jueves, julio 23, 2009

"¿Tu sonríes siempre?"

- Debiste reírte. Cuando la broma de las pancartas. Habías estado fenomenal. Sí, todo iba bien, podías haberte hecho con ellos si te hubiera reído.
- No me hizo gracia.
- Esa no es la única razón para reírse. Eres muy puritana.
- No es verdad.
- No tienes sentido del humor.
- Pues mi familia dice que soy graciosísima.
- Porque estás siempre enfadada.
- No lo estoy siempre, lo que pasa es que no le veo la punta a vuestra bromas. Yo nunca he pertenecido a una de esas pandillas o lo que sea, que es donde seguramente inventáis todos vuestros chistes.
- Sí, somos unos brutos.
- ¿Puedo hacerte una pregunta indiscreta?
- Sí.
- ¿Tú sonríes siempre?
(Se pone muy serio) - No. (Se empieza a reír y hace que ella se ría) No... No... No...
- Por algo que empieza (brinda).
- Por algo que termina.
-
Tal como éramos (Robert Redford, 1973)
-
Es una buena pregunta, sí. ¿Tú sonríes siempre? ¿Hay alguien que sonría siempre? Es más, ¿es posible sonreír siempre? Seguramente no. Pero también es más que seguro que basta con el intento. Porque sí, hay gente así, que intenta sonreír siempre. Son pocos, no son fáciles de encontrar y muchas veces chocan contra el muro de la seriedad ajena. A veces no consiguen sonreír siempre, claro, pero lo intentan. Y así comienza siempre una cadena de sonrisas. Porque, como le pasa a la "puritana" Barbra Streisand con Robert Redford, es imposible no sonreír cuando alguien te sonríe.
-
Dicen que la risa tiene múltiples beneficios para la salud. Que potencia la imaginación y la creatividad. Que pone en movimiento hasta 400 músculos de nuestro cuerpo. Que actúa como masaje. Que nos oxigena. Pero sobre todo dicen que inmuniza contra la depresión y la angustia. Que sirve para combatir el dolor y que ayuda a ser felices. Eso es la risa. Entre la risa y la sonrisa, yo casi que prefiero la sonrisa. Es más sutil, más interesante. Suele ser más espontánea, más sincera. Pero las dos son geniales, sí, ya lo creo...

13 comentarios:

INÉS dijo...

Creo que la sonrisa va por familias y es una herencia de padres a hijos...me gusta verlo así.
Buena pregunta que sólo debería tener una respuesta: sí.

Jo Grass dijo...

Durante seis meses estuve cruzándome cada día a un tipo que siempre sonreía. Repartía prensa gratuita a la entrada de un céntrico hospital de Barcelona. No es que me soriera a mí porque le pareciera atractiva; lo hacía con todo el mundo ofreciendo el diario y acompañandolo de un ¡Buenos días! Había gente que se paraba a conversar con él, y otros a quienes él interpelaba preguntando por los familiares que, con seguridad, tenían allí ingresados. Me llamó poderosamente la atención su actitud amable; y algún día en que yo pasaba corriendo y malhumorada por causa de algún contratiempo matutino, este hombre, con su sonrisa, me devolvía el ánimo y la energía perdida. Un día cualquiera me encontré un sustituto: una especie de autómata, de rostro gris y poco expresivo. Eché de menos al hombre de la sonrisa, y hasta intercambié con él unas frases cuando regresó al sitio. Ahora ya no está, y yo no cruzo de acera para buscar el diario porque sin él, ya no es lo mismo.

dexter dijo...

Yo también pienso que la sonrisa siempre es más interesante. A mí una sonrisa bonita es que me derrite y te diré que en parte las dos parejas que he tenido me han conquistado por su sonrisa. Aunque una buena carcajada alguna vez es de lo más sano. Esos momentos de risa floja entre amigos - sin necesidad de que haya alcohol por medio- no se pagan con dinero.
Como decía Peter Sellers - que nos dejó hace justamente hoy 29 años- en El guateque la risa mueve al mundo. Y te dejo con otro diálogo de película sobre la risa. En Camino a la perdición uno de los hijos de Tom Hanks le pregunta a Daniel Craig "Oye,¿y tú porqué siempre te estás riendo?" y éste le responde "porque todo es divertido de cojones".

El Impenitente dijo...

En "Al este del Edén", de Steinbeck, un personaje, Dessie, es una modista que tiene éxito únicamente porque con su risa y su sonrisa hace más feliz a la gente. Por mal de amores deja de sonreír y su negocio se va al traste.

También me quedaría con la sonrisa, si hubiese que elegir, claro.

Simone B. dijo...

Suelo sonreír y reír aunque ultimamente no tengo demasiados motivos, pero como dices es importantísimo..y me uno al club de los que prefieren la sonrisa a la risa.

Eso sí..una de las cosas que más valoro es la gente que te hace reir o sonreír estés en el estado que estés, he tenido mucha suerte y siempre he encontrado gente así y son como aire fresco.

Saludos ;)

Arual dijo...

Ya lo he contado alguna vez en mi blog pero mi marido me enamoró por su sonrisa, y sigue haciéndolo cada día. Aunque ahora tengo una en mi vida que todavía es más espectacular, la de mi hijo, ufff!!!

bebita dijo...

Los que adoramos la ropa sabemos lo importante que es elegir un buen complemento. Sin duda, la sonrisa nunca falla: combina con todo, te hace afrontar el día a día con más optimismo y, encima, es contagiosa...
Un beso!

Silvia dijo...

Adoro esa película, y por supuesto adoro a Robert... jaja.

Bss.

Jo Grass dijo...

Sonreir no sólo favorece, también genera energía positiva y fomenta la empatía con los que te rodean. Y, qué te voy a decir de la risa: adelgaza y mejora el cutis más que el yoga facial!!!

Un placer que pasaras por mi cocina. Serás bienvenido siempre que te apetezca degustar un plato, reconozco que en muchos casos salpimentado "en femenino".
El menú se sirve los jueves y es apto para todos los públicos.
Un cariñoso saludo. A ver si puedo curiosear por el resto de tus blogs, que veo eres muy prolífico!!!

C.C.Buxter dijo...

Completamente de acuerdo, pero... voy a hacer un "elogio de la seriedad", por la cuenta que me trae (ya sabes que la gente suele decirme que soy "demasiado serio").

Una cosa es ser una persona positiva, con sentido del humor y alegre, y otra muy distinta es reírse de todo y de todos las veinticuatro horas del día. Personalmente, no soporto a los "graciosos" que no pueden hablar en serio ni una sola vez. Ya se lo decía a Chandler el novio psicólogo de Phoebe: "te escudas en el humor para no afrontar los problemas de la vida".

Ah... comprenderás que yo también prefiera la sonrisa a la risa estruendosa :-)

Lola dijo...

"Reir es una cosa muy seria" decía uno de los Hermanos Marx. Lola

*V* dijo...

Terapeutica... y complicada, pero si no se intenta no se consigue. Así que intentar reir, o sonreir siempre, no es tan facil eso fijo. Pero que sano es poder reirse de todo.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Inés, pues tendremos que empezar todos a dar la misma respuesta, vaya...

Jo, qué historia tan bonita. Yo siempre agradezco que quien me atienda, en cualquier sitio, lo haga así. Si no, no merece la pena. Claro que volveré por tu cocina.

Dexter, es verdad que la risa mueve al mundo. Lo que no sé es si todo el mundo tiene ganas de moverse. Buenas citas cinéfilas, sí señor.

Impenitente, la moraleja es obvia...

Simone, pues entonces eres afortunada, porque hay gente que a veces no encuentra sonrisas justo cuando más las necesita...

Arual, tú también eres de las afortunadas. Dos sonrisas únicas, qué maravilla... Seguro que ellos piensan lo mismo de la tuya.

Bebita, y tanto que es contagiosa, qué te voy a contar que no sepas...

Silvia, es que adorar a Robert Redford era y es fácil. Tanto para vosotras como para nosotros, cada uno con sus motivos. Pero este tío es grande...

C.C.Buxter, yo es que también soy de los serios. Intento no serlo demasiado y sonreír, pero cada uno es como es, claro...

Lola, sí, y yo diría más: puede que reír sea la cosa más seria.

V, y por eso que no es tan fácil tendríamos que valorarlo más, ¿no?