miércoles, febrero 17, 2010

"No mereces tanta suerte..."

"- Supongo que no va a estrangular a un hombre esposado...

- No mereces tanta suerte, morirías demasiado pronto. Conozco a un viejo al que le gustaría darte una muerte lenta, a la manera de los indios. También yo te haré morir, lentamente, pero a la manera de los blancos. Primero, el juicio. Eso lleva tiempo y van a hacerte sufrir. Luego, la sentencia. Nunca vi a nadie que no palideciera al oír una sentencia como la que a ti te corresponderá. Después te llevarán a una celda donde pasarás tal vez meses con la angustia de saber lo que te aguarda. Y una fría mañana irán a buscarte, poco antes del amanecer. Te atarán los brazos a la espalda. Temblando de miedo, gritarás pidiendo ayuda. Pero no te servirá de nada. Te llevarán a rastras hasta el patio, te harán subir al patíbulo, te pondrán una cuerda alrededor del cuello, un capuchón negro para taparte los ojos y te dejarán solo. ¿Sabes lo último que oirás? La sacudida de tu cuerpo al caer por el hueco cuando abran la escotilla. Quedarás colgado de la cuerda como un saco de patatas, sin punto de apoyo. Notarás un fuego horrible abrasándote el cuello y cómo se te rompe la nuez. Pugnarás por respirar. Pero todo será en vano. Empezarás a debatirte furiosamente, pretendiendo chillar. Y no te oirá nadie. Sólo tú podrás oírte, pero nadie más. Luego quedarás balanceándote, muerto."

El último tren de Gun Hill (John Sturges)

Si a mí Kirk Douglas me dice eso, con esa mirada, me muero de miedo. Qué grande es el Hollywood clásico...

11 comentarios:

Jo Grass dijo...

Uff, es que Kirk Douglas casi siempre daba miedo, aunque no dijera ni pío, pero con ese texto lo que darba es pánico.
Ríete de Tarantinos y demás meretrices intentando personificar la maldad!!

Lola dijo...

40 años hará que vi esa pelicula y esa escena se me quedo grabada.... Kirk Douglas ha sido muy especial, su violencia era el summun de la violencia y si la violencia era contenida, como en esta escena, era terrorífico.
Me has hecho recordar tiempos pasados. Un beso Lola

Sonia R dijo...

Pues yo la peli no la he visto, pero sólo leer el texto ya me jiñaba viva. xD
Ya he visto que te da problemas mi blog para comentar. Dime si te sigue pasando, no vaya a ser por estar incrustado el formulario en los posts.
Bueno, un besote!!

La Tilde Perdida dijo...

Pone los pelos de punta.

Arual dijo...

No da miedo, da pavor, estoy contigo qué grande el Hollywood clásico, nada que ver lamentablemente con el actual.

El Impenitente dijo...

Ídem, ni he visto la película y me encanta el cine clásico. Kirk Douglas es uno de los grandes y el guionista de esa película, también.

Reverendo Pohr dijo...

Me pregunto en quién habrás pensado para recordar semejante monólogo...

Doctora dijo...

En esta el que se sale es Anthony Queen.
Kirk Douglas nunca me impuso mucho,la verdad.Acojona más Clint Eastwood o Robert Mitchum.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Jo, a mí Kirk Douglas siempre me imponía mucho, sí... Y sí, yo también me río de estos modernos queriendo dar la misma sensación, sí...

Lola, pues me alegro mucho de que te haya traído recuerdos, la verdad es que la escena impone lo suyo...

Sonia, pues merce la pena la película. Sí, hoy me ha dado problemas otra vez... pero vuelvo a la carga más tarde, que quiero dejarte comentarios, je, je, je...

Tilde, la verdad es que sí...

Arual, bueno, yo ya sabes que también encuentro buenas cosas en el Hollywood moderno. Pero es que el clásico... Y más para ciertos géneros...

Impenitente, geniales todos ellos, sí. El guionista es James Poe. El de La gata sobre el tejado de Zinc. Aumenta mi emoción...

Reverendo, prometo que en nadie... Poner el diálogo en el blog ha sido un sincero reconocimiento a un momento de tensión, gracias al DVD, como hacía tiempo que no sentía delante de la pantalla...

Doctora, a mí me entusiasman los dos por igual en esta película. Pero Clint es Clint, eso seguro...

Leyre dijo...

Uffff..uffff respiremos. Genial, gran actor y guionista.

¿Y si resucita?

;-)

Juan Rodríguez Millán dijo...

Leyre, ¡no me mates todavía al bueno de Kirk Douglas, je, je, je...!