jueves, marzo 08, 2012

Oda al informático

Llegados a este punto, tengo que confesar que mi dependencia con respecto al ordenador es absoluta. Te das cuenta de eso, por supuesto, cuando no tienes ordenador. Cuando este aparatejo del demonio decide morir, siquiera momentáneamente, atacado por una oleada irrefrenable de virus, es cuando efectivamente compruebas la enorme cantidad de horas que pasas delante de la pantalla, las necesidades que te crea y, por supuesto, los apuros de los que te saca. Por no hablar del gozo más grande del que me priva su ausencia, que no es otro que el de escribir. Y eso que, en el fondo, no creo haber llegado a un punto en el que el síndrome de abstinencia era realmente visible. Me conformaba con tirar del increíblemente lento ordenador de la biblioteca pública que tengo cerquita de mi casa para ver el correo y mantenerme ligeramente conectado a este mundo virtual sin el que ya no se puede vivir.

Pero no quería distraerme yo del asunto principal de estas líneas, que no es otro que hacer una oda al informático. Porque hay que tener un amigo informático en esta vida, no lo dudéis. Y, queridos amigos, tengo que confesar mi más absoluta admiración por el informático, por este informático en concreto. Porque, veréis, no es ya sólo que hable un lenguaje que a mí me suena a klingon (que es la lengua de los principales malos de Star Trek), no. Es que sabe cómo, dónde y por qué tiene que hablarlo, ante la perplejidad más absoluta en la que me encuentro cuando le escucho. Porque tú no sabes lo que está diciendo, pero él sí. Tú le dices que tu ordenador se ha quedado sin sonido después del preceptivo formateo que le ha hecho y es capaz de dirigirte entre una nube de pestañas ocultas, a las que uno jamás sería capaz de llegar por sí mismo, hasta dar con la solución.

Es aún más que todo eso. No es que sepa de informática, es que esos conocimientos le convierten en todo un líder de pensamiento. Cuando tú has perdido toda la esperanza de recuperar el ordenador y desarías con todas tus fuerzas poder hacer algo parecido a lo que se ve en la foto que acompaña estas líneas, el informático, este informático, encuentra un camino para la esperanza. Te hace creer. Es como el profeta, el mesías, el presidente del Real Madrid y el presidente del Gobierno todo en uno. Todo eso, pero en bueno y consiguiendo resultados al final. ¿Y sabéis lo mejor? Que donde uno no encuentra más que motivos para la desesperación, él encima disfruta. Se lo pasa bien el tío, sí. Disfruta encontrando esas soluciones, afrontando los retos que le plantea el ordenador en su cabezonería de seguir muerto. O a lo mejor esa es la excusa que yo mismo me pongo para no sentirme culpable de abusar de él por amigo y por informático.

Sea como sea, y creo que todos los que no tenemos ni pajolera idea de informática más allá de limpiar los temporales de Internet podremos estar de acuerdo, es el momento de hacer una oda al informático. Yo al mío desde luego que le hago la oda, la ola, una reverencia y lo que sea preciso. Y me voy a arruinar pagándole cañas de agradecimiento además, pero con todo el placer del mundo. Que si él me devuelve la posibilidad de disfutar escribiendo estas y otras muchas líneas, digo yo que se habrá ganado el derecho a disfrutar de un pago más que merecido. ¡Tres hurras por el informático!

9 comentarios:

C. dijo...

Me acuerdo que el lunes me dijiste "Bueno, no pasa nada, está bien estar sin ordenador, así hago otras cosas..." ¡Ja! Automotivación pura y dura.
La verdad es que sí. El ordenador (y sobre todo internet) es algo que se echa de menos. Que yo lo uso desde para hacer trabajos, tomar apuntes, ver películas, msn, bloggear, etc. etc. etc.
Sigo pensando que deberías tener un smartphone. Así no tendrías que haberte desplazado hasta la biblioteca para leer el correo :p
Fuera de bromas, sí que son de admirar los informáticos o la gente que sabe de informática. Yo, que nunca sé arreglar nada cuando se me estropea y siempre termino muriendo de desesperación.
Eso sí, para escribir no te hace falta un ordenador. Papel y boli, jopelines. Que tiene su encanto (Aunque te suponga el triple de trabajo, sí, ya me lo has dicho. Pero una vez al año... ya sabes).

El Impenitente dijo...

Un arquitecto me dijo una vez -antes mi mejor amigo era mi gestor. Ahora es mi informático.

Yo tengo un amigo como el tuyo. Es verdad que hay que dejarse el sueldo en cañas en agradecimiento, pero viendo lo que disfruta entrando aquí y allá y localizando la tecla que todo lo soluciona, a veces pienso que más que pagarle debiera cobrarle.

Anónimo dijo...

Amigo informático, y un amigo sin más, y los amigos están ahí ante cualquier situación en la vida... la próxima Oda a la nobleza de amistad, que es la que mueve nuestro pequeña mundo.
:) Un abrazo!

\m/...Root...\m/

Vigo dijo...

buah... no veas como te comprendo y lo de acuerdo que estoy con tus palabras.

Llevo un par de semanas paseando un ordenador de un lado para otro (no contento con formatearlo una vez, he querido formatearlo dos veces). Si me preguntas en plan mou ¿por qué? Te contesto: "los caminos de la informática son inescrutables". Dentro de apenas unas horas he quedado con uno de esos amigos, para que con su superioridad mental binaria, me arregle de una puñetera vez el ordenador.

Tengo al menos un motivo para no caer en la desesperación más absoluta, y es que el ordenador que voy a arreglar, no es el mío personal. ¡Acabáramos! Si ahora le diese por romperse el mío personal, creo que comenzaría a mirar a Bill Gates como a un engendro del demonio.

Buff, dicen que la informática es fácil si sabes como. Pero es que yo estoy en Informática para dummies, y así no se puede...

Doctora dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, (me hizo gracia cuando te pusiste en plan Butragüeño).
Yo tampoco tengo ni idea de estas cosas y siempre me ha parecido un mundo chungo, pero hay que tener ojo de a quien se le piden los favores ;P

Doctora dijo...

No me ha dejado tu blog poner un enlace a este vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=ztkJRj6FZpo

Lola dijo...

Tengo la maravillosa suerte de tener dos hijos informáticos y eso se traduce en que no me dejan nunca tirada, sin ordenador.
Yo no se donde hemos llegado que preferimos un corte en un dedo que un ordenador que no funcione. ¡Que dependencia, madre mía!
Un abrazo Juan Lola

Juan Rodríguez Millán dijo...

C., automotivación, ya lo creo, porque se hace difícil estar sin ordenador... El Smartphone, aunque no sea algo que me vaya, supongo que no tardará en caer... Si no es por no escribir en papel, es que a ver cómo subo un folio a Internet para que todo el mundo lo lea...

Impenitente, sabio ese arquitecto, ya lo creo. El otro día me dijo mi amigo informático que aprendía con las reparaciones. El tío encantado. Otra caña que se ganó en ese momento, oye...

Anónimo, pues sí, cuánta razón... Ante cualquier situación de la vida, ya lo creo... Me apunto esa oda, que caerá en el futuro como tema de este modesto rinconcito.

Vigo, espero que tu ordenador haya revivido también... Que te leo y no hago más que acordarme de cómo estaba hace solo una semana... ¿Fácil? Madre mía... Yo creo que se me habría dado mejor una ingeniería espacial que la informática.

Doctora, disfraces de gallina al margen (para quienes no hayan visto el vídeo), eso de que hay que tener cuidado con a quién se le piden favores es muy cierto... Menos mal que el mío es más que de fiar.

Lola, ¡afortunada eres de tener dos disponibles para estos menesteres! Sí que es una dependencia, sí, pero...

Anónimo dijo...

Amigo, creeme que me senti halagado y hasta me levantaste el animó 2 días antes de mi examen de certificación de REDES de Cisco, Soy Ingeniero en Sistemas en México DF, trabajó para una empresa Holandesa que vende equipos Médicos e iluminación.

También comparto contígo que por comodidad, rapídez y practicidad un ordenador nos hace la vida simplemente "mas facíl" y aquel día que nos quedamos sin el realmente sufrimos, nos sentimos desnudos, desconectados de la vida y del mundo.

He pasado y he sufrído estar sin ordenador algunos días, pero esto fue hace muchos años, desde aquel día cuento con un DRP jajaja, (disaster recovery planning) basico en todas las empresas y parte de mi trabajo en la actual. Tengo 2 laptops de urgencia y un equipo de escritorio basico para poder seguir conectado, respaldos de información en diferentes medios, fisicos y hasta virtuales. (esto ultimo lo recomiendo bastante)No cuento con Automovil propio pero si con laptops de sobra, que jodido estoy. :P

En el ultimo año me he dedicado a compartir la "sabiduria" con toda la gente, y hacerlos mas independientes en estos temas de informatica. Doy cursos y capacitaciones de las nuevas tecnologias y medidas de prevencion, asi como hago conciencia de las mejores practicas y uso de los equipos personales de computo, (windows).

Es bueno saber que hay muchas personas que valoran nuestro trabajo, hay momentos en que es tan descriminado que la demas gente te hace ver como "un mal necesario".

Un saludo desde México a todos los lectores de este blog.
*edito anonimo ya que mi cuenta de google no me deja logearme. Alfredo Ramirez.