viernes, diciembre 25, 2009

Terror en Internet


Si estás leyendo esto, eres una persona peligrosa y con muchos problemas. Sí, sí, como lo oyes. Porque de momento Un Mundo Peculiar sólo tiene versión online y parece que Internet es una herramienta diabólica creada por el diablo para que todos nos convirtamos en horribles seres humanos. ¿Que no os habéis dado cuenta? Entonces eso es porque sois unos espíritus bondadosos e ingenuos que vais soñando por la vida y confiáis en la gente que os encontráis por el ciberespacio. ¡Mal, muy mal! ¿Es que no veis las noticias? ¿Acaso no sois conscientes de que Internet es un peligro para vosotros y los vuestros?

Como todo el mundo sabe, la pederastia es un delito creado por Internet. Antes de que se crearan los ficheros, discos duros y grabadoras, todo ser humano era recto y puro y no tenía enfermizas inclinaciones sexuales. "Ten cuidado con la gente que conoces en Internet", me dijo una vez mi madre, que es una mujer muy sabia. Y es verdad. Que piense que he encontrado a un puñado de personas maravillosas y majísimas y que piense que son amigos de verdad, gente por la que merece la pena preocuparse, son ilusiones mías. Ficciones. Tontadas. Los buenos son los que conoces en la vida real, esos son incapaces de hacerte daño o de no confiar en ti. ¿Los de Internet? Puf, lo peor de lo peor.

Lo mismo sucede con el intercambio ilegal (¿ilícito, inmoral?) de películas y discos, pues sin Internet no sería posible que medio mundo se hubiera convertido en pirata (tiemblan los de Somalia a nuestro lado). ¿Qué dices? ¿Que antes nos copiábamos películas en VHS y cintas de cassette y no pasaba nada? No, no, no, eso no es así, la memoria os estará jugando una mala pasada. ¿Cómo va a ser así? Eso no lo hemos hecho nunca, porque si lo hubieramos hecho la industria del entretenimiento a estas alturas sería imposible que existiera de tanto pirateo como habríamos protagonizado en estas décadas. Preguntadle a la SGAE, que, como siempre ha velado por los intereses de los creadores, os lo podrá confirmar.

Sin Internet, no habría rupturas matrimoniales. Si ya nos lo acaban de decir en un riguroso y científico estudio: Facebook (¡como si las demás redes sociales no fueran inventos salidos del averno!) está detrás de uno de cada cinco divorcios en el Reino Unido. Los otros cuatro seguro que mienten, seguro que algo ha tenido que ver Internet en la perdición de sus vidas conyugales, perfectas y maravillosas hasta que se conectaron a la red. No os dejéis engañar por quienes digan que la verdadera causa de las rupturas puede ser una indifelidad en el mundo real. Eso es mentira fijo. Facebook, malo.

No sé si lo sabéis, pero en estos momentos, mientras leeis esto, os estáis quedando ciegos. Sí, sí, como lo oís. Y mucho más si sois niños (no creo que tenga muchos lectores que no puedan votar, pero por si acaso...). Lo dice un tipo con cargo, sueldo y, sin duda, muchos más conocimientos que yo, porque no esperaba que a mí me hiciérais caso cuando digo una frase tan alarmante como ésa. El tipo con cargo, sueldo y conocimientos no menciona expresamente a Internet, pero yo sé que está detrás de esto. No puede ser de otra forma. La pantalla tiene que ser mala por narices, e Internet aún peor. Me lo huelo.

Y por si nos faltaba poco, ahora, ¡por fin!, nos han aclarado que en Internet no puede haber periodistas, y si los hubiera que sepan que no les protege el derecho a la información. Si un profesional tiene una información cierta, rigurosa e interesante, tiene que difundirla a través de la radio, la televisión o el periódico. ¿Una web de un medio de comunicación? ¡Pero de qué estáis hablando, almas insensatas! Eso no puede ser. Si existiera o existiese, es sin duda una aberración. Y lo dice un juez, ¿eh?, no vayáis a creer que a mí se me ocurre sentar cátedra sobre estos asuntos...

Así que ya sabéis. Os lo digo por vuestro bien. Dejad de leer esto ya. Lo he escrito por si algún incauto sigue utilizando esto que se llama Internet. Confío en que estéis aquí por error, que no se os ocurra seguir navegando por aquí en el futuro, porque nadie sabe lo que nos puede pasar si seguimos así. Internet está lleno de terrores, y quien piense en defenderlo es una mala persona que tendría que ir de cabeza a la hoguera.

¿Y todo esto a qué venía? Pues no sé, porque en realidad yo me he sentado delante del ordenador a hablar de Gerardo Díaz Ferrán. Bueno, más bien a proclamar mi incredulidad por el hecho de que un tipo que tiene deudas millonarias en sus empresas, que se las cierran judicialmente, y que deja en el paro a cientos de personas, vaya por ahí dando lecciones a los demás de cómo se tiene que solucionar la crisis económica en España y de qué hay que hacer para reducir la tasa de paro en este país. Y si hay que montar un aquelarre de empresarios para que le aplaudan, pues se monta. Que se lo ha ganado sin duda.

Y, claro, también quería hablar de esta cosita de nada que ha hecho el Barcelona en 2009, esto de ganar seis títulos en un año (cosa que no ha hecho jamás ningún otro equipo) y de la respuesta periodística de calidad que ha tenido Marca. "Con todas las aficiones", era su lema hace algunos años. Menos mal que ya han rectificado y sólo están con la del Real Madrid. Y menos mal que la afición del Real Madrid (al menos, la gran mayoría de los madridistas que conozco) está muy por encima de esto. A mí, como espectador imparcial en este duelo futbolístico, me parece terrible que una victoria por 6-0 en un partido de Liga sea más noticia que el sexto título en un año de un equipo o que al día siguiente de que Messi gane todos los premios individuales de prestigio en el mundo del fútbol haya alguien que diga, por el artículo 33, que otro (de los suyos) es mejor.
-
Vaya, esto no ha quedado tan irónico como todo lo anterior. Será que me ha podido el espíritu navideño... o el del maléfico y diabólico Internet. Si ya lo decían en Canción triste de Hill Street: "Tengan cuidado ahí fuera".

12 comentarios:

La Tilde Perdida dijo...

Me he reído mucho. Ten cuidado conmigo, que nos conocemos por internet, jejej. Muy irónico, me ha encantado. Un beso.

Doctora dijo...

Esto de que haya periódicos deportivos que apoyen tan descaradamente a un equipo sólo pasa en España y si te lo tomas en serio resulta bastante indignante.
Feliz Navidad!

muchachadeojostristes dijo...

soy mala, muy malaaaaa...

cuanta mente retorcida.
besitos

Sonia R dijo...

Ufff, sí, internet es una cosa mú mala, horrible, lo peor de lo peor... yo también vivo en la mentira de que conozco gente majísima, amigos que merecen muchísimo la pena, pero claro, seguro que estoy en un error. ¿Y mi novio? Lo conocí por internet, así que cómo será la cosa... seguro que estoy viviendo con un psicópata. xD
Me ha encantado el artículo, irónico y revelador, cabrea un poco ver como hay gente que suelta mierda por la boca todos los días, o gente como Díaz Ferrán... para el cual no tengo calificativos, o quizá tendría demasiados.
Muy grande el Barça, por cierto. ^^
Bueno, un saludete!! ;D

bebita dijo...

Jope! Y yo que aseguraba que es, con diferencia, el mejor invento de la historia... Tengo que cambiar de idea pero ya!!! :P

Besitos mil!!

*V* dijo...

Si ya sabía yo que me sentía culpable por algo y no tenía claro por qué era... por pasar media vida en Internet y haberme convertido por ello en una peligrosisima ciudadana!! por decubrirmel, gracias! (eso y por las risas, también! ) ;D

Silvia dijo...

Pues anda que no he grabado yo cintas de casette...
Y lo de los periódicos deportivos... pues bueno, tal vez deberían dejar de llamarse periódicos y pasar a ser panfletos, jaja, porque objetividad ninguna.

Bss.

Anónimo dijo...

Si es que por internet circulamos muy malos bichos que nos escondemos tras un "anónimo".
Muy irónico y muy bueno el post.
Yo creo que internet es un reflejo de la vida real, hay buena gente y mala gente, y aunque en muchos casos saca a relucir el lado oscuro de una persona, en otros, como puede ser el mío, nos quita buena parte de nuestra timidez.

Edurne

El Impenitente dijo...

Bueno, yo estuve a punto de quedarme en la calle, pero no fue por culpa de internet sino mía y únicamente mía.

Y si gracias a internet tengo el blog y he conocido a gente como tú, pues muy malo no debe de ser, ¿no?

Claire dijo...

Me ha encantado tu entrada con todas sus ironías :-)
Gracias por sacarme unas sonrisas.
Saludos.

Lola dijo...

Me has hecho reir, Juan, la verdad es que eres muy divertido escribiendo, muy ocurrente y siempre con fondo que hace pensar.
Un abrazo Lola

Juan Rodríguez Millán dijo...

Tilde, me alegro de haberte hecho reír. Tendré cuidado, je, je, je...

Doctora, pues sí, es bastante indignante, pero justo ese es el problema: que nadie se lo toma en serio. Felices fiestas y feliz 2010también para ti.

Muchacha, pues sí, hay mucha mente retorcida, je, je, je... No te veo yo de mala, je, je...

Sonia, ¡aléjate de tu novio, je, je, je...! Sí, con Díaz Ferrán quizá el problema es que tenemos demasiados calificativos en la mente, sí...

Bebita, hazlo, hazlo, que Internet da mucho, mucho, mucho miedo... Y la gente que conoces en este medio, no te digo nada...

V, de nada, de nada, je, je, je... Me alegro de haberte hecho ver la luz...

Silvia, pues no digas muy alto lo de las cintas, que todavía la SGAE va por ti con efectos retroactivos aunque la Constitución diga que eso es ilegal...

Edurne, estoy totalmente de acuerdo. Como reflejo de la vida real, hay cosas muy buenas y cosas muy malas. A mí también me ayuda con eso de la timidez, porque lo soy aunque aquí pueda parecer lo contrario con mis parrafadas...

Impenitente, pues muchas gracias. Y lo mismo digo, porque no hay más que medir las cosas buenas que todos sacamos de aquí para saber que tanta habladuría es una chorrada.

Claire, pues muchas gracias a ti, que me encanta hacer sonreír a la gente...

Lola, gracias también a ti. Lo mejor lo último, que te haga pensar. Porque lo último que quiero es imponer, lo que busco es que se le den vueltas a los temas y se abran debates.