos Gurtel o Brugal. Así sucede siempre. El PP se lanza a proferir desaforadas y grandilocuentes acusaciones de manipulación en el ente público, se niega a dar entrevistas a quienes no le son afines (Aznar siempre se negó a ser entrevistado por Iñali Gabilondo, Rajoy rechazó dar una entrevista a La Sexta en 2008, víspera de las elecciones generales, cuando sí pasó por el resto de las televisiones). Sigo convencido y no veo indicios de la contrario: la maquinaria de propaganda de la derecha tiene mucha más fuerza. Mucha más.

9 comentarios:

Doctora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Doctora dijo...

La manipulación es bochornosa,pero casi me parece más fuerte la incompetencia con la que se lleva a cabo.
Es que llevan la bandera de Grecia,joder,no hay quien se lo crea.
Ya que estáis haciendo algo malo,ponerle más ganas,¿no?,qué vergüenza.

loquemeahorro dijo...

"Vale, no tenemos imágenes de lo violentos que son, les ponemos unas imágenes cualquiera que hemos encontrado por ahí para amenizar, por ejemplo estas de la Alhambra con un fondo musical de Albéniz"

Porque para el caso, si vas a poner fotos que no ilustren la noticia, yo pido unas de la primera comunión de su sobrino.

Jose Vte. dijo...

Lo último ha sido la portada de la Razón, tan patética como las explicaciones que han dado, incluida la petición de que todo el mundo les pida perdón. Ante semenjante insulto a la inteligencia y desde luego al Photoshop, que hasta eso ya les da igual, lo único importante es meter el mayor ruido posible.
Es el sino de la derecha, la manipulación y la mentira. Lo sufrimos en la España de Aznar, lo sufrimos los que llevamos años soportando los gobiernos autonómicos del PP. Ahora lo van a sentir en sus carnes todas las comunidades. Y si esto no se remedia volverá a ser en toda España. El dia de la marmota.

El único consuelo es que todas las televisiones afines están cayendo como moscas, ahogadas en su propia bilis.

Alucinante

Trilce dijo...

Ganas de llorar no, lo siguiente. Empiezo a pensar que no es el periodismo lo que da asco, somos nosotros. La gente no tiene escrúpulos ni ética en ningún aspecto de su vida, ¿por qué tenerlos en el trabajo? ¿Por qué el trabajo de periodista iba a escapar al cáncer social de mirarse el ombligo y las consecuencias de mis actos que las pague otro? No podía escapar, así que esto cada vez, por desgracia, me parece más normal.

Claire dijo...

¡Qué fuerte!, que plantan la imagen y se quedan tan anchos cuando en vez de informar así lo que están haciendo es engañar; falsear la información. Y el caso es que seguro que hay mucha gente que ve ese canal porque simpatiza con el partido político en cuestión, y no le importa que le manipulen ya que lo que ven o escuchan les gusta.
A mí me gusta la sexta y siempre están ahí para contestar al PP en lo que no les agrada, pero si falsearan la información de esa manera ya no sería lo mismo.
Besos.

Claire dijo...

¡Qué fuerte!, que plantan la imagen y se quedan tan anchos cuando en vez de informar así lo que están haciendo es engañar; falsear la información. Y el caso es que seguro que hay mucha gente que ve ese canal porque simpatiza con el partido político en cuestión, y no le importa que le manipulen ya que lo que ven o escuchan les gusta.
A mí me gusta la sexta y siempre están ahí para contestar al PP en lo que no les agrada, pero si falsearan la información de esa manera ya no sería lo mismo.
Besos.

Lola dijo...

Es terrible lo de las manipulaciones en los medios de comunicación, pero cada vez pienso más en que tenemos lo que nos merecemos. Un abrazo Lola

Juan Rodríguez Millán dijo...

Doctora, eso también lo he pensado yo más de una vez... Si yo fuera un manipulador, y no tuviera conciencia, claro, intentaría por lo menos manipular bien... Que no es tan difícil...

Loquemeahorro, muchas gracias por tu visita y por tu comentario, prometo pasarme por tu rincón... Llegará el día en que eso que dices pase con total naturalidad, ya verás...

José Vicente, yo estoy convencido de que casi todos los poderosos recurren a la manipulación. Pero también estoy convencido de que, en política y comunicación, la derecha golea. Y hace mucha menos autocrítica en este terreno. Mucha menos.

Trilce, bueno, al fin y al cabo los periodistas son personas así que tu conclusión es la más lógica. El periodismo no será diferente de otros ámbitos de la vida, imagino. Pero me da pena que algo que está pensando para controlar al poder, para formar a la gente y para informar de lo que sucede, dé el paso de convertirse en propaganda manipuladora con tanta naturalidad.

Claire, estoy convencido de que a mucha gente le ha dado igual y ha pensado lo mismo que dijo Telemadrid, que sí, que esos de la foto eran griegos pero que los de España son igual de violentos así que no cambia nada.

Lola, cuando se aceptan tantas cosas con tanta naturalidad, sí, es cierto, tenemos lo que nos merecemos... Y con eso me has inspirado una nueva entrada que colgaré la semana que viene...