viernes, febrero 05, 2010

Zapatero esto, Zapatero lo otro, Zapatero lo de más allá...

Cada vez tengo menos motivos para hablar bien de la gestión de Zapatero al frente del Gobierno. Son muchos los errores y las posteriores correcciones, las políticas discutibles, las frases suyas y de sus ministros mal escogidas. No ha sabido hacer frente a la crisis y está optando por medidas que huelen tanto a la improvisación como a la desesperación, medidas que además no están dando resultado y que sobre el papel no parecen encajar en el ideario de su partido o de sus votantes. Ya está dicho. Y nada más comenzar estas letras, no vaya a ser que alguien me acuse de estar defendiendo lo indefendible (y lo indefendible, claro, es Zapatero). Pero es que lo que realmente quiero decir es que estoy cansado de que el mundo acabe y empiece en Zapatero, que todo lo malo que sucede sea culpa de Zapatero, que cada error de los demás sea disculpado con un "ya, pero mira lo que está haciendo Zapatero" y que lo que hace Zapatero está siempre mal pero cuando lo hacen otros está bien. Estoy cansado, sí, muy cansado.

No hay una gota que colme el vaso, porque el vaso está desbordado desde hace tiempo (el de los reproches al Gobierno, el del asombro de que eso oculte para tantos de sus críticos otras muchos cosas), pero esto viene a cuento del Desayuno Nacional de la Oración. El cónclave en el que Zapatero ha leído la Biblia ante Obama y unos cuantos muchachos más. Para empezar, un matiz. El invitado no es Zapatero. El invitado es el presidente del Gobierno de España. Y España, según esa Constitución que tantas palabras, elogios y discursos ocupa, dice que "se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades" y que "ninguna confesión tendrá carácter estatal". Lo digo porque de vez en cuando viene bien recordar quiénes somos y de dónde venimos, y porque eso es la base de que los crucifijos no tengan razón de ser en un aula, no una diabólica animadversión de Zapatero a los curas, no.

Parece que molesta mucho que Zapatero lea la Biblia. Insisto en que más que Zapatero es el presidente del Gobierno español quien la ha leído, pero aún así no deja de asombrarme la falta de tolerancia de quienes se proclaman tolerantes, la hipocresía y lo fácil que se habla sin conocimientos que sustanten las palabras. Hace dos días escuché en un informativo a un tipo, siento decir que no me quedé con su nombre o con su cargo pero aparecía como un experto norteamericano en estas cuestiones, decir que si Zapatero hubiera rechazado la invitación hubiera sido como si Obama hubiera rechazado el Nobel de la Paz. En otras palabras, es un honor y una cortesía. A mí no me duele que un católico invite al presidente del Gobierno español. A otros parece que sí. También me hubiera gustado que Bono, el cantante de U2, hubiera escuchado los mismos reproches de determinados líderes políticos y de opinión españoles cuando fue invitado a una de estas reuniones hace años. Bono no tiene mucho de católico y lo primero que dijo cuando cogió el micrófono es que se preguntaba qué hacía allí.

Pero no pasa nada, que tenemos crítica para todo. Se le hubiera criticado de no haber ido, se le ha criticado por haber ido. Lo mismo da. Si es lo de siempre. Hace unos días, José María Aznar dijo de Zapatero y de su papel en la crisis económica que nunca nadie había hecho tanto daño en tan poco tiempo. No supe si indignarme o si reírme. Ahora resulta que Zapatero es el artífice, responsable, causante y creador único de la crisis. Y voy yo y me lo creo. ¿Que no sabe lo que hace? Igual no. Pero tener a Zapatero como muñeco al que pegar golpes y olvidarse del daño que han hecho bancos, constructores y empresarios me parece sencillamente indigno. Y es lo que se está haciendo. ¿Díaz Ferrán y sus parados? Una anécdota de un par de días en los informativos. Como todos los EREs, como todos los empresarios que no paran de enriquecerse a costa de nuestro nivel de vida, con o sin crisis. Como Aznar y su impulso a la burbuja del ladrillo, cuya explosión sí que es una causa importante de que España siga en crisis. Qué bonito es quejarte en el bar de que el banco no te da la hipoteca y luego decir que la culpa es única y exclusivamente de Zapatero.

Porque Zapatero es el que sube impuestos, claro. Y será el único. ¿Cuántos chascarrillos hemos oído en los medios de comunicación sobre los impuestos absurdos que han instaurado o aumentado los ayuntamientos en los últimos meses? Porque son eso, chascarrillos. Si ya tenemos a Zapatero para hacer de malo. ¿Por qué tengo que ver que en Madrid se diga de todo sobre Zapatero y no se hable de que el precio del metrobús ha pasado de 7,40 a 9 euros por obra y gracia de nuestra presidenta autonómica y lideresa? ¿O del impuestazo que ha perpetrado el alcalde para las basuras o el IBI? ¿Eso no es subir impuestos? Todos lo hacen. Zapatero es el que más manda, sí, pero no es el único e igual no es el que más efecto tiene sobre algunas personas, no seamos hipócritas por cuestiones partidistas absurdas que, además, no tendrían que importarnos mucho a quienes no nos jugamos un asiento en un carga público si los nuestros ganan las elecciones.

La pregunta para mí es evidente y llevo tiempo haciándomela. ¿Qué va a hacer toda esa gente que no sabe vivir sin Zapatero cuando Zapatero ya no sea el presidente del Gobierno? Vayan pensándolo, que en unos dos añitos lo más probable es que ya no esté en La Moncloa. Ya que no vamos a abrir los ojos porque parece que no nos interesa, a ver si todos somos tan valientes en nuestros juicios como lo somos ahora cuando el Gobierno cambie de manos. Creo que por ver los juegos de malabares que van a hacer algunos, casi estoy deseando que pierda ya las elecciones. Pero sólo casi.

10 comentarios:

muchachadeojostristes dijo...

De acuerdo que Zapatero no tiene la culpa de todo, completamente de acuerdo
Lo qué sí creo es que, como dijo no me acuerdo quien, es que el PSOE, cuando está acabando la legislatura, gobierna para que le voten todos aquellos que no lo hicieron (pero que nunca lo van a hacer)
besitos

Lola dijo...

Pues.... no se que decirte Juan. Tu sabes como pienso y de todo no tiene la culpa pero de mucho sí la tiene. ¿Cambiamos a ver que pasa? Yo creo que peor no lo hará aunque ya estoy harta de todos.
Zapatero se ha hecho famoso.... mas que cualquier otro Presidente de gobierno.... Por que será?.
Un besito a mi Juan por su post. Lola

bebita dijo...

Está claro: los males del mundo no empiezan y terminan en Zapatero. Eso sí, cada uno recoge lo que siembra... Acaso no es normal que los ciudadanos critiquen, y mucho, a un señor que todavía no ha sido capaz de plantar cara y parar los pies de verdad a esos bancos (a los que ha inflado con miles de millones) y empresarios que mencionas, pero si tiene valor para subirnos los impuestos a los curritos de turno? Y la eliminación de la desgravación por compra de vivienda? Y Afganistán? Y sus 330 asesores? Y sus mentiras? Y el coste del Ministerio de Igualdad? Que se habla de Zapatero? Claro! Normal, se lo ha ganado a pulso. Espero que las próximas críticas sean masivas y en la calle. Un beso.

Claire dijo...

¿ Y si el gobierno cambia de manos y los bancos entonces conceden los créditos y aceptan los pagarés y las letras a las empresas, no mejorará la situación sin que el nuevo gobierno mueva un dedo?...
No puedo evitar sospechar que los culpables casi absolutos de la crisis son los bancos, que son unos ladrones, que se forran con todos los intereses que pagamos, y que cuando el PP gobierne cambiarán su actitud para con las empresas (eso se lo oí a alguien una vez, y se me ha quedado grabado...) y las cosas empezarán a cambiar, y no será gracias al PP, pero sí serán éstos los que se pondrán la medalla.
Sobre la lectura de Zapatero de un pasaje de la Biblia, pues estuvo de lo más acertado, y el pasaje en cuestión debería mover conciencias...
En fin, que como tú, estoy harta de oír echar la culpa de TODO a Zapatero...
¡¡La culpa es de los bancos!! :-)
Besos.

Sonia R dijo...

A mí me da que toda esa gente que no sabe vivir sin él, se quedará callada cuando entren a gobernar los otros. Porque sin duda ganarán los otros, pero no porque yo les vote (de hecho, creo que no iré a votar a ninguno). Entonces yo creo que no habrá tanta presión contra el gobierno, aunque sin duda se ganarán a pulso el odio de los ciudadanos, como hicieron hasta el 2004. Pero claro, con una subidita de las pensiones igual garantizan que los yayos al menos estén un poco más contentos. Resumiendo, estoy de acuerdo contigo, no toda la culpa es de Zapatero, aunque queda bonito y está de moda decir que sí, sino que también es culpa de los próximos que gobiernen.

(¿Rajoy presidente del gobierno? Madre mía, la que se nos viene encima... Gente como Aznar gobernando desde las sombras xD)

Ruben dijo...

Claire el gobierno, el que esté, ahora está el Sr ZP, es el que tiene que pedir cuentas a los bancos y no se está haciendo. Efectivamente es culpa suya y no de ZP pero este tiene que pedir cuentas, ya!

Sonia R el de los premios a los yayos, a los padres, a los jovenes, las limosnas vamos es ZP igual que tantos otros.

Por otra parte estoy un poco quemado de que se asocie Socialismo a izquierda cuando está demostrando que está haciendo una politica de centro derecha desde que empezó su mandato. Llenandose la boca con politica social pero nada más. La subida del IVA es la medida más derechista que alguien puede imaginar si se habla de impuestos porque es una subida al obrero ya que el consumo de bienes necesarios es igual tengas el dinero que tengas.

Por otra parte el Sr ZP continua sin reconocer que estamos en guerra en Afganistan, que otra cosa es si estamos en contra o no, pero que lo reconozca públicamente de una maldita vez.

Antes de las elecciones dijo que no había crisis, que eran todo mentiras para tirar su gobierno por tierra y hace poco los miembros de su gobierno reconocieron que efectivamente lo sabian y se habian callado. Eso es MENTIR.

Que ZP no tiene culpa de todo es evidente, hay una crisis mundial, más fuerte que en el resto del mundo por culpa del gobierno Aznar que permitio el ladrillazo. Pero que Jose Luis no está haciendo nada, seguramente porque no sabe que hacer, es igual de evidente.

Como muestra el resto de los presidentes tenian 30 asesores y este tiene 330... aún así no hace nada. Bueno si se va a leer la Biblia con Obama, que si que le canta la gallina a los bancos, a ver si aprende un poquito del lider del mundo, que curioso que hace cinco años deciamos que ese pais era barbaro y que no era referente de nada y ahora vamos a rezar con ellos. (Vergüenza ajena, que un agnostico acuda a semejante acto, no hubiera sido más coherente ira acompañado de Bono, el del congreso no el cantante, y que lo leyera él)

Si lo que queremos es un gobierno de izquierdas hay alternativas pero parece que a la mayoría os lavaron la cabeza hace tiempo con el voto útil... que gran estrategía de Marketing de los dos que se reparten el pastel.

Y ya sabeis, cuando toque votar votar al Sr ZP que no va a hacer nada mal, simplemente no va a hacer nada.

Manuela dijo...

bueno, siempre que uno está en el poder es la diana perfecta, y sino mira a Bush, pero bueno esos que les critican luego encuentran otro objetivo no te inquietes... ahora, eso sí, yo sólo digo que ZP y su Gobierno van hacia el desastre desde que empezaron a negar la crisis que se nos venía encima... y lo malo de todo esto es que la alternativa es peor aún... yo soy de las que si esto sigue así votaré a Rosa Díez...

Noelia Jiménez dijo...

"Zapatero esto y Zapatero lo otro" porque él mismo quiere ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro...

Reverendo Pohr dijo...

Coincido con muchos de vosotros que es difícil defender la gestión del gobierno.No es tanto que ZP sea el culpable de lo que ocurre,pero sí es responsabilidad suya que las medidas con las que se hace frente a esta situación no estén siendo efectivas.Las herramientas de un gobierno en una economía de mercado son limitadas. Aún así muchos estamos esperando que esas herramientas comiencen a funcionar mejor, una esperanza que se sustenta aún mejor cuando se ve a un gobierno fuerte. Y en eso, lo ha manifestado incluso algún cargo del PSOE, la imagen gubernamental es mejorable.

Gobernar con el viento de cara es más fácil que con el viento en contra.La papeleta es jodida y la alternativa posible no me inspira ninguna confianza. No creo que un gobierno de otro color político lo hubiese hecho mejor (tras la crisis del 93, el PP contaba con el beneficio de la duda, pero en 2010 a muchos de sus protagonistas ya los hemos visto gestionando mal varias situaciones comprometidas), aunque posiblemente hubiera hecho unas arengas desmesuradas al patriotismo para soportar la tormenta. Pero no deja de ser hipotético. Aún así, creo que son muchos los que están decepcionados con ZP pero sienten aún más animadversión por su posible alternativa política (la labor de la oposición está peor valorada que la del gobierno, que ya es decir). Poco alentador.

Esperaremos acontecimientos.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Muchacha, la teoría en Estados Unidos es que la primera legislatura es para contentar a todo el mundo, la segunda y sin posibilidad de reelección es en la que hacen realmente lo que quieren. Casi me gusta más esa teoría que la de tener que contentar a votantes que no comparten tus ideas para conseguir unos miserables votos. Gobernar tendría que ser otra cosa.

Lola, cuando llegó Zapatero al Gobierno pedía siempre diálogo y desde el PP le decían que no porque no decía sobre qué había que dialogar. Yo ahora pregunto lo mismo. Un cambio, sí, pero ¿qué cambio? ¿Quiénes lo protagonizan? ¿Cuáles son sus ideas? Y no hay respuesta. Insisto en que no tengo ningún ánimo de defender a Zapatero, pero creo que la responsabilidad de esa fama que dices está precisamente aquí, en Internet. Nunca ha habido tanta difusión de las críticas y, seguramente, nunca ha importado menos que éstas sean fundadas o no.

Bebita, es perfectamente normal que el ciudadano critique. A mí no me preocupa que se hable de Zapatero. Me preocupa que SÓLO se hable de Zapatero. Insisto en que demasiada gente se va de rositas con cargarle el muerto a Zapatero. Y eso, además de ser injusto, no es la solución. ¿Por qué todo lo que dices tiene que ser irremediable y exclusivamente culpa de Zapatero (que puede serlo, no te digo que no) y no así la Ley de Dependencia? ¿O el histórico descenso de las muertes en carretera?

Claire, creo que va a pasar lo que dices. Que muchos poderosos que ahora tienen una actitud la cambiarán cuando cambie el gobierno, pero no por el trabajo del nuevo gobierno de cara a los ciudadanos, los pobres y los parados, sino por puro y simple interés egoísta. Y a nadie le va a importar. Eso es lo que me parece injusto, y eso es lo que quería decir con este post.

Sonia, es obvio que se van a quedar callados. Yo ya lo he dicho por casa, que me voy a pasar la próxima legislatura trazando paralelismo entre el linchamiento que se está haciendo ahora por cualquier tema y el silencio que estoy seguro va a predominar en la próxima. Segurísimo estoy. ¿Sabes lo peor? Que sólo hay una persona capaz de impedir que Rajoy sea presidente: Esperanza Aguirre. Y ante eso prefiero que sea Rajoy sin ninguna duda...

Ruben, estoy de acuerdo con algunas de las reflexiones que haces, con otras no tanto. Que no ha hecho nada contra los bancos, más bien al contrario, es notorio. Que hubo mentiras, también (aunque igual en ese también convendría recordar las del otro lado y esas se esconden más). No creo ya mucho en las etiquetas, si he caído en algún momento en equiparar PSOE e Izquierda es por uso práctico. En lo que no estoy de acuerdo es en lo de la presencia de Zapatero en la famosa reunión. ¿Es vergonzoso que un agnóstico (o ateo, o musulmán) acepte la invitación de alguien por el simple hecho de ser católico? Si los católicos sólo se ven con los católicos, y los agnósticos con los agnósticos, estamos cayendo en un fundamentalismo absurdo. E insisto en el ejemplo de Bono, el de U2.

Manuela, está clarísimo que quien gobierna tiene más papeletas y méritos para ser objetivo de críticas. Es normal. Y es obvio que buena parte, como dices, se lo han ganado a pulso. El comportamiento de Rosa Díez lleva años pareciéndome desleal y propagandístico, mi voto no puede ir para ella y su partido en ningún caso...

Reverendo, estoy totalmente de acuerdo con tu análisis, me parece muy certero (sobre todo lo poco alentador que resulta hacerlo...). Y añado un detalle más, que parece haber caído en el olvido. Durante los años de gobierno de Aznar, todo el mundo se jactaba de no haber hecho nada en economía, de haber dejado que todo lo hiciera Rato. Pero ahora todos los que pasaron por aquel gobierno se ponen medallas. Aznar escribe libros sobre cómo salir de la crisis. Rajoy nos da soluciones que ni aplicó ni seguramente sabe cómo aplicar. Qué frágil es la memoria.