miércoles, agosto 25, 2010

El mundo es maravilloso

El lunes murió George David Weiss. ¿Que no sabéis de quién os estoy hablando? No me sorprende. Hasta hace unas horas, jamás había escuchado su nombre. Pero no os preocupéis, yo os lo digo. Escuchad esto, que seguro que reconocéis.



Y ahora esto otro, que también es va a sonar.



George David Weiss es el tipo que escribió la letra de estas canciones, la primera de ellas junto a Bob Thiele y la segundo con Luigi Creatore y Hugo Peretti. Me he enterado de su muerte por pura casualidad, en un breve del informativo de Cuatro. Y me he puesto a pensar lo injusto que es el reconocimiento que le damos a unos y a otros en esta vida. Si no cantas tus propias canciones, el compositor o el letrista pocas veces encuentran un hueco en la historia, igual que un guionista que no dirige pocas veces logra el merecido reconocimiento por una película que crea leyenda en el cine. Pasa en la cultura, pasa en la vida. En este caso, sin George David Weiss, jamás habríamos escuchado estas canciones. Son sus palabras, sus sensaciones. Y podemos tener en la cabeza a Louis Armstrong cantando la primera o a Elvis Presley interpretando la segunda, pero la idea nació antes de que ellos entraran en el proceso.

Porque al final veo árboles verdes, rosas rojas, cielos azules, días brillantes, niños que aprendarán más de lo que yo sé, los colores del arco iris, amigos que me preguntan qué tal estoy, alguien que toma mi mano y también mi vida, algunas cosas están predestinadas. Porque no puedo evitar enamorarme de ti y porque el mundo es maravilloso. Eso dicen las letras de estas dos canciones, de dos de los pedazos que dejó George David Weiss en este mundo. No hace falta ser un melómano empedernido para saber que ambas forman parte de la vida de millones de personas que han crecido, se han enamorado y se han emocionado con ellas. Y mientras se escuchan canciones como éstas, sí, el mundo es maravilloso. Incluso cuando no lo es.

8 comentarios:

bebita dijo...

:)

Espero que en el cielo siga provocando sonrisas y optimismo.

Sonix dijo...

Mira, yo tampoco lo conocía por su nombre ni me enteré de su muerte, sin embargo está ahí a través de lo que dejó. Supongo que el destino de muchos es crear genialidades y que pasen sin tener la fama que otros tienen gracias a ellos. No sé... al final se sabe que hizo algo grande, para mí esas canciones son muy grandes, como para ti. Preciosas palabras, las suyas y las tuyas.

Y mientras se escuchan canciones como éstas, sí, el mundo es maravilloso. Incluso cuando no lo es.

Me ha encantado esto. ;)

Jose Vte. dijo...

Yo tambien he oido la noticia hoy, y he pensado cosas parecidas a las que comentas en tu estupenda entrada, es injusto que un creador quede tan en el anonimato, no solo es cuestión de fama, tammbién lo es de dinero y reconocimiento.

Nos convenció de que el mundo es un lugar maravilloso.

Anna Jorba Ricart dijo...

Lo he leido. ..compositor magnifico de joyas cantadas por Frank Sinatra, Presley,Perry Como, Patti Page o Kay Starr,compositor de musicales en Broadway...siempre estarán presentes en nuestro recuerdo y alguna de ellas, forma parte de mi vida.

Margot dijo...

Juan, qué bonito tu comentario. Ya sabes que yo no pienso que "El mundo es maravilloso" pero sí creo que hay personas maravillosas que nos hacen que todo sea más fácil. George David Weiss es una de esas personas y quienes nos han dado a conocer su obra, también. Qué diferencia con lo que se escribe y se escucha ahora.

El Impenitente dijo...

La música te lleva a sitios que pensabas que ni existían. Y la gente que es capaz de transportarte a sitios así tienen el agradecimiento perpetuo de infinidad de seres y ellos lo saben, aunque su nombre no figuren en letras de neón ni tengan una estrella en ningún paseo de la fama.

Y es un tópico, pero que gente así muera es indiferente salvo para sus familiares. Para los demás Weiss no puede morir nunca. Es imposible.

Trilce dijo...

También es que nuestra cultura actual tiene un culto a la persona salvaje. En otro tiempo esas cosas daban más igual... es preferible que recuerden tu obra a que recuerden tu nombre. Hoy en día no y por eso nos parece tan injusto que este señor no sea conocido, pero es conocida su obra e igual eso le vale.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Bebita, seguro que sí.

Sonix, muchas gracias, anima mucho que le dediquen a uno elogios así. Al final es lo importante, que quede el trabajo de uno, pero el reconocimiento creo que es justo. Por eso quería hablar de ese letrista, que al fin y al cabo tiene su importante granito de arena en que conozcamos estas canciones.

José Vte., lo importante es que se dé difusión a los méritos, que quede claro a quién son atribuibles. Lo hizo, lo hizo...

Anna, pues me das la razón con tus palabras. Si forma parte de tu vida, merece al menos la palabra amable de despedirle con una sonrisa.

Margot, muchas gracias. Lo importante es encontrar algo maravilloso, sea el mundo, personas o cualquier otra cosa.

Impenitente, pues mira, vas a tener razón. Es la mejor forma de inmortalidad que se me ocurre.

Trilce, totalmente de acuerdo. Con demasiada frecuencia se nos olvida que la música, como tantas otras cosas, es un trabajo de equipo y personalizamos en el rostro que vemos y en la voz que escuchamos. Ojalá a él le bastara con lo que le tocó vivir, eso sería lo mejor para él y para los suyos.