miércoles, agosto 29, 2012

Seven things about me

Hace unos días, BkindZanks tuvo a bien concederme uno de esos premios que circulan entre blogs desde su más que recomendable bitácora (siempre que escribo esta palabra, no sé por qué, me acuerdo de Star Trek...), Uno de estos días... La verdad es que llevo poco tiempo pasándome por su rincón 2.0, pero ya se ha convertido en uno de esos sitios en los que me cuelo a diario para ver si hay algo nuevo, así que me encanta el hecho de que se acuerde de mí en una ocasión como ésta. El premio en cuestión me obliga a contar siete cosas sobre mí. El caso es que hace tiempo, en las profundidades de este blog, ya  hay una entrada de características similares, una en la que había que decir nada menos que diez cosas sobre uno mismo. No, no voy a hacer trampa y no voy a repetir ninguna de las cosas que puse entonces. Vaya forma sería esa de cumplir con el encargo. El "copy-paste" no es lo mío. Prefiero remover mis neuronas y pensar en detalles nuevos que contar. Allá vamos...

1. Mi agenda personal gira en torno al partido de la Real. Si juega la Real, no estoy disponible a menos que estemos en un sitio en el que haya una televisión y que la gente que me acompañe esté dispuesta a aceptar que mi atención estará algo más distraída de lo normal durante los 90 minutos de juego. Esta norma sólo se rompe a causa de acontecimientos excepcionales. No dejo de asistir, por ejemplo, a la boda de un amigo por el hecho de que haya un partido. Aunque me lleve una radio para saber cómo va...

2. Cuando voy al cine, sobre todo cuando voy a ver una película que espero con ansia o alguna frikada, hay un segundo maravilloso que creo que sólo yo disfruto. Un segundo, justo antes de que empiece la película, en el que la pantalla se queda en negro, sabes que la película está a punto de empezar y te invade una emoción incomparable. La culpa de esto la tienen Alfred Newman, George Lucas y John Williams. Ahora llevad esos tres nombres al arranque de cualquier película de Star Wars, con la fanfarria de la Fox, el "hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana" y la pedazo de música de apertura del filme y quizá entendáis la magia que veo en ese instante. Quizá. O quizá soy demasiado friki.

3. No sé mentir y no sé aparentar. Si estoy a disgusto, se me nota. Si hay un problema en el ambiente, me es imposible no tenerlo en cuenta a la hora de hablar o de comportarme. Si hay un evento en el que sólo se me requiere por compromiso, y después de haber aprendido que no hay que ir donde a uno no le quieren de verdad, está llegando ya a la consideración de absoluto imposible el que yo asista. Y si no quiero ir a un sitio, no me voy a inventar una excusa, que es un eufemismo para ocultar que se trata de una mentira de esas que no sé contar.

4. Hay un viaje que deseo hacer desde hace años por encima de cualquier otra cosa. Nueva York es la ciudad de mis sueños, gracias a haberla visto en centenares de ocasiones en el cine y los cómics. Pero hasta hoy no se han reunido las condiciones necesarias de dinero, tiempo y compañía como para ir allí. Se resiste, pero nuestros caminos acabarán cruzándose. Y cuando esté allí seré feliz, aunque me rompa el corazón no poder subir ya a las Torres Gemelas.

5. Tengo buena memoria. Eso me sirve para recordar cómo quedó el Real Madrid - Real Sociedad de la temporada 1967-1968 (sí, nos ganaron 9-1 para darnos la bienvenida a Primera tras el ascenso de Puertollano), para poder decir en una conversación friki el nombre de la actriz que aparecía en Planeta prohibido (¡oh, la encantadora Anne Francis!), para intervenir en alguna conversación política con alguna frase memorable de José María Aznar (como el "estamos trabajando en ello" con acento chicano) o para acordarme de cómo se porta la gente conmigo. Me acuerdo de las cosas, sí. Qué le vamos a hacer. Por eso creo que, sin memoria, es muy difícil juzgar.

6. Llevo años peleándome con la concepción de que los dibujos animados o los cómics son sólo para niños. Incluso fue el tema que escogí para una disertación de quince minutos en un examen de inglés que hice allá por el año 1994. No me importa que la gente me mire raro, me considere friki o incluso que no me tome en serio. Poco a poco, iremos conquistando terreno. Y si quieres que te lo demuestre, pregúntame qué leer o qué ver y ya me dirás si te gustan mis recomendaciones.

7. Me encantan las hamburguesas. De vez en cuando, y sobre todo con una amiga y antigua compañera de trabajo, sucumbo a la tentación de un Burger King por mi culpa o un McDonald's por la suya (¡las patatas del Burger son mucho mejores!), pero hablo de una hamburguesa de las de verdad, con carne de primera y condimentos a la altura. Nada de comida basura, sino de comida en condiciones. Si alguien me invita, que soy pobre, conozco dos hamburgueserías sencillamente extraordinarias a las que hace ya mucho que no voy...

Espero haber cumplido con las expectativas... Toca ahora escoger a los que me gustaría que siguieran esa cadena. No son todos los que leo (y en algún caso la propia BkindZanks me ha pisado un nombre más que asegurado, el de Key...), igual no tiene cabida una entrada como ésta en el tono de los blogs que llevan sus autores, sólo se lo anunciaré aquí por si no quieren hacerlo y ya les digo desde aquí que no hace falta que me hagan caso si no quieren o no les apetece, pero ahí van los nombres:
· C., de Caos de sentimientos.
· El Impenitente, de Los Cariacontecidos.
· El Quinto Punto Cardinal, de Hemos perdido el norte.
· Raquel, de Raquel busca su sitio.
· Sonix, de Sonia Unleashed.
En todo caso, sirva su mención para recomendaros que os paséis por allí, porque todos ellos saben lo que escriben, lo hacen de maravilla y son sitios para mí imprescindibles por un motivo o por otro.

8 comentarios:

BkindZanks dijo...

Ooooh, interesante, interesante... ;P

Esta mañana se me ha quedado en el tintero una cosa: Eddie Rocket's, O'Connell Street.

Ahora son las mil, pero estaré atenta a esos blogs que recomiendas. Porque si tú lo haces, algo tendrán. :)

Muaks!

El Impenitente dijo...

Me pasaba lo mismo que a ti, en mi caso por Woody Allen. Fui cuando todavía estaban las Torres Gemelas. Nueva York es tal y como te la imaginas. Y también es mucho más.

Y a mi las hamburguesas me gustan todas, las basura y las que no.

No sé si recoger el guante. Ya me llegó dos veces, una de ellas relacionando los siete pecados capitales con algo (en mi caso con la carrera). Déjame que me lo piense. De todas formas, muchas gracias por tenerme en cuenta.

C. dijo...

Lo he hecho, lo he hecho :)

Creo que sabía sobre ti todas las cosas que has puesto, en mayor o menor medida. Y sabes que comparto lo de querer ir a Nueva York. Ahora me has recordado mis ganas infinitas de pasear por la Gran Manzana y bla, bla, bla, y mi odio máximo a los que reparten las becas de verano por no dármelas nunca.

Doctora dijo...

Hace poco fui al Fosters Hollywood con una amiga porque según ella hacen las mejores hamburguesas del mundo. Yo nunca había estado, así que dejé que pidiese por mí y, aunque la hamburguesa era grande (y pedimos el tamaño mediano) estaba jodidamente cruda por dentro. Mi amiga las pidió en su punto, pero lo cojonudo es que ya sabía que las servían así, y le encantó. Me dijo que la próxima vez la pida hecha, pero coño, es que las cosas en su punto no están crudas, joder... además tardaron un huevo en servirnos, cosa inexplicable viendo lo poco que debía haber estado en la sartén la carne.

Leyendo la entrada me viene a la mente una pregunta, imagina que te dan a elegir de regalo un viaje a Nueva York o una entrada para ver la final de la Copa del rey entre la Real y el Athletic, ¿que elegirías?. Y ten en cuenta que el vuelo sería a la misma hora que el partido.

ElQuintoPuntoCardinal dijo...

Muy interesantes estos 7 detalles. Comparto lo que dices de las hamburguesas (siempre y cuando no sean "comida basura") y también lo de las patatas del Burger, muchísimo más buenas que las del McDonald's.

Muchas gracias por tenerme en cuenta. No sé cuándo, pero lo haré.

Juan Rodríguez Millán dijo...

BkindZanks, no me veo tan interesante, de hecho me ha costado decidir qué siete cosas decir, pero, vaya, no sé decir no, je, je, je... Queda apuntadísimo ese nombre para cuando tenga la fortuna de volver a Dublín, no lo dudes...

Impenitente, cuando algún día te toca una carrera en Madrid, avísame y te llevo, después de la carrera, por supuesto, a una de las dos hamburgueserías brutales que conozco. No te sientas obligado, ya sabes que no hace falta, que tú y yo somos de los que vamos dejando cosas sobre nosotros en lo que escribimos. Pero la mención era obligada.

C., ya te he leído, je, je, je... Es que en el fondo soy un libro abierto. Y tampoco es plan de usar un blog en el que firmo con nombre y apellidos para contar secretos inconfesables...

Doctora, las del Hollywood no están mal, pero es verdad que el "punto" es tirando a cruda. Mejor los otros dos sitios que tengo en mente. La respuesta a tu pregunta no la tengo que pensar demasiado: la Real va por encima de todas las cosas. Nueva York seguirá ahí cuando pueda ir, pero cada partido es para mí único. Otra de las cosas que podría haber puesto es que me hice la promesa a mí mismo hace algunos años de estar presente siempre que la Real se jugara algo. Una cosa es perderse la jornada 16 de Liga y otra una final de Copa... Pero la duda es legítima, ya me la he planteado yo con otras coincidencias más posibles, je, je, je...

Quinto Punto Cardinal, no, si al final me voy a tener que hacer el tour de la hamburguesa para enseñaros donde se comen las mejores de Madrid, je, je, je... Estaré encantado de leerte, ya lo sabes...

Raquel dijo...

¡¡Pronto lo hago!! Prometido :) Gracias Juan :)

Anónimo dijo...

cheap toms mgygcr fdjemi toms outlet zksvls mexdxa toms outlet sssdks http://www.tomoutletonlinesale.com
tiffany outlet vnkycfa tiffany outlet uhtsoaj replica tiffany jewelry adbxbvg http://www.saclouisvuitton2013.net