lunes, julio 06, 2009

Mujer que piensa...

Hace ya bastante tiempo que me topé por mi barrio con esta pintada y captó mi atención de inmediato. La mayoría de las pintadas que veo por mi entorno suelen ser firmas de sus autores más o menos comprensibles por los suyos, y no mensajes. Por eso me intrigó leer un mensaje. Y luego me impactó leer ese mensaje concreto. "Mujer que piensa, mujer violenta". Por más vueltas que le doy, no soy capaz de encontrarle lógica alguna ni consigo ponerme en la piel de la persona que escribió esa frase en una pared. No logro entender qué vivencia, idea o comportamiento ha llevado al autor a proclamar en público (pero de forma anónima) esta sentencia. Es más, es que, y aún cuando el camino fácil es pensar que el autor es un hombre, ni siquiera me atrevería a descartar que no haya precisamente una mujer detrás de ese despiadado juicio hacia las féminas pensantes.

También es posible que aquí esté yo, estrujándome las neuronas, y en realidad no haya nada detrás de la pintada. A lo mejor es sólo una frase que le pareció más o menos graciosa a la persona que la escribió. A lo mejor era uno de entre un grupo de chavales de botellón que culminó así un juego dialéctico que puede que ni ellos mismos entendieran. O a lo mejor es la justificación que un pobre hombre quiso proclamar al mundo para dar apariencia de normalidad precisamente a eso, a la violencia que puede que él mismo ejerza sobre alguien cercana pensando que está obrando correctamente. La única certeza que tengo ahora mismo sobre esa pintada (y es más una sensación de certeza que una certeza en sí misma) es que el autor de esta pintada no estaría dispuesto a sentarse conmigo y debatir acerca de la idea que quiso inmortalizar sobre una pared y que a día de hoy nadie ha querido borrar.

6 comentarios:

Petrarca dijo...

Estremece imaginarse el momento "físico" de la pintada, ponserse en el lugar del autor en el momento en que se dio cuenta de que "piensa" no le iba a caber en la primera línea y decidió pasarlo a la segunda. Terrible.

bebita dijo...

Algo parecido venían a decir las consignas de la Sección Femenina... Qué miedito!
Un besote.

El Impenitente dijo...

En Castellón, junto al piso donde vivía un amigo mío, había una pintada que decía "el Comando Cretino no destiñe". ¿Qué significaba? Ni idea. Pero era fabulosa.

carlos dijo...

El impacto de una frase ocurrente o rara en la pared es muy muy llamativo. Siempre he tenido la tentación de hacerlo....

Juan Rodríguez Millán dijo...

Petrarca, tú lo has dicho. Estremece.

Bebita, sí que da miedo ver lo que piensa a veces alguna gente, sí... Recuerdo aquel post tuyo. Este debe de ser de la misma cuerda, pero de sentido contrario.

Impenitente, esa tiene gracia. No quiero ni imaginarme el momento de su elaboración...

Carlos, yo reconozco que me puede el respeto al mobiliario urbano y las paredes ajenas. Algo que no se estila mucho, por cierto...

Javier Solera dijo...

Interesante reflexión. Los mensajes callejeros impactantes tienen un valor mucho más importante que el que se les suele dar. Los romanos ya los escribían.
A veces encuentras grandes verdades y otras, frases casi incomprensibles como esta.
Yo creo que es, más bien, un intento de feminismo. Mujer que piensa, y se da cuenta de su situación, se vuelve violenta (contra los hombres). Supongo que querría decir eso.