lunes, diciembre 27, 2010

Modelos de periodistas

En unos pocos días, Larry King se ha jubilado e Iñaki Gabilondo ha dicho adiós a CNN+, canal al que apenas le quedan unos días de vida. Las tres noticias me han dejado un poso de melancolía, de una etapa que se cierra, de un periodismo que ya no volverá. A Larry King se le conoce poco por aquí (de eso que se ha librado...), más allá de su característico aspecto. A Gabilondo le conocemos mucho, sobre todo desde que se convirtió en emblema de la Cadena SER, antes de su regreso a la televisión en Cuatro. Por eso, por ese conocimiento del periodista y del entorno que le rodea, no me sorprenden los furibundos arrebatos de felicidad que han sentido algunos sectores conservadores con su marcha de la primera (¿primera?) línea y con el cierre de CNN+. Eso demuestra que el periodismo español, sobre todo el periodismo televisivo, está herido de muerte y que el respeto que tienen los españoles hacia sus medios sólo depende, mayoritariamente, de la afiliación política. Es decir, los de derechas, sea ya lo que sea eso, se han alegrado de que CNN+ muera y Gabilondo desaparezca del panorama audiovisual.

Para mí, CNN+ supone un torrente de buenos recuerdos. De horas pegado al televisor para estar al tanto de los últimos acontecimientos. De ruedas de prensa, manifestaciones, sesiones parlamentarios y otras tantas cosas seguidas a través de una pantalla para poder trasladárselas yo a quien quisiera leer lo que escribía. Por eso, siempre voy a sentir gratitud hacia el trabajo de tantos profesionales que han pasado por esa casa (sí, hasta Letizia Ortiz, sí...). Y supone la desaparición paulatina de una forma de hacer periodismo (olvidáos ya de la ideología quienes queráis entender que estoy defendiendo a un medio de izquierdas) que es la que más respeto: la de primar la información sobre el entretenimiento, el dato sobre el chascarrillo, el periodista sobre el showman. Que Telecinco, con su nuevo poder en Prisa, haya decidido utilizar la frecuencia de CNN+ para un canal 24 horas de Gran Hermano lo dice todo. Sobre la profesión y sobre este país. El periodismo se muere y nadie quiere verlo. Nadie, al menos, con poder suficiente como para cambiar las cosas. O al menos para luchar por una profesión tan noble como la del periodista.

Noble tendría que ser. Pero si estos son modelos de hacer periodismo...









...yo realmente no sé si quiero ser periodista.

12 comentarios:

María dijo...

Una pena. Lo del cambio de CNN+ por Gran Hermano es una radiografía más del país, cada vez de más pandereta...
Es una pena porque han sido historia del periodismo, con sus fallos como todos, pero historia al fin y al cabo...
Muchos besos

Doctora dijo...

Joder,a mí me gustaba Juan Antonio Villanueva,me parecía un tío bastante serio.No sabía que estaba ahora en Marca TV,pero viendo el video hubiera preferido no enterarme :(

Jose Vte. dijo...

Los videos que has puesto de muestra, realmente dan bastante verguenza ajena, y refleja una realidad, el problema es que las Intereconomías y su faltón y fascista discurso está en alza, mientras que el buen gusto y la profesionalidad de CNN+ cierran, y como tu dices no es una cuestión de ideologías, es una verdad evidente.
Encima cierran CNN+ para poner en su lugar Gran Hermano, realmente parece un insulto

VAN dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Juan, es penoso al punto al que estamos llegando... 24 horas de Gran Hermano??? mejor no digo nada...

Petrarca dijo...

Aunque en el cierre de CNN+ tiene más que ver la mala gestión de Prisa que los gustos torcidos del populacho, traigo a colación una mitad de frase de la dedicatoria de Cervantes al duque de Béjar: "... como príncipe tan inclinado a favorecer las buenas artes, mayormente las que por su nobleza no se abaten al servicio y granjerías del vulgo..."

SK dijo...

pues como hace mucho que decidí no tener tele no puedo entrar en el debate, sólo puedo estar completamente de acuerdo contigo en que es una pena que cierren una cadena de noticias para mayor gloria de los realities, aunque nunca me han gustado los radicalismos de Gabilondo, sólo comparables a los de Losantos pero en otra línea.
Feliz 11!!!

Lola dijo...

Una verguenza que cambien ese espacio por el gran hermano asqueroso.
Yo no me he alegrado de todo esto. Soy un poquito más adulta que eso.
Me ha gustado tu post y además mucho. Un abrazo Lola

C.C.Buxter dijo...

A mí Gabilondo me gusta porque, incluso cuando es parcial y subjetivo, no lo esconde y el telespectador sabe a qué atenerse. Que echen el cierre a CNN+ para poner GH... pues bueno, es que ya ni disimulan, todo un símbolo de los tiempos actuales. El otro día leí este titular en un periódico: "La Sexta ficha a la nueva Sara Carbonero" Lo que traducido significa: "La Sexta ficha para las noticias deportivas a otra tía buena". Pues mira qué bien, magnífica carta de presentación para la chica...

¡Feliz año nuevo, Juan!

Sonix dijo...

Una pena...
Yo sabía lo de CNN+, pero no lo de la frecuencia que utilizan ahora para Gran Hermano. como lo teníamos en favoritos en casa, un día de estos apareció el canal GH 24 horas en mis favoritos y nadie se explicaba por qué. Ahora sé por qué. Vaya mierda, y además, Gabilondo me caía muy bien haciendo informativos. Luego en casa a ver si puedo ver los vídeos.

El Impenitente dijo...

El periodismo, como todo, está sujeto a oferta y demanda. Son empresas y han de buscar beneficios. El periodismo, como todo en este mundo, ya no es un fin sino un medio. El periodismos se muere como se muere todo. Los románticos se extinguen. Paremos el mundo y bajémosnos en el lugar que más se parezca a nuestros recuerdos.

Trilce dijo...

Vergüenza de diversa índole fue lo que sentí cuando me enteré de que el cambio de CNN+ por GH24 no era una inocentada. Así nos va...

Juan Rodríguez Millán dijo...

María, pues sí, justo eso, una pena. Y, como dices, una radiografía de cómo está el país. Pero no parece importar demasiado...

Doctora, pues ya ves... Al final casi toda la profesión se va al garete en cuanto se tiene una oportunidad de salirse de la información. Siento el disgusto que te he provocado.

José Vte., es justo eso, hablamos de estilos de periodismo, no de ideologías, aunque todos aquellos que se han alegrado del cierre de CNN+ han apelado a lo segundo. Al final la frecuencia tiene un dueño y la utiliza como quiere, pero para mí es que fue un shock ver como no ni siquiera dejamos un segundo en negro la pantalla antes de pasar de un logotipo a otro.

Van, yo al final no soy muy crítico con la existencia de Gran Hermano. A mí me parece una basura y lo ignoro, pero conozco gente que lo ve y lo disfruta como lo que es. El problema es que, como ha pasado ahora, el estilo Gran Hermano devora en la sociedad al estilo CNN+. Eso es lo que me mata...

Petrarca, está claro que el cierre es por motivos empresariales, sí. Pero me sigue pareciendo igual de triste. Y sigue creyendo que tendría que haber "príncipes" que hagan algo más que sometese a las "granjerías del vulgo". Tendría que haber hueco para todo. Buena cita la tuya.

SK, lo es, es una pena, y como decían por ahí arriba una muestra de cómo está el país. Yo creo que Jiménez Losantos ha sido una figura deleznablemente insuperable en la historia moderna del periodismo español. Y feliz 2011 también para ti.

Lola, muchas gracias. Pues ojalá tu reacción hubiera sido algo más mayoritaria. Parece que en la sociedad sólo ha preocupado el cierre de CNN+ a la gente de izquierdas y eso también es otro signo de lo mal que va el país. Al menos así lo veo yo.

C.C.Buxter, es que eso que dicen de que ya no se esconden afecta a todo. Y el titular que aportas, que no había visto pero que comparto plenamente, es otra muestra. Lo que no sé es porque mantienen los eufemismos y no titulan con tu propuesta. ¡Ah, cuánto echo de menos aquel 'Curso de Ética Periodística' del original 'Caiga quien caiga'!

Sonix, pues ya has visto la explicación... A mí Gabilondo nunca me ha disgustado, pero me gustaba más como voz radiofónica que como rostro televisivo.

Impenitente, pues sí, seguramente tienes razón. Pero ya sabes que el periodismo es mi campo de batalla, mi profesión (ya no tanto) y mi vocación y por salto en cuanto veo algo terrible. El caso es que me sigue resistiendo a creer que esto es oferta y demanda. Sigo pensado que un periodismo serio tendría público. ¿Soy un ingenuo? Vale, no me contestes...

Trilce, no sabes la alegría que me he llevado al verte de nuevo por aquí. Ya he echado un ojo de nuevo a tu blog y he visto que has vuelto, así que ahora iré a leerte. Yo también sentí vergüenza. Y pena, sobre todo pena.