lunes, noviembre 22, 2010

Premio blogero en forma de flor

Otro de estos premios blogeros que sirven para difundir rinconcitos como el mío ha llegado hasta mí. En realidad, el reconocimiento ha sido para La Sala de Cine, pero por ser un sitio más especializado me hago eco por aquí. La persona responsable de que ahora esté escribiendo estas líneas, quien me ha otorgado el premio, es Key, de Zapato a la cabeza. Dice que lo hace para que le demos su merecida propaganda, así que cumplo con la petición muy gustosamente. Si además de decir que me hace caso en esto del cine, encima me manda una flor, como caballero tradicional que es uno, acepto encantado la obligación de dar las gracias, de responder con más flores o incluso con una invitación a un café o una cena (que digo yo que habrá que comprobar si es cierto eso que dice de tener imán para los camareros bordes). No dejéis de pasaros por su blog, que seguro que os ofrece un rato tremendamente agradable y divertido.

Las normas del blog, esas que nunca obligan en realidad pero que al final comprometen moralmente, dicen que tengo que pasar esta flor a nada menos que doce blogs. Y como decía que en el fondo (o en la superficie, ya no sé) soy un caballero de lo más tradicional, me vais a permitir los lectores que pueda tener que me acuerde en esta ocasión sólo de damas. Que es más propio eso de regalarle una flor a una mujer y uno no tiene tantas oportunidades de hacerlo, vaya... Estas son las doce elegidas, según el orden alfabético que dictan sus nombres:

· Arual, de El espacio de Arual. Desde hace un tiempo manda su pequeñajo en todo y, como buena madre orgullosa, cuenta muchas cosas de él, pero yo llegué hasta este espacio por su pasión por el cine y por las series.

· Beatriz, de No soy Patricia Conde. Una sorpresa diaria. Es imposible saber qué tiene en la cabeza esta terriblemente imaginativa blogera y por dónde va a salir en cada entrada. Verdaderamente imposible. Y por eso es tan entretenido.

· Claire, de El espacio de Claire. La de temas de los que se puede hablar con la excusa de una pequeña anécdota de la vida de cualquiera de nosotros. Ella las saca, las expone, las argumenta y las debate. Y así da gusto.

· Jo Grass, de Cariño, ¡se te ha pasado el arroz!. Sus relatos y las fotografías con las que los ilustra me tienen ganado desde hace tiempo. Desde que nos cuenta las peripecias en Nueva York de un dibujante de cómics, más todavía.

· Leyre, de Voleteando. Hace ya un tiempo que tristemente dejó la blogsfera sin fecha de retorno. Que la flor sirva como muestra de las muchas ganas que tengo de volver a leer algo nuevo en su rincón.

· Lola, de Bohème. Es vitalidad en estado puro, así que ni se os ocurra pedirle el DNI. Dice que anda algo escasa de inspiración, así que a ver si esta flor le ayuda a arrancarse de nuevo con tantas cosas interesantes que tiene que contar.

· Manuela, de Manuela's Secret. La de cosas que tiene que contar. Da igual que sean historias de ficción, relatos de la crisis, mezclas de mundos cinematográficos y reales o cuentos para no dormir de la realidad actual. Y todas son interesantes.

· María, de De todo un poco. Todavía ando pendiente de que ese bien escaso llamado tiempo le permita abrir un blog de cine, pero de momento me conformo con sus interesantes críticas literarias.

· Raquel, de Raquel busca su sitio. Publique lo que publique en su blog, me tiene fascinado con su mirada personal al mundo. Sean letras o sean imágenes, ambas tienen muchísimas cosas detrás. Sobre todo sentimiento.

· Simone, de Ni Prada ni Manhattan. Hace algún tiempo que nos tiene abandonados, pero sabe de sobra que me encantaba leer sus historias y sus reflexiones. A ver si, con suerte, lee esto y vuelve al mundo blogero.

· Sonix, de Sonia Unleashed. Sus trabajadas traducciones, sus excursiones con fotografías, sus críticas de películas, sus peripecias reales de película y sus noticias varias valen su peso en oro. Hasta las fotos periódicas de su gato (por si no os gustan los gatos) permiten pasar un buen rato.

· Van, de Cosas que no puedo contarte. Hay mucha vida en este blog detrás de palabras a veces demasiado amargas para lo que seguro le gustaría. Y es que la vida suele ser así. Triste o alegre, me gusta leer lo que cuenta y el buen rollo que contagia hasta desde su cabecera.

Como de costumbre, no hace falta que ninguna se sienta en la obligación de continuar la cadena. Basta con que sepaís que lo que os leo bien vale una flor.

8 comentarios:

Jo Grass dijo...

Ay, Juan, Qué ilusión eso de estar "Al servicio de las Damas" como esa peli fantástica de gregory LaCava.
Muchísimas gracias por acordarte de mí y de todas estas chicas tan fantásticas.
Mañana salgo de viaje y no regreso hasta el domingo así que mi dibujante va a tener que esperar.

Hasta pronto. Besitos

VAN dijo...

Juan, al leer que te habían premiado por el blog de "Sala de Cine" que sigo y me encanta iba a felicitarte y, al seguir leyendo y verme nombrada... me he emocionado, no puedo decir más... Muchísimas gracias por este inesperado regalo, gracias por acordarte de mí... me ha encantado leer que "desprendo buen rollo", me animas a seguir!(Intentando ser algo más positiva ;-)) Un beso muy grande

Jose Vte. dijo...

Aunque alguna ya la conocía, vamos a visitar a esa docena de flores.
Enhorabuena por el premio, realmente merecido.

Un abrazo

Lola dijo...

Encantadísima de recibir tu flor. Acabo de volver de un viajecito y me encuentro con tu regalo y tus preciosas palabras.¡¡¡ Ya me has animado!!!. Un abrazo y mi cariño. Lola

Claire dijo...

Muchísimas gracias por la flor y por tus palabras, que no sabes la ilusión que me han hecho. Y felicidades para ti, por el premio y por tu blog.
Nunca pensé que este mundo bloguero podría dar tantas alegrías.
Un abrazo.

Key dijo...

Así me gusta, que hables bien de mí :D A ver si tengo un rato y me paso a ver los blogs de las premiadas, que igual cuentan cosas interesantes :)

C.C.Buxter dijo...

Terrible ejercicio de discriminación positiva: a las blogueras les das un premio, y a los blogueros que nos vayan dando. Ay, qué daño ha hecho la Aído... Mi enhorabuena :-)

Noelia Jiménez dijo...

¡Enhorabuena por tu premio! Muy merecido, sin duda.